Jueves, 19.09.2019 - 15:35 h
Mediante su filial CIMIC

ACS logra un contrato de 739 millones de euros en Australia por servicios mineros

El proyecto de la española, con el gigante BHP Billiton, es para un periodo de cinco años y prevé la creación de hasta 300 puestos de trabajo locales.

El presidente de ACS, Florentino Pérez, durante un acto en la Comunidad de Madrid.
CIMIC, la filial australiana de ACS, logra un contrato por 739 millones / EP

El grupo australiano CIMIC, filial de la española ACS, anunció hoy la obtención de un contrato con el gigante BHP Billiton valorado en 1.200 millones de dólares australianos (739 millones de euros) para suministrar servicios de minería en la operación de Mount Arthur Coal, en Hunter Valley, en el estado de Nueva Gales del Sur. El contrato es para un periodo de cinco años y prevé la creación de hasta 300 puestos de trabajo locales, según un comunicado de prensa de CIMIC.

El nuevo acuerdo con Thiess, la unidad de servicios mineros del grupo CIMIC, incluye servicios de diseños, planificación y programación de minas, operaciones de voladura y perforación, remoción de sobrecargas y extracción de carbón.

"Este es el tercer contrato consecutivo que BHP concede a Thiess en Mt. Arthur Coal. Reconoce la capacidad de nuestro equipo especialista en minería en la compleja geología de Hunter Valley y la habilidad de nuestro equipo para trabajar de manera flexible con nuestro cliente", señaló el director ejecutivo de CIMIC, Michael Wright.

Una noticia que se suma a la de otra de las filiales de la compañía, Cobra, que ya ha empezado a explotar un parque eólico marino frente a la costa escocesa de Aberdeen en el que tiene previsto invertir 450 millones de euros e instalar una potencia de 50 megavatios, de acuerdo con un comunicado remitido hoy por la compañía. En esta primera fase, la compañía ha instalado una turbina flotante de 2 megavatios que ya ha empezado a enviar electricidad a la red británica de transmisión.

En la segunda fase de este proyecto que está desarrollando la compañía y que prevé terminar dentro de dos años, Cobra tiene previsto instalar cinco aerogeneradores más con una potencia individual cada uno de 9,6 megavatios. Cobra posee el 90 por ciento de este parque eólico marino, denominado Kinkardine, y el 10 por ciento restante es propiedad de diversos socios escoceses.

Este proyecto tiene una tarifa garantizada de 3,5 ROCs (Renewable Obligation Certificates) que equivalen a 190 euros por megavatio hora. Además de esta planta en el Mar del Norte, Cobra posee en Taiwán un proyecto similar con una potencia a desarrollar de hasta 2.500 megavatios en los próximos 8 años.

Ahora en Portada 

Comentarios