Domingo, 25.08.2019 - 09:50 h
A través de Cimic

ACS se adjudica el proyecto del metro de Brisbane (Australia) por 3.400 millones

​S​e trata de Cross River Rail de Brisbane, una línea de metro de 10 kilómetros de longitud, de los que 5,9 kilómetros discurren bajo un río.

Florentino Pérez ACS
ACS se adjudica el proyecto del metro de Brisbane (Australia) por 3.400 millones. / EFE

ACS se ha adjudicado la construcción de una nueva línea de metro en Brisbane (Australia), que incluye un túnel bajo el río del mismo nombre, así como su posterior mantenimiento, un proyecto estimado en un total de 3.400 millones de euros que constituye el mayor de la historia del Estado de Queensland, según informó el grupo constructor.

La compañía que preside Florentino Pérez se ha hecho a través de su filial australiana Cimic con este 'macroproyecto', con el que refuerza su cartera de obras en este país, su segundo mayor mercado por ingresos por detrás de Estados Unidos.

El denominado 'Cross River Rail' de Brisbane supone construir una línea de metro de 10 kilómetros de longitud en Brisbane, de los que 5,9 kilómetros discurren en un túnel bajo el río. Además, abarca la ejecución de cuatro estaciones subterráneas y otras dos en superficie.

La línea atravesará la ciudad y discurrirá entre el parque de Dutton, al Sur del centro financiero, y la estación de Roma, en el Norte. Además, abarca la ejecución de seis estaciones, cuatro de ellas subterráneas y otras dos en superficie.

Triple contrato

La línea atravesará la ciudad de Brisbane, dado que discurrirá entre el parque de Dutton, al Sur del centro financiero, y la estación de Roma, en el Norte.  El grupo se encargará de este proyecto a través de un triple contrato. Por un lado, tres filiales de Cimic lideran el consorcio que se ha hecho con el diseño, financiación y construcción de la línea. Sus socios en la obra serán DIF, Ghella y BAM International.

En paralelo, la compañía australiana, también mediante dos de sus sociedades, se encargarán también de acometer la instalación de todos los sistemas de la línea, como son las de señalización y de telecomunicaciones. Posteriormente, una vez que la línea esté en servicio, previsiblemente en 2024, Cimic, a través de su filial UGL, se encargará de su mantenimiento durante los próximos 24 años.

Con la construcción de esta histórica infraestructura, Queensland busca reducir la congestión del tráfico de la ciudad de Brisbane y hacer la ciudad más "habitable", según indicó la entidad pública promotora del proyecto.

Además, esta firma calcula que durante los cinco años que duren las obras se generarán unos 7.700 puestos de trabajo, con una media de 1.500 empleos al año y un máximo de 3.000 en el pico de mayor intensidad de los trabajos.

Mercado estratégico

ACS suma este proyecto a la destacada cartera de obras con que cuenta en Australia, un mercado estratégico para la compañía y el segundo por ingresos del grupo, en el que en los últimos meses ha logrado destacados contratos de obras similares. A finales del pasado año el grupo se hizo, junto con la también española CAF, con la construcción y posterior operación y mantenimiento del tranvía de Parramatta, ciudad próxima a Sydney por unos 1.520 millones de euros y, posteriormente, en febrero de este año, ambos lograron la mejora del transporte regional en Dubbo, al Noroeste de Sydney, por otros unos 792 millones de euros.

En paralelo, a comienzos de este año ACS logró otra obra histórica en su primer mercado, Estados Unidos, la construcción de un conjunto de túneles y puentes en la autopista I-64 Hampton Roads de Virginia (Estados Unidos) valorado en 3.000 millones de euros.

Ahora en Portada 

Comentarios