Sábado, 21.09.2019 - 04:29 h
Tras el anuncio de inversión del Gobierno

ACS vuelve a intentarlo en las renovables: tiene en cartera construir 10.800 MW 

La constructora abordará esta nueva apuesta por las renovables a través de Bow Power y seguirá el modelo que mantiene en concesiones con Abertis.

Panales solares / EFE
Seguridad Nacional ha identificado la inversión en energías renovables como uno de los canales emergentes del blanqueo de capitales / EFE

Después de salir de Saeta Yield, ACS vuelve a apostar por el negocio de la energía y la construcción de todo tipo de plantas generación de energías renovables ante la "alta demanda" que detecta de este tipo de instalaciones, según ha anunciado este jueves el presidente de la compañía, Florentino Pérez, en la presentación de resultados a analistas. Un anuncio que llega sólo unos días después de que el Ejecutivo de Pedro Sánchez desvelara que sus planes de energía y clima conllevarían la creación de 300.000 puestos de trabajo y 200.000 millones de euros de inversión.

El grupo tiene en cartera la promoción de plantas y parques renovables que suman 10.800 megavatios (MW) de potencia, de los que 2.000 MW están ya en desarrollo y construcción con una inversión de 1.600 millones. "Se trata de cifras muy relevantes que nos sitúan como uno de los agentes de referencia y como uno de los más dinámicos del sector", aseguró Florentino Pérez durante la presentación.

Buscará socios

El grupo está abierto a sumar socios que contribuyan a desarrollar esta inversión, según detalló el director general corporativo del grupo, Ángel García Altozano. "Iremos incorporando a socios que nos ayuden tanto en 'equity' [capital] como en deuda", ha indicado García Altozano.

ACS aborda esta nueva apuesta por las renovables a través de Bow Power, sociedad que actualmente controla al 100% tras recientemente comprar la participación del 49% de GIP. Este fondo vendió su parte toda vez que esta firma estaba vinculada a la alianza que los dos tenían en Saeta, la firma de renovables que vendieron el pasado año.

Así, según García Altozano, a través de Bow Power, ACS pretende abordar en el mercado de las renovables un 'modus operandi' similar al que emprenderán con Abertis junto con Atlantia en el sector de las concesiones de las infraestructuras de transporte.

En concreto, ACS cuenta con una cartera de proyectos de renovables de 10.800 MW, de los que 7.700 MW corresponden a plantas fotovoltaicas, otros 2.900 MW a parques eólicos y los 200 MW restantes, a proyectos termosolares. España figura como uno de los mercados en los que la compañía prevé abordar estos proyectos, si bien el grueso se abordarán en el exterior, concretamente en México, Perú, Brasil, Chile, Sudáfrica y Taiwán.

Cinco años después de Saeta

En la actualidad, la compañía tiene ya en explotación o desarrollo 2.000 MW también de distintas tecnologías y diferentes países. Los proyectos ya en desarrollo suponen una inversión de 1.600 millones de los que ya se han aportado unos 800 millones, detalló Altozano. En España, el grupo resultó adjudicatario de varios proyectos en las últimas subastas de capacidad renovable que ha realizado el Gobierno.

ACS regresa al sector de las renovables cinco años después de que en 2014 constituyera Saeta, sociedad en la que agrupó los activos de generación de energía limpia que entonces tenía para sacarlos a Bolsa, toda vez que constató la dificultad de venderlos de forma directa. La constructora y GIP mantuvieron una participación del 24,4% cada uno en Saeta hasta el pasado año, cuando vendieron esta sociedad a través de la OPA que lanzó el también fondo Brookfield.

Incrementará un 10% el beneficio y elevará el dividendo

ACS prevé elevar su beneficio neto más de un 10% en 2019 respecto a 2018, con lo que superará la barrera de los 1.000 millones de euros, según Florentino Pérez, que ha avanzado que en marzo el consejo aprobará un "notable" incremento del dividendo. 

El grupo constructor y de servicios, que se había marcado el objetivo de los 1.000 millones de beneficio para 2016, ganó el año pasado 915 millones, el 14,1% más que en el ejercicio anterior, apoyado en la aportación a las cuentas del grupo de Abertis y en el negocio internacional.

Durante la presentación a analistas, Pérez ha destacado que la alta diversificación geográfica del grupo garantiza la estabilidad en el crecimiento del grupo ante cualquier posible cambio de ciclo en cualquiera de los mercados, y ha subrayado que la "estratégica" compra de Abertis mejora la visibilidad y recurrencia de los flujos futuros de ACS.

Preguntado por el dividendo, ha explicado que, como es tradicional, éste se decidirá en el consejo de administración de marzo y que se "incrementará, seguro, por los buenos resultados de 2018 y las buenas perspectiva que tenemos para 2019". Será una "subida notable", ha apuntado el presidente del grupo a preguntas de los analistas, quien ha señalado que el "pay out" (parte del beneficio que se reparte en dividendos) actualmente situado en el entorno del 50-55%, se acercará a lo que hacen otras empresas del grupo

Ahora en Portada 

Comentarios