Domingo, 05.04.2020 - 17:17 h
Clave en el cierre del ejercicio 2019

ACS 'saca petróleo' con las renovables y acumula una cartera de hasta 6.200 MW

De Japón a México, pasando por Brasil y Taiwan, Florentino Pérez tiene la mirada puesta a partes casi iguales entre la fotovoltaica y la eólica.

Florentino Pérez y Fernández Verdes en la junta de accionistas de ACS
Florentino Pérez y Fernández Verdes en la junta de accionistas de ACS. / José González

ACS sigue con el foco puesto en las renovables para vender activos fuera de España. Para tal fin, ha identificado hasta 6.200 MW en proyectos de renovables alrededor de todo el mundo y los ha colocado en su cartera, tal y como la propia compañía reconoció en su presentación a inversores de las cuentas de 2019 que ha tenido lugar este miércoles. 

El crecimiento del portfolio en renovables de la constructora de Florentino Pérez es una forma de aumentar el músculo de la compañía. Esta estrategia ya pudo constatarse en los resultados del primer semestre de 2019, presentados en julio, cuando la deuda de la compañía creció hasta los 725 millones por, entre otras cosas, el desembolso en proyectos de energías renovables por importe superior a 600 millones. 

Ahora, y a cierre del ejercicio, la compañía sigue con importantes proyectos en este sentido y ha señalado algunos de ellos, tanto de energía fotovoltaica como de eólica. En concreto, ha puesto en el mapa varias ubicaciones en América Latina, como México, Colombia o Brasil, en las que habría 'echado el ojo' a varios de ellos, todos relacionados con la generación de energía solar de la que prevé conseguir unos 3.230 MW. 

En casos como Panamá, además de las propias fotovoltaicas, ACS también se ha fijado en proyectos eólicos. De hecho, de este tipo de energía verde se encuentran en el 'pipeline' 2.970 MW, de acuerdo con la información que facilita la propia compañía. Estos, más allá de esta ubicación, también son interesantes para la constructora en otras partes del mundo como Japón o Taiwan

Así, entre ambas espera conseguir un total de 6.200 MW, con un 52% en fotovoltaica y un 48% en eólica. La compañía asegura que la apuesta es de tal envergadura que el desarrollo de renovables en España, unido a los proyectos de grandes plantas industriales, compensarían la terminación de importantes contratos a finales de 2018 en Oriente Medio, iniciativas que auparon la división de Servicios Industriales. 

ACS desveló hace apenas unas semanas el nombre del comprador de sus activos fotovoltaicos en España, la petrolera Galp Energía. Esta compañía se quedará con todas las plantas y proyectos de energía solar en nuestro país que agrupaba en su filial Zero-E y que suman una potencia de 2.930 megavatios, con un valor de la compañía de 2.200 millones de euros. 

Los beneficios de esta operación, 330 millones de los que incluirá en las cuentas de 2019 un total 250 millones, consiguieron 'maquillar' el balance de cierre de ejercicio que se presentó este mismo martes. La sociedad ha cerrado el año con 962 millones de beneficios, tras las provisiones acometidas para cubrir el agujero de BICC, compañía asociada a Cimic, la filial australiana. Las ventas de la constructora han seguido al alza llegando a los 39.049 millones, un aumento del 6,5%. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING