Martes, 16.07.2019 - 22:58 h
Nueva Declaración de Red 

Adif reajusta el AVE para crear un 'tercero en discordia' que presione a Renfe y SNCF

La solución pasa por equilibrar los paquetes B y C, de manera que los dos nuevos entrantes tengan capacidad para desarrollar proyectos 'low-cost'. 

Tren, Trenes, AVE, Adif, Alta Velocidad
Adif quiere incrementar un 60% la capacidad de la Alta Velocidad en España

El Administrador de Infrestructuras Ferrovirias (ADIF) está ultimando la nueva Declaración de Red que supondrá el banderazo de salida para la liberalización del AVE y que debe ser presentada el próximo día 1 de julio. La compañía dependiente del Ministerio de Fomento trabaja sobre las alegaciones recibidas de los distintas empresas interesadas a raíz del documento base formulado a mediados de abril. Los ajustes más sustanciales del nuevo plan de acción se traducen en un mayor equilibrio de la oferta de capacidad que finalmente será asignada a los dos paquetes destinados para los nuevos operadores que competirán con Renfe a partir de diciembre de 2020.

El planteamiento inicial de Adif estructuraba la vía férrea con un incremento de capacidad del 60%, si bien casi tres cuartas partes de las operaciones futuras, un 70% más o menos, se destinaba al paquete incumbente claramente destinado a Renfe. A partir de ahí se repartían aproximadamente un 30% de las circulaciones o surcos de una manera un tanto desigual, lo que facilitaba la incorporación de un segundo operador realmente competitivo pero a costa de dejar al tercero como un simple convidado de piedra con una participación muy escasa y que, a duras penas, alcanzaba un 10% de la futura 'tarta'.

La distribución de capacidades limitaba las opciones del eventual tercer operadora a un total de cinco trenes al día en el corredor Madrid-Barcelona y cuatro en los otras dos principales líneas del AVE que son Madrid-Sevilla y Madrid-Valencia. Todo ello con el añadido de que en estos dos últimos ejes es necesario repartir los cuatro surcos teniendo en cuenta los desdoblamientos respectivos del  AVE a Málaga y a Alicante. En definitiva, una propuesta muy limitada y con mínimas opciones para hacer la competencia a Renfe y al segundo operador que, previsiblemente, será uno de los grandes 'national champions' europeos.

La operadora estatal francesa SNCF es la que ha mostrado hasta la fecha las mejores cartas credenciales para hacerse con una licencia en la liberalización del transporte ferroviario de viajeros en España. La SNCF ha hecho pública su intención de trasladar a nuestro país el modelo 'low-cost' adoptado en Francia y es de esperar que sus dirigentes no escatimen esfuerzos a la hora de ganarse el favor de Adif con una oferta realmente atractiva, capaz de romper en la práctica el monopolio de Renfe. A tal efecto, la propuesta original de la futura red concedía al denominado paquete B un total de 16 circulaciones diarias para cada uno de los tres corredores del AVE, lo que equivale a un tren por hora y sentido.

Los técnicos de  Adif están comprobando ahora la viabilidad de trasvasar algunos de los surcos desde el paquete B al C, con el fin de que este último no se convierta en una licencia menor destinada a servicios charter para viajeros en transición entre dos puntos de un mismo corredor. No se debe olvidar que el objetivo de fondo de la liberalización consiste en fomentar la competencia y para eso es fundamental que existan varios operadores con una oferta integral que, además de tensionar el liderazgo incontestable de Renfe, sean capaces también de competir entre sí por la cuota residual del mercado que les otorga el programa de liberalización en España.

Baile de contactos para formar consorcios

La segunda modificación de fondo que entraña la nueva Declaración de Red apunta a una ampliación del plazo destinado a los futuros operadores para que elaboren sus propuestas y, en consecuencia, trasladen a Adif sus peticiones de capacidad. En un principio estaba previsto que las empresas interesadas remitiesen sus planes antes de que terminase el mes de julio pero el Gobierno ha decidido extender ahora el plazo hasta el 31 de octubre. A partir de esa fecha, los responsables de gestionar la infraestructura ferroviaria dispondrán de mes y medio, hasta el 15 de diciembre, para decidir los beneficiarios de las tres licencias; dos si se tiene en cuenta que Renfe tiene ganada de antemano la adjudicación del primer paquete de servicios.

Aparte de la empresa estatal española y su homóloga francesa, otras  entidades que también han formulado muestras de interés ante la apertura del AVE son Acciona y Air Nostrum a través de su filial Intermodalidad de Levante (Ilsa), así como Globalia y Talgo. Entre las grandes multinacionales extranjeras figuran también la alemana Deutsche Bahn con su operadora española Arriva y las dos empresas italianas, la pública Trenitalia y la privada NTV. Todas estas compañías han emprendido en los últimos meses un 'baile' de contactos a fin de asegurar una participación accionarial en futuros consorcios que, en todo caso, sólo serán constituidos una vez que Adif resuelva la adjudicación del concurso.​

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios