Los ferrocarriles valencianos, pioneros

El sector ferroviario invierte millones en autoconsumo solar para ahorrar luz

Adif construirá una planta fotovoltaica en Madrid e instalará placas en sus edificios para volcar energía a la red ferroviaria y abaratar su factura, la más abultada de España. Renfe seguirá sus pasos en los talleres. 

Instalación fotovoltaica (archivo)
El sector ferroviario invierte millones en autoconsumo solar para ahorrar luz
EFE

El sector del transporte gastó más de un tercio (36,8%) de la energía total consumida en España durante 2019, de la cual, menos del 1% corresponde al sector ferroviario. El ferrocarril presume de ser el medio de transporte más eficiente y buena parte de ese éxito lo tiene el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), que como gestor de los más de 18.000 kilómetros de vías en España es el principal consumidor energético de España. En un contexto energético como el actual, tanto ésta empresa pública como el resto de entes del sector siguen buscando soluciones para reducir su factura y para ello han lanzado una apuesta decidida por las energías renovables, con especial atención sobre la solar fotovoltaica. 

Adif y Adif AV continúan avanzando en su plan de autoconsumo energético, lanzado en noviembre de 2021, con el fin de rebajar el coste de sus instalaciones, estaciones y oficinas. La compañía actúa como intermediaria de las operadoras ferroviarias, que requieren de suministro eléctrico para mover los trenes por su red, y para ello adjudicó por 489 millones de euros durante dos años su supercontrato eléctrico, que se llevó mayoritariamente EDP. Sin embargo, el alto coste de la luz también repercute sobre sus instalaciones, y para apaciguarlo ha destinado más de 22 millones de euros a habilitar instalaciones de generación eléctrica mediante energías renovables que permitan generar hasta 35 gigavatios (GWh) de energía al año

La principal actuación del plan consiste en la construcción de una planta fotovoltaica de 15 MW en la localidad de Miraflores de la Sierra (Madrid), en un terreno de su propiedad junto a la boca sur del túnel de Guadarrama por el que circula la línea de alta velocidad que une la capital con el norte de España. Con una inversión de 13 millones de euros, se ocuparán cerca de 210.000 m2 de terreno para instalar un total de 15 MW de potencia y generar más de 23 GWh anuales. Los excedentes de esta planta se verterán a la red de distribución y repercutidos en otros puntos de consumo, utilizando la técnica del autoconsumo virtual. La empresa ya ha cursado los trámites administrativos necesarios para recibir las autorizaciones e iniciar la obra. 

A esa planta se sumará la instalación de 45 pequeñas instalaciones fotovoltaicas en cubiertas y marquesinas de estaciones. La instalación de las primeras 21 ya fue adjudicada al grupo Render por 2 millones de euros, y se ubicarán sobre cubiertas y marquesinas de las estaciones de Málaga, Alicante, Sevilla, Burgos, Zaragoza o la sede social de Adif en Madrid, entre otras. Estas instalaciones estarán operativas este año y suman una potencia total cercana a 1,8 MW. El contrato también contempla el mantenimiento de las mismas durante dos años y su instalación generará 2,7 GWh anuales de energía con un aprovechamiento medio superior al 99%.

El segundo paquete, adjudicado a principios de agosto a la misma empresa, contempla la ubicación de otras 24 instalaciones solares sobre inmuebles propiedad de Adif o Adif AV por un importe de 7,5 millones de euros. Estas instalaciones, que se ubicarán en Valencia, Antequera, Córdoba, Granada o Cuenca sumarán una potencia total instalada de 6,1 MW y generarán más de 9 GWh anuales, con un aprovechamiento del 85%. La empresa pública no descarta acoger nuevas instalaciones similares en solares de su propiedad mientras estudia implantar comunidades energéticas. 

Renfe sigue sus pasos

Renfe, a través de su filial de fabricación y mantenimiento, también lanzó a finales de julio su propio proyecto para instalar sistemas de generación mediante energía fotovoltaica en sus talleres. Está valorado en más de 12 millones de euros y hasta el 9 de septiembre está abierto a empresas interesadas en participar en la licitación. La operadora cuenta con 106 instalaciones de mantenimiento de trenes repartidas por todo el país que sólo en 2021 generaron una factura superior a los 10,9 millones de euros, según sus cuentas. El contrato mencionado afectará a 14 de ellas, las de mayor consumo (superior a 40.000 MWh/año) cubriendo el 41% de la energía que necesita y que supondrán un ahorro de 3,8 millones al año. 

Los ferrocarriles autonómicos ya lo hacen

La red ferroviaria española no sólo se limita a Adif, también existen otros operadores que a la vez son administradores, aunque sus redes tienen una menor extensión. Es el caso de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV), empresa que en el año 2008 instaló más de 10.000 paneles solares en sus distintos talleres de Valencia y Alicante y desde entonces ha conseguido cubrir el 100% de la electricidad que requieren anualmente para su actividad.

En la misma línea trabaja Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC), la operadora ferroviaria catalana que, con una red más extensa, tiene objetivos más modestos: de momento ha conseguido que toda la electricidad que consumen sus trenes y remontes provenga de fuentes renovables. Euskotren, en el País Vasco, también tiene implantados sistemas de conducción eficiente, mientras Metro de Madrid ha anunciado la instalación de placas fotovoltaicas en tres de sus talleres, que extenderá hasta un total de 13 junto a un sistema de recuperación de energía en el frenado. 

Mostrar comentarios