Domingo, 05.04.2020 - 14:06 h
Problemas de contratas y suministros de material

Adif retrasa la apertura del túnel de AVE en Chamartín y Atocha por el coronavirus

El túnel de 7 kilómetros que permitirá conectar el norte y el sur de España por alta velocidad sufre alguna complicación y no abrirá este trimestre

Imagen del túnel de AVE entre Chamartín y Atocha, en abril de 2016
Imagen del túnel de AVE entre Chamartín y Atocha, en abril de 2016 / EUROPA PRESS

El túnel de alta velocidad que unirá las estaciones madrileñas de Chamartín y Atocha no se abrirá durante el segundo trimestre de 2020, tal y como anunció Adif. La crisis sanitaria desatada por la pandemia de coronavirus lo ha trastocado todo, incluidas las obras en infraestructuras: la empresa pública estatal que gestiona las infraestructuras ferroviarias contempla ahora un retraso en la inauguración del túnel y espera que éste esté operativo para los viajeros de AVE en la segunda mitad del año, siempre que el Covid-19 no vaya a más. 

Así lo aseguran en Adif portavoces, quienes añaden que las obras continúan. "Se trabaja a destajo, pero han surgido complicaciones", confirman. El anuncio de apertura fue realizado por el ministro de Transportes José Luis Ábalos el pasado 2 de marzo, cuando el ministerio parecía tener amarrada la apertura. Pero el covid-19 ha alterado los planes de Fomento.

Aunque los detalles de las "complicaciones" técnicas no han trascendido, personas consultadas del Adif, que mantiene las obras en ejecución y de mantenimiento de las vías en los distintos puntos de España porque la construcción y la industria continúan funcionando con el decreto sobre el estado de alarma, apuntan a dos factores: primero, que allí donde una contrata o subcontrata identifique algún contagio o sospechoso de portar el coronavirus, ésta tendrá que parar las obras y poner a la plantilla en cuarentena, algo que ya ha sucedido en algún proyecto en el que la empresa estatal está inmersa; y segundo, porque los problemas de suministro de material se dan en todas partes con cada vez más frecuencia aunque el transporte de mercancías por tren y carretera sigue operando.

El anuncio de Ábalos a comienzos de marzo ha sido la primera vez en diez años en que el Gobierno compromete una fecha concreta para esta obra. En abril de 2010 el ex titular de Fomento José Luis Blanco (PSOE) garantizó que ese mismo año la perforación de las excavadoras abrirían el túnel y que éste funcionaría en 2012. Bastante más tarde, en abril de 2016, la sucesora de Blanco en el Ministerio de Fomento, Ana Pastor, proclamó que las obras se encontraban en su "recta final". Y en enero de 2018 el heredero de Pastor, Íñigo de la Serna (PP, como su predecesora), auguró que el estreno tendría lugar "en pocos meses". Todas las previsiones fueron erróneas. 

Diez años de promesas incumplidas

Se le apoda el tercer túnel de la risa por ser la tercera excavación que une las dos estaciones de tren de Madrid capital, las dos con más trasiego de España: el primero fue proyectado en tiempos de la Segunda República y estrenado en 1967 para trenes convencionales, atravesando los Nuevos Ministerios. El segundo, inaugurado más recientemente (2010), conecta sendas terminales a través de Sol y es de uso exclusivo de los Cercanías de Madrid. El tercero parece que no se irá más allá de 2020.

Las fuentes consultadas de la empresa pública destacan además que "no tiene sentido inaugurar un tren sin saber cuándo va a terminar el decreto de alarma", lo que derivaría en un "estreno fallido sin viajeros". Recientemente por razones similares se desbarató el estreno del AVE Low Cost de Renfe, AVLO, previsto para el próximo 6 de abril, Lunes Santo. 

Más tráfico a Chamartín, menos a Atocha

El tercer túnel de la risa no solo permitirá conectar el norte y sur de Madrid vía AVE: unirá el norte y el sur de España, y permitirá transportar muchos trenes de alta velocidad a la flamante Base de Mantenimiento Integral de Valladolid, uno de los mejores talleres ferroviarios de Europa. Los planes del Ministerio de Transportes pasan además por dar más importancia a Chamartín y desviar muchos pasajeros desde Atocha hasta la estación norteña.

Este miércoles 25 de marzo se aprobó definitivamente Madrid Nuevo Norte, más conocida como la Operación Chamartín: la conversión de la estación de Chamartín en estación pasante está en el centro de la que viene a ser la mayor operación inmobiliaria de España. Con el túnel, los AVE que van al norte (Valladolid, Segovia, León, Zamora) podrán viajar al sur (Barcelona, Levante, Andalucía) sin necesidad de hacer transbordo. Y según Adif, el túnel es "trascendental" para la liberalización del AVE, que en teoría arrancará en diciembre de este año.  

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING