Jueves, 19.09.2019 - 15:01 h
Informe de Gestión 2018

Aena atisba la sombra del Brexit: pierde 1,3 millones de pasajeros del Reino Unido

El operador controlado por el Estado advierte de impactos por el fenómeno en la seguridad aeroportuaria, el control de fronteras y el control aduanero

Imagen panel vuelos retrasados / EFE
Aena detecta una pérdida de 1,3 millones de pasajeros británicos durante 2018. / EFE 

La red de aeropuertos de Aena perdió durante 2018 más de 1,3 millones de pasajeros británicos, según los datos proporcionados este martes por la propia compañía, que ha atribuido este descenso a la recuperación de determinados destinos turísticos que compiten en el mismo rango que España y al impacto del Brexit, que ha condicionado la evolución del tipo de cambio entre el euro y la libra esterlina y ha encarecido los desplazamientos de los turistas británicos a la Unión Europea.

El dato es preocupante en la medida que el Reino Unido es el principal mercado exterior de los aeropuertos de Aena. En 2018, pasaron por algún aeropuerto del operador estatal 44.114.652, una cifra sensiblemente inferior (3%) a los 45.460.047 registrados en 2017.

El desplome del mercado británico, en un ejercicio en el que Aena ha ganado 14,5 millones de pasajeros, es un primer indicio del daño que el Brexit puede infligir al operador. La cuota total de ese mercado emisor ha caído del 18,2% al 16,7% entre 2017 y 2018, con el Brexit aún solo como una amenaza y no como una realidad.

El informe de gestión de 2018 del operador no presta, sin embargo, demasiada atención a un fenómeno que es probable que condicione de forma significativa su desempeño durante 2019, en función de cómo se acuerde a nivel europeo la desconexión del Reino Unido de la Unión Europea.

Aena admite también que el Brexit ha impactado sobre la actividad comercial de la compañía - la generada por las compras que realizan los viajeros en las zonas de tránsito de sus terminales - también por la devaluación de la divisa británica.

Más allá de esos impactos de pasado, Aena se limita a incluir el Brexit dentro de los riesgos de explotación que pueden afectar a la compañía en 2019 sin ir mucho más allá bajo el argumento de que "la concreción final estará sujeta tanto al proceso de negociación que el Gobierno Británico está desarrollando con la UE para determinar las condiciones finales de salida, como a los desarrollos normativos que tanto el Reino Unido como la UE puedan realizar ante la eventualidad de una salida sin acuerdo".

A corto plazo, Aena admite que a nivel operacional tendrá que afrontar cambios en sus aeropuertos en las áreas de seguridad aeroportuaria, el control de fronteras y el control aduanero, sobre los cuales asegura haber avanzado a través de varios grupos de trabajo en 2018.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios