Domingo, 16.02.2020 - 19:16 h
El plazo acaba el 4 de febrero

La Aena italiana irrumpe en la puja de 12 torres de control de la mano de Gallardón

También compiten Avinor, la estatal noruega. Además de FerroNats (Ferrovial) y Saerco, actuales operadores. El concurso supone 140 millones.

Vista del Aeropuerto de Córdoba desde su torre de control
Vista del Aeropuerto de Córdoba desde su torre de control / AENA

El 3 de febrero acaba el plazo para el concurso que Aena lanzó en noviembre de 2019 para adjudicar la gestión de las TWRs (Torres de Control) de 12 aeropuertos, liberalizadas en 2011. En concreto, va a renovar el servicio de tránsito aéreo (ATS) de los aeropuertos de A Coruña, Alicante-Elche, Cuatro Vientos, Fuerteventura, Ibiza, Jerez, La Palma, Lanzarote, Sabadell, Sevilla, Valencia y Vigo. Y es un contrato más que jugoso. La compañía pública adoptó la decisión después de comprobar el éxito del modelo implantado en 2011 que puso fin al monopolio que tenían los controladores de Enaire. Este nuevo concurso será por siete años, ampliable a tres años más, y tendrá una cifra de negocio conjunta de unos 140 millones de euros. 

Entre las empresas interesadas por llevarse la gestión de las 12 torres, irrumpe con fuerza un contendiente internacional que no estaba en las loterías. Se trata de Enav, la Aena italiana. La entidad constituyó el pasado jueves en Madrid una mercantil, Enav España Control Aéreo S.L., que tiene como administrador único a Maurizio Paggetti, director de operaciones internacionales de la firma italiana, y como socio único a Enav S.P.A., la matriz transalpina. Su objeto social es precisamente el servicio de tránsito aéreo. Como apoderados solidarios figura la letrada Cristina Coto del Valle, ex directora del Gabinete del exministro de Justicia y exalcalde Alberto Ruiz-Gallardón, y José Ruiz-Gallardón Utrera, hijo del expolítico, ambos socios actualmente de Ruiz-Gallardón Abogados.  

El exministro fundó en 2017 la firma, un bufete que recuperaba el que ya gestionó su familia en los años 50. El despacho, situado en la madrileña calle Velázquez, alcanzó en el pasado ejercicio una facturación de 1,2 millones de euros y cuenta con 13 abogados en su plantilla. La sociedad no ha hecho público en ningún momento su cartera de clientes, si bien siempre se ha especulado con su participación en la asesoría jurídica de Colas, la filial de carreteras del gigante francés de las infraestructuras Bouygues. No en vano, la entidad gala fichó al exalcalde de Madrid allá por el año 2016.

Torre de control, torres de control del aeropuerto de Barajas
La Aena italiana llega con Gallardón a la puja por la gestión de 12 torres de control. / EP

La compañía pública ha optado por seguir adelante con la reforma impulsada por el exministro de Fomento, José Blanco, en 2011, en plena batalla con los controladores aéreos de Enaire. Justo en 2011, Aena pactó con Enav la cesión de controladores durante un periodo de 16 a 24 meses con el fin de que actuasen de instructores en los centros de control de Madrid, Barcelona, Sevilla, Palma y Gran Canaria. Este personal se encargó de habilitar a los controladores españoles excedentes tras la privatización de las torres. 

Es decir, que la colaboración de Aena con Enav no es nueva. Y fue fructífera. Entonces, la compañía pública española explicó que el acuerdo tenía como objetivo que los controladores italianos pudieran actuar en los centros de control españoles como instructores de los profesionales españoles tras el proceso de privatización del servicio de las torres. Un proceso que se impulsó desde el ministerio socialista a final de 2010. Nueve años después, estamos al final de esta historia. 

Quién es quién en el concurso

¿Qué otros postores hay? Por supuesto se presentan al concurso FerroNATS (Ferrovial) y Saerco, actuales operadores. FerroNATS por volumen es el primer operador comercial de control de tráfico aéreo y de comunicaciones, navegación y vigilancia (CNS) en España, así como proveedor de servicios de Formación Inicial de controlador de tránsito aéreo y Operador AFIS. En su búsqueda de la excelencia, esta firma ha creado en 2018 una escuela de controladores aéreos, SkyWay. Saerco también quiere repetir concurso. Esta empresa fue en su día el primer proveedor español privado de tráfico aéreo, certificado por AESA; ha iniciado en 2019 su proceso de internalización y se ocupa de las torres de los aeropuertos de Kjevik y Vigra, en Noruega.

Recientemente Saerco ha conseguido los contratos de servicios ATC/AFIS en los aeropuertos de la Gomera, Burgos y Huesca y El Hierro -adjudicados en el 2018- y ha comenzado a dar servicio en marzo de 2019. También ha renovado en 2019 el contrato de prestación de servicios de tránsito aéreo en la torre de control del aeropuerto de Castellón, con una duración de cinco años, y desde el pasado septiembre se ocupa de la torre del aeropuerto de Ciudad Real.

Avinor e Indra

En la actualidad, FerroNATS gestiona el tráfico aéreo en los Aeropuertos de Sabadell, Madrid Cuatro Vientos, Vigo, Jerez, La Coruña, Valencia, Sevilla, Ibiza, Alicante-Elche, Córdoba, Lleida-Alguaire, La Seu D’Urgell y Murcia. Pero no lo tiene fácil. Los contratos de FerroNATS  y Saerco expiran en los próximos dos años. En cuanto a compañías internacionales sobresale la nórdica Avinor, la empresa pública de Noruega que opera la mayor parte de los aeropuertos civiles de este país. 

Avinor tiene experiencia en trabajar con firma españolas. Con Indra y su filial Indra Navia como suministradores tecnológicos, la noruega arrancó con éxito la primera prueba en 2018 para gestionar de forma remota tres aeropuertos simultáneamente, una operativa que podría implementar en las torres liberalizadas de llevarse el presente concurso. Entre los posibles candidatos a la puja también figura la alemana DFS Deutsche Flugsicherung GmbH, que en 2011 se presentó junto con Indra al concurso -que ganó FerroNATS y Saerco- bajo el nombre Tower Traffic Services.  

El hándicap jurídico de Enaire

Enaire no puede pujar en este concurso y así le quedo claro nada más convocarse el pasado noviembre. El hándicap jurídico parte de que Enaire es propietario del 51% del capital de Aena S.A. La convocatoria de la licitación pública coincidió con un congreso en Sevilla del sindicato Usca donde se sugirió que Enaire podría recuperar el servicio sobre los aeropuertos privatizados ofreciendo menor coste que el prestado por FerroNats y Saerco.  Por otro lado, un informe de la CNMC (E/CNMC/002/2018, Estudio de los Servicios de Tránsito Aéreo en España) detalla la gran disminución de costes -de un 60%- en las torres liberalizadas entre 2012 y 2017.

Aena defiende que los costes se han reducido sensiblemente desde la entrada de competencia, sin merma en la calidad del servicio. Según 'Expansión', el salario medio de un controlador de Enaire se sitúa en los 220.000 euros al año, cuando un controlador de torre de FerroNats cobra de media unos 60.000 euros al año, tres veces menos. Lo cierto es que siguen siendo el colectivo más numeroso. La plantilla actual de controladores de Enaire asciende a más de 2.000 efectivos para un espacio aéreo de más de dos millones de kilómetros cuadrados y dos millones de vuelos anuales, controlado a través de cinco centros de control y 22 torres, además de otros equipamientos.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING