Caída de pasajeros

Air France-KLM dispara sus pérdidas a 4.413 millones hasta junio por la Covid

La crisis del virus tuvo un impacto sin precedentes en el grupo, cuyo ebitda cayó de media 260 millones de euros cada mes, cifra que no obstante mejora las estimaciones iniciales de la compañía.

Avión De Air France
Air France-KLM dispara sus pérdidas a 4.413 millones hasta junio por la Covid.
AIR FRANCE - Archivo

El grupo Air France-KLM registró en el primer semestre del año unas pérdidas netas de 4.413 millones de euros, lo que supone casi veinte veces más que los 227 millones que perdió en el mismo periodo de 2019, debido a la parada de actividad durante la pandemia de coronavirus, según ha informado la compañía.

Los ingresos del periodo descendieron el 52,2%, hasta los 6.201 millones de euros, mientras que el resultado de explotación del semestre también fue negativo y arrojó unos números rojos de 2.368 millones frente al beneficio de 137 millones del año pasado. El resultado operativo sin amortizaciones e intereses (ebitda) entre enero y junio pasó de los 1.610 millones el año pasado, a anotar una pérdida de 840 millones este año.

El parón de la actividad ha tenido un impacto más acusado en el segundo trimestre, en el que los ingresos cayeron el 83,2% y se quedaron en 1.182 millones, mientras que las pérdidas netas ascendieron a 2.612 millones. La crisis del coronavirus tuvo un impacto sin precedentes en el grupo, cuyo ebitda cayó de media 260 millones de euros cada mes, cifra que no obstante mejora las estimaciones iniciales de la compañía, que pronosticaba 400 millones de euros de pérdidas mensuales.

Entre abril y junio la caída del número de pasajeros fue prácticamente total, el 95,6%, descenso que se modera hasta el 61,7% si se considera el primer semestre del año. El grupo ha aumentado con prudencia su capacidad para los meses de verano y la va adaptando según la demanda y las decisiones de los gobiernos sobre la apertura de fronteras.

Sin embargo, la visibilidad de la recuperación es limitada porque el comportamiento de los clientes está mucho más orientado al corto plazo que antes de la crisis sanitaria, especialmente en cuanto a vuelos de largo recorrido, explica la aerolínea. El grupo ha reducido su plan de inversiones para 2020 hasta los 2.100 millones de euros, lo que supone 1.500 millones menos que el objetivo inicial previsto para 2020, de 3.600 millones. La deuda neta del grupo tras al cierre de junio era de 7.973 millones.

Mostrar comentarios