Domingo, 17.11.2019 - 13:37 h
España pierde peso en la toma de decisiones

Airbus hará helicópteros en Hungría y Kazajistán tras el 'frenazo' en Albacete

La planta española ha dejado de construir helicópteros completos para tener un nuevo papel en la estrategia 'Major Component Assembly' del grupo.

Francia recibe su primer helicóptero NH90 para transporte táctico fabricado por Eurocopter
Airbus Helicopters sigue su expansión a costa de socios históricos. /L.I.

La estrategia de la división Airbus Helicopters del gigante aeronáutico europeo no deja de sembrar dudas en el sector, una vez visto que está decidida a trasladar producción a países con menores costes mientras la reduce en las factorías de sus principales accionistas. En marzo pasado los ánimos comenzaron a caldearse en la planta que la compañía tiene en Albacete, una vez que la empresa decidió un cambio de 'status quo' de la fábrica, en la que ya no se montarán aeronaves.

La historia viene de noviembre pasado, cuando desde la dirección de Airbus se anunció un nuevo modelo de producción para la factoría albaceteña, que aunque no afectaría a ninguno de los 450 puestos de trabajo, significaría perder la Línea de Ensamblaje Final (FAI) del programa del NH90 a favor de la planta de Marignane. A partir de entonces, la planta española pasó tener un nuevo papel en la estrategia MCA (Major Component Assembly) del grupo.  

Desde Airbus Helicopters defendían su decisión, argumentando que la planta pasa a depender de pedidos a escala mundial, cuando hasta ahora solamente se encargaba de las colas del 135, del Tigre (que no se va a hacer más) y del fuselaje delantero del NH-90.

Ocurre, no obstante, que mientras los responsables de la compañía venden a Albacete que no se perderá volumen de negocio y se convertirá en plaza clave al fabricar los segmentos de cola de todos los modelos en catálogo de Airbus, la dirección acomete aventuras empresariales en otros países, que parecen desmentir esa teoría.

Airbus Helicopters acaba de anunciar que ha elegido la ciudad de Gyula como localización de su nueva planta en Hungría. La dirección del grupo aeronáutico ha firmado un acuerdo de cooperación industrial con el Gobierno húngaro por el que confían en que, en 2021, comience la producción de pieza mecánicas de alta precisión y sistemas dinámicos para helicópteros. La factoría será controlada por una nueva 'joint venture' entre el Ejecutivo de Budapest y Airbus, con la mayoría en manos del grupo aeronáutico.

​En la misma línea, la cúpula francesa del grupo se ha aventurado a desembarcar en Kazajistán, país en el que se va a producir el helicóptero militar polivalente H145M, gracias a la 'joint venture' que se firmó en 2011 entre Airbus Helicopters y Kazakhstan Engineering.

Hasta que punto es curiosa la iniciativa que el Gobierno de Kazajistán ha destacado que será la primera vez que se construyan helicópteros militares en el país. Para hacer posibles este 'milagro', ha sido necesario el acuerdo cerrado este mes durante la Comisión franco-kazaja para la cooperación en armamento. Hasta ahora la Joint Venture había servido para la venta de helicópteros EC145 para los ministerios de Defensa y Emergencia kazajos. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios