Una gestora privada

Airbus y Sepi ultiman la creación del fondo de ayudas para la industria aérea

El responsable de Airbus Operations en España, Manuel Huertas, ha agregado que el proceso se está acelerando con el objetivo de constituirlo en febrero, aunque todavía no hay nada firmado.

Airbus
80% de la flota de aerolíneas se encuentran en tierra debido a las restricciones de movilidad.
AIRBUS

Airbus y la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi) están en las últimas fases de la creación de un fondo de rescate para la industria aeronáutica que podría empezar funcionar en febrero. El presidente de Airbus España, Alberto Gutiérrez, ha señalado este miércoles que se espera que el fondo, llamado Aerofondo, cuente con una dotación superior a los 100 millones de euros, y forma parte del acuerdo alcanzado a finales de julio pasado entre el fabricante europeo y el Gobierno español.

Se trata de un mecanismo que ya ha sido utilizado en otros países europeos, como Francia, con la intención de ayudar a empresas de suministro que se encuentran en dificultades. El fondo es una gestora privada, con fondos públicos que vendrán de la Sepi, o de alguno de sus organismo, y fondos industriales que vendrán de Airbus, así como de otras empresas industriales basadas en España.

El responsable de Airbus Operations en España, Manuel Huertas, ha agregado que se está acelerando el proceso de su creación con el objetivo de constituirlo en febrero, y que se ha progresado mucho en las últimas semanas, aunque todavía no hay nada firmado.

Un año sin precedentes

Los directivos han reconocido que 2020 ha sido un año sin precedentes para la compañía y la industria aérea en general, con un 80% de la flota de aerolíneas en tierra, debido a las restricciones de movilidad por Covid. No obstante, la compañía ha aprendido desde marzo "muchas lecciones" como las nuevas formas de trabajar con los clientes, incluso ha entregado aviones de forma virtual, permitiendo en diez meses avanzar más en el proceso de digitalización que en los últimos 10 años

Además, Airbus ha apostado por la revolución verde del sector y el desarrollo del avión comercial de hidrógeno, en el que Gutiérrez ve las mismas oportunidades que tuvo España en los años 90 con la fibra de carbono. En cuanto al recorte de plantilla en 1.600 trabajadores en España, el ejecutivo ha asegurado que Airbus está poniendo en marcha todas las medidas no agresivas para que los trabajadores que tengan que salir, lo hagan "en las mejores condiciones posibles".

Respecto de la planta de Puerto Real (Cádiz), en la que los trabajadores comenzaron el lunes un encierro contra lo que consideran "un claro desmantelamiento", Huertas ha explicado que ya tenía una situación "complicada" antes de la pandemia, después de que Airbus dejara la producción del A380, que se ha visto agravada por la Covid-19.

Gutiérrez ha añadido que el área de Airbus que más estabilidad ha tenido durante este año en España ha sido la parte de helicópteros. En este sentido, ha destacado que la división de defensa y helicópteros ha ayudado a paliar la crisis de la parte civil, gracias a que los clientes han adelantado pagos, pedidos y entregas.

En el área de aviones militares, hay buenas noticias para el A400M, que se produce en Sevilla y, de momento, tiene carga de trabajo hasta 2030, ya que se han abierto negociaciones con nuevos clientes, así como con países que quieren adquirir más unidades. "Es un programa que todavía puede dar alegrías. Estaremos exportándolo en dos años", ha agregado.

Mostrar comentarios