Jueves, 18.04.2019 - 23:16 h

Alarma en Vodafone España: provisiona 2.900 millones por la caída del negocio

Reserva esa cantidad en su matriz británica por el recorte de valor de sus activos en España, ante las previsiones de menor generación de caja.

Vodafone
Alarma en la compañía por los problemas en España. / L.I.

Duro golpe de Vodafone en España que ya tiene consecuencias financieras significativas para el grupo. La matriz de la teleco británica se ha visto obligada a provisionar 2.900 millones de euros por el recorte de valor de los activos con los que cuenta en este país. ¿La razón? El deterioro de su negocio sufrido durante los últimos trimestres y las previsiones de más caídas en el futuro.

"Tras las difíciles condiciones comerciales y económicas actuales, la dirección ha reevaluado el futuro esperado rendimiento empresarial en España", asegura la compañía en el balance presentado en el regulador británico. Según confirma, la generación de caja esperada es menor y esto obliga a esta gran provisión.

Esta decisión, junto con otros ajustes de valoración en otras áreas de la compañía, ha llevado a todo el grupo a nivel global a sufrir unas pérdidas de 7.800 millones de euros (con unos ingresos totales en todos los mercados de 21.800 millones).

No es la única decisión sobre los activos en España. El grupo también ha decidido dar de baja un activo por impuestos diferidos de 1.048 millones de euros en España. ¿La razón? "La reevaluación del desempeño futuro esperado del negocio y, en consecuencia, del menor flujo de efectivo proyectado", apunta la empresa.

¿Cuál es la valoración de todos los activos de Vodafone España? Según las últimas cuentas presentadas por Vodafone España SAU, correspondientes a su ejercicio 2017 (hasta marzo de ese año), los activos estaban valorados en 8.100 millones de euros. Aquí no se incluye otras sociedades, como Vodafone ONO u otras filiales como Vodafone Servicios o o Vodafone Enabler España.

No es el primer ajuste de valoración en libros que Vodafone lleva a cabo en España en los últimos años. Ni tampoco el primero que tiene lugar en las diferentes filiales de otros países. De hecho, además del recorte en este país suma otros en Rumanía y la sociedad Vodafone Idea, además de una pérdida de 3.400 millones en relación con la venta de Vodafone India

La caída del tercer trimestre

Vodafone sufrió la guerra del fútbol. El primer examen sucedió en el tercer trimestre del año 2018 (su segundo trimestre fiscal): recorte de clientes de televisión y fuerte caída de ingresos. Perdió 66.000 abonados que buscaron todo el contenido deportivo en otros operadores y redujo un 4,8% todas las ventas del grupo en España, uno de los mayores recortes de los últimos años.

"La decisión de no adquirir El Partidazo y las competiciones europeas de fútbol comenzará a tener un impacto en las cuentas de la compañía en los próximos meses", justifica la empresa, quien reconoce que la reducción de costes será pequeña, pues seguirá ofreciendo esta temporada los 8 partidos de La Liga Santander. "El impacto completo de la reducción de costes se recogerá en las cuentas de la compañía a partir de septiembre de 2019", apostilla.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios