Sábado, 15.06.2019 - 23:11 h
Disputa en la Audiencia Nacional

Alcoa aviva la batalla por sus impuestos en España en pleno cierre de sus fábricas

La compañía que ha anunciado el cierre de dos de sus tres plantas reconoce que tiene difícil ganar el pleito que estima en 26 millones.

Protestas en la fábrica de Alcoa de A Coruña.
Protestas en la fábrica de Alcoa de A Coruña. / Efe

Sólo quedan dos días para una de las reuniones clave en la que perfilar una estrategia para convencer a Alcoa de que dé un paso atrás en el cierre de dos de sus tres fábricas en España: la de Avilés y la de A Coruña; o formule alternativas buscando un comprador. Una reunión, en la que estarán presentes la ministra de Industria, Reyes Maroto, y la de Transición Ecológica, Teresa Ribera, con los presidentes de Galicia, Alberto Núñez Feijóo y el de Asturias, Javier Fernández. Y, como telón de fondo, la compañía estadounidense vuelve a la carga con el conflicto que mantiene por sus impuestos con la Agencia Tributaria.

Alcoa lleva años disputando con el Fisco una factura millonaria, que llegó a reclamar a la compañía 240 millones de euros. Tras años de desencuentros, esa reclamación se ha rebajado hasta 26 millones. Esa es la suma que ha provisionado la multinacional del aluminio en caso de que tenga que pagar. Una batalla que daba por perdida hace tres meses y que ahora vuelve a estar sobre la mesa, coincidiendo con el anuncio del cierre de plantas.

La corporación reconoce al supervisor del mercado bursátil estadounidense, Securities and Exchange Commission (SEC), que no ve fácil que los tribunales le den la razón en su reclamación pero, aún así, está estudiando la apelación al Tribunal Supremo.

Los pasos del proceso en los Tribunales

El conflicto se remonta a sus estados financieros de hace 15 años y se dividió en dos frentes. El primero comprendía sus impuestos entre 2003 y 2005; y el segundo, entre 2006 y 2009. Ambos con el mismo foco: a juicio de la Agencia Tributaria, Alcoa realizaba de forma equivocada deducciones en España, por lo que llegó a reclamar los citados 240 millones de euros.

De ellos, no tuvo que pagar 116 millones, porque la Audiencia Nacional dio la razón a la empresa en la reclamación por los primeros ejercicios en disputa. No así con el resto. En este segundo pleito, Alcoa está acompañada por Arconic, la multinacional fruto de la escisión en 2016 de su negocio aeroespacial. Esa disputa ha seguido su marcha y, el pasado julio, la Audiencia rechazó los recursos presentados por las dos empresas pero tampoco le dio la razón a Hacienda.

La Audiencia determinó en verano que la Agencia Tributaria tenía que volver a realizar la liquidación de impuestos de los negocios de Alcoa y Arconic entre 2006 y 2009, teniendo en cuenta las deducciones que las firmas podían realizarse para compensar las pérdidas de ejercicios previos. Ante ese replanteamiento, las dos compañías norteamericanas estimaban que el Fisco les iba a reclamar entre 21 y 53 millones de euros. Y, por eso, Alcoa provisionó su parte: 26 millones.

Ahora, la multinacional del aluminio explica en su informe de resultados a la SEC de los nueve primeros meses del año que, el 12 de julio, ambas empresas enviaron un escrito a la Audiencia Nacional solicitando aclaraciones sobre su decisión de volver a liquidar sus impuestos de 2006 a 2009. "Recibimos la respuesta el 1 de octubre de 2018 y el resultado es que no hay cambios respecto a la decisión de julio", indica a la SEC. "Las compañías están preparando la petición de apelación al Tribunal Supremo español, que debe presentarse antes del 13 de noviembre".

No es el único frente abierto para Alcoa con sus impuestos. La compañía explica que también llegó a un acuerdo con las autoridades fiscales por sus liquidaciones entre 2010 y 2013. Y no descarta recibir reclamaciones de los ejercicios posteriores. En estos, en cambio, no estima que el importe sea significativo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios