Lunes, 17.06.2019 - 13:34 h
Paga menos impuesto de sociedades

Alibaba factura sus gastos en Singapur para recortar su factura fiscal en España

La filial del gigante chino del comercio electrónico se apunta unos ingresos de 800.000 euros en su primer ejercicio en activo.

Exterior de la sede de Alibaba.
Alibaba imita a las grandes tech: su filial española sólo apunta gastos en Singapur. / Efe

Alibaba es uno de los gigantes tecnológicos globales. Pero en su primer año de actividad con filial española, el ejercicio 2017, su negocio fue minúsculo. Y lo fue gracias a una estructura fiscal con sede en Singapur. Con ella, el impuesto de sociedades pagado apenas supuso 20.000 euros. La sociedad también declaró un volumen mínimo de ingresos: algo más de 800.000 euros, que no representan su facturación total.

En el último trimestre de 2017, el conocido como 'Amazon chino' decidió abrir su propia filial en España. El objetivo era gestionar todo su negocio local vinculado a Aliexpress, su bazar de productos de fabricantes chinos. Por eso, es ahora cuando la compañía rinde por primera vez cuentas ante el Registro Mercantil. Unas cuentas en las que desvela que ha construido una estructura fiscal muy similar al de sus competidores tecnológicos, aunque con ubicaciones muy distintas.

En concreto, Alibaba (E-Commerce) Spain SL cerró el ejercicio 2017 -que concluyó en marzo de 2018- con unos ingresos de 819.000 euros. Toda esa facturación procede de ventas de servicios de marketing y promoción a la matriz de la compañía ubicada en Singapur. "Los ingresos corresponden con la refacturación de todos los gastos soportados para el desarrollo del mercado en España, aplicando un 'cost plus", reconoce en su memoria recién presentada.

Se escaparía de la 'tasa tech'

Con estos ingresos, Alibaba se escaparía de pagar la llamada 'tasa tech' [que no saldrá adelante tras el final anticipado de la legislatura] al no superar la barrera de los 3 millones de ingresos. La filial, que contaba a cierre de ejercicio con una decena de empleados, acabó pagando un impuesto de sociedades de apenas 20.900 euros, después de los diferentes ajustes fiscales (su tipo impositivo fue del 15% al estar en los dos primeros años de actividad).

Esta estructura es muy similar a la que mantienen algunos de los gigantes tecnológicos en España. Google o Facebook refacturan a Irlanda -un territorio de baja tributación- todos los trabajos de marketing y promoción de sus servicios publicitarios, gracias a lo cual su factura fiscal en España se reduce de manera significativa.

En cuanto a cómo le va su negocio en España, Alibaba asegura que su negocio "se ha mostrado según lo previsto" y que, de cara a futuro su expectativa es que "las cifras sigan creciendo hasta alcanzar las de otros países donde la marca está más consolidada", sin poner a ningún país como ejemplo concreto. 

¿Y a cuántas personas tenía empleadas el 'Amazon chino' en su primer ejercicio en España? "El personal medio durante el ejercicio 2018 asciende a 10 personas". Una decena de empleado que no tiene previsto elevar "puesto que la actividad de la sociedad es el comercio electrónico y la idea es darse a conocer y seguir creciendo por estos medios", argumenta en su informe anual.

Pese a esa estimación, Alibaba ha dado pasos en el último ejercicio. Por ejemplo, se ha aliado con El Corte Inglés. Primero, en noviembre, anunció que ponía en marcha una tienda (eso sí temporal) en uno de sus grandes almacenes. Y sólo unos días después, las dos compañías unieron fuerzas para analizar oportunidades conjuntas en el comercio online (pago por móvil, por ejemplo) y en las tiendas físicas de la compañía española. De momento, aún no han concretado en qué va a traducirse esta alianza con la que Alibaba puede ampliar su salto en España.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios