Martes, 17.07.2018 - 14:48 h
Su objetivo inicial era salir a bolsa

Alienvault, la 'española' que conquistó a AT&T con su arma de ciberseguridad

Fundada en el año 2007, la startup ha sido vendida por varios cientos de millones de euros en una operación con Adara como único fondo español.

Oficinas de Alienvault
Alienvault, la 'española' que conquistó a AT&T con su arma de ciberseguridad. / Alienvault

Arrancó en Madrid. En el año 2007, cuando la ciberseguridad no estaba en todas las discusiones de los consejos de administraciones de los gigantes. Once años después, la startup Alienvault ha sido adquirida por la gran 'teleco' estadounidense AT&T en una operación que será cerrada definitivamente en el tercer trimestre del año y que ha frustrado sus planes iniciales de salida a bolsa en el mercado estadounidense.

Ahora, la 'teleco' ha puesto sobre la mesa un cheque de varios cientos de millones de euros. Según diversas fuentes con conocimiento de la operación, podría rondar los 500 millones de euros, lo que supondría una salida "positiva" para todas las partes: equipo fundador, gestores y socios inversores.

Inicios en 2007, sin apenas dinero

El primero en apostar por la compañía fue el fondo de capital riesgo Adara Ventures, liderado por el ex responsable financiero de Atento y exjefe de los fondos de capital riesgo de Telefónica, Alberto Gómez, que inyectó los primeros fondos (unos 4 milllones de dólares) junto al vehículo del CDTI Neotec en 2010. Hasta esa fecha, Casal -con experiencia previa en la ciberseguridad- y su equipo inicial, donde también se encontraba Dominique Karg, dieron los primeros pasos sin apenas inversión en un ático de Madrid.

Los cimientos de la compañía tienen un nombre: OSSIM. En román paladino, era una plataforma de detección de amenazas de seguridad en las empresas de código abierto y gratuita para los usuarios. Se trataba del mejor anzuelo para atraer a potenciales clientes que, en el futuro, podrían abonar una mensualidad por una solución de pago.

Los primeros años se cubrieron desde España. Pero el objetivo del equipo fundador era dar el salto a la 'meca' de la ciberseguridad: Estados Unidos. Lo hizo de la mano de Alberto Yépez, uno de los gurús del sector y fundador del fondo de capital riesgo especializado Trident Capital. Éste lideró una nueva ronda a principios de 2012 de 8 millones de dólares. Trasladaban su domicilio a Estados Unidos, aunque mantenían una parte significativa del equipo en Madrid.

La salida estadounidense

Fue justo el momento en el que el equipo fundador dio un paso atrás para dejar el camino libre a unos gestores que llevaran a la compañía al siguiente nivel. Aterrizaron varios directivos, casi todos procedentes de Hewlett-Packard (HP). El responsable financiero, de tecnología (Roger Thornton) y el CEO (Barmak Meftah) fueron fichados a golpe de talonario.

El aterrizaje del equipo gestor fue la antesala de la irrupción de los grandes fondos de capital riesgo estadounidense en el accionariado. En la segunda parte del año 2012 llega Kleiner Perkins, la prestigiosa gestora accionista inicial de los principales gigantes de internet en Silicon Valley (se acaba de incorporar como socio de Spotahome).

Ahí empezó una carrera que, según los planes de la cúpula, debía acabar en la bolsa estadounidense. Llegaron otros 80 millones de dólares de inversión y socios relevantes como GGV Capital (accionista del gigante de los pagos móviles Square o de Alibaba) o IVP (inversores de Dropbox, Homeaway, Kayak o Netflix).

Una integración en el negocio de AT&T

Los ingresos de la compañía son una incógnita. La empresa ya no tiene sede en España (sólo una sucursal de la matriz estadounidense) y por tanto no rinde cuentas en el Registro Mercantil. Según confirmaban en marzo, el crecimiento de los ingresos fue del 50% durante el ejercicio 2017. Un total de 7.000 empresas (muchas de ellas pequeñas y medianas) tenían instalada su plataforma y más de 500 socios utilizaban su tecnología para implantarla en sus productos de seguridad.

Tal y como informaba la empresa a finales de 2016, el objetivo inicial era la salida a bolsa en 18 meses. En el primer trimestre de este año se esperaba aterrizar en el mercado bursátil. Sin embargo, la compra de AT&T ha cambiado los planes. ¿Cuánto ha pagado? No se ha dado a conocer, pero varias fuentes confirman que son varios cientos de millones de euros. Otras fuentes cercanas a la operación señalan que podría cifrarse en torno a 500 millones.

La tecnológica, que mantiene un equipo relativamente grande de los casi 400 empleados con los que cuenta, se integrará como un servicio más del portfolio de ciberseguridad del gigante de las telecomunicaciones estadounidense. Se cierra así la historia como una empresa independiente que inició su andadura en un pequeño ático en Madrid y que atrajo a algunos de los grandes fondos de capital riesgo de Silicon Valley.

VirusTotal,  gran compra de una 'startup' de seguridad española

La de Alienvault se convierte en la tercer gran venta de una startup de ciberseguridad española a un gigante tecnológico. La primera fue en 2012, cuando Google se rascó el bolsillo y puso sobre la mesa varios millones de euros para adquirir VirusTotal, un antivirus online creado en Málaga, que en aquellas fechas facturaba un millón de euros con su servicio de inteligencia en ciberseguridad para clientes como Microsoft o Baidu (el 'Google' chino). Hoy su fundador y consejero delegado, Bernardo Quintero, es miembro destacado de Chronicle, la nueva división de ciberseguridad de Google.

La otra gran venta fue la de Passwordbank al gigante de la seguridad informática Symantec. Éste pagó 25 millones de euros en el año 2013 para hacerse con el repositorio de contraseñas español.

Alienvault, la 'española' que conquistó a AT&T con su arma de ciberseguridad

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios