Anuncia concesiones

Alstom 'cede' para lograr el beneplácito de Bruselas a la compra de Bombardier

La gala pretende adquirir el negocio ferroviario de la canandiense por un precio de entre 5.800 y 6.200 millones de euros para crear así la que sería la mayor empresa del sector tras la china CRRC

Alstom construirá 14 trenes regionales movidos por hidrógeno para Alemania
Alstom construirá 14 trenes regionales movidos por hidrógeno para Alemania

Alstom da un paso atrás -o al frente, según se mire- para tratar de lograr el beneplácito de las autoridades comunitarias a la compra del negocio ferroviario de la canadiense Bombardier. El grupo ferroviario francés ha anunciado una serie de concesiones con las que espera conseguir ese visto bueno por parte de Competencia. En lo que va de año, los títulos del grupo galo (9.717,66 millones de euros de capitalización) avanzan un leve 1,41 hasta su precio de cierre del miércoles, en 42,92 euros. Lo hace tras recuperar un 33,49% desde los mínimos del ejercicio que marcó el pasado 18 de marzo en 32,15 euros.  

Entre otras cosas, Alstom se compromete a transferir la contribución de Bombardier Transport en el tren de alta velocidad V300 Zefiro, a vender su tren regional Coradia Polyvalent y la planta de producción francesa de Reichshoffen donde se ensambla, así como la plataforma de los trenes Bombardier Talent 3 y sus instalaciones de producción en Henningsdorf, en Alemania.

Además, la firma capitaneada por Henri Poupart-Lafarge permitirá el acceso a otras empresas a "ciertas interfaces y productos de las diferentes unidades de señalización embarcada de Bombardier Transport y de los sistemas de gestión del control de los trenes". Toda esa batería de compromisos responden "a las preocupaciones iniciales de la Comisión Europea" y se han elaborado en coordinación con la compañía canadiense, precisa Alstom en un comunicado.

El grupo galo también incide en que las cesiones se harán respetando "todos los procesos sociales en vigor" y la consulta de las instancias representativas de los trabajadores. Alstom hizo pública el pasado 17 de febrero su intención de comprar el negocio ferroviario de Bombardier por un precio de entre 5.800 y 6.200 millones de euros para crear así la que sería la mayor empresa del sector tras la china CRRC, con unos ingresos de 15.500 millones de euros.

Una operación presentada un año después de que la Comisión Europea hubiera vetado el proyecto de fusión entre Alstom y la alemana Siemens por problemas de competencia. La compañía francesa se ha motrado convencida de que la adquisición de Bombardier está bien encaminada para que se pueda materializar, como planteó hace cinco meses, en el primer semestre de 2021.

Claves de la operación

Alstom pretende abonar los hasta 6.200 millones que costaría la operación mediante una combinación de efectivo y nuevas acciones que pasaría a emitir con la adquisición. Además, la gala pasaría a tener un nuevo accionista de referencia, la entidad financiera Caisse de Depot et Placement du Quebec (CDPQ), que ostenta un 30% de Bombardier Transportation y que reinvertirá en el fabricante francés los ingresos que obtenga con la venta de la participación en la canadiense.

CDPQ suscribirá posteriormente la ampliación de capital de Alstom por unos 700 millones de euros. De este modo, la entidad canadiense pasará a tener un 18% del capital de Alstom y se convertirá en su primer accionista. La constructora Bouygues, que lo era hasta ahora, diluiría su participación del 15% al 10%.

Mostrar comentarios