Domingo, 22.04.2018 - 18:07 h
Tesco, Macy’s o Carrefour anuncian miles de despidos

La onda expansiva de Amazon: lo que se pueda automatizar acabará con el empleo

Las empresas de retail tradicionales tienen que adaptarse al mundo digital y ser conscientes de que el usuario quiere, sobre todo, ganar tiempo.

Seis horas al año
 En la imagen, el centro logístico que la compañía tiene en San Fernando de Henares (Madrid). / Wikimedia Commons / Álvaro Ibáñez

Una vez más, Amazon vuelve a adelantarse. En los últimos años el gigante americano ha sido el encargado de marcar el paso en la industrial del retail. Su último órdago es la nueva tienda, Amazon Go, que ha abierto esta semana en Seattle. El establecimiento no tiene zona de cajeras, los clientes simplemente cogen sus cosas y se van. Para hacer la compra solo es necesario descargarse una aplicación y tener una cuenta de Amazon en la que se pasará el ticket. La empresa parece que lo tiene claro: todo lo susceptible de ser automatizado será sustituido por  la tecnología. O por lo menos así lo piensan en el sector. 

Esta nueva tienda ha sido la gota que ha colmado el vaso de la paciencia de la Asociación Nacional Grandes de Empresas de Distribución (Anged). El organismos ha estallado contra los grandes operadores 'online', sobre todo Amazon. El motivo es que quieren competir en igualdad de condiciones contra los nuevos agentes del sector por lo que demandan un marco normativo "moderno, flexible y que responda a la realidad del mercado".

La realidad es que Amazon se ha hecho dueño y señor del panorama retail y las empresas que hasta ahora lo controlaban están perdiendo una oportunidad de negocio. “Lo que tienen que entender los retailers es que el consumidor lo que quiere comprar es tiempo. Si no entienden ese concepto y ese cambio, están perdiendo la oportunidad que va a ganar Amazon”, señala Iago Oro, Director de Retail & Customer Centric Prodware España.

Con Amazon Go la empresa americana está demostrando que el modelo de los grandes retailers tiene que sobrevivir, es indispensable, pero el modelo en cuanto a su presencia física. “Por eso Amazon está comprando tiendas físicas y va a desplegar este tipo de establecimientos. Porque los dos tienen que convivir. Precisamente la ventaja competitiva que tienen los retailers tradicionales es disponer de esa tienda física, algo que el rey del comercio electrónico aún no tiene. El problema es que el gigante americano tiene un mundo digital que ellos no. Lo que hay que hacer es adaptarse a la Red que ha marcado esta compañía y aprovechar su ventaja competitiva y su presencia geográfica. Pero como no se muevan ya, Amazon mañana tendrá presencia geográfica y además un mundo digital infinitamente superior al de los demás”, destaca Iago Oro.

En EEUU, según el informe “America’s ‘Retail Apocalypse’ Is Really Just Beginning” de Bloomberg en 2017, se han perdido más de 100.000 empleos a pesar de la recuperación. “En este mes de enero grandes retailers como Tesco, Macy’s o Carrefour, han anunciado miles de despidos. Todo lo susceptible de ser automatizado, desaparecerá como puesto de trabajo. No obstante, para ofrecer una experiencia diferenciadora será necesario contar con personal cualificado en toda la cadena, desde el diseño a la logística. En este sentido, no solo se crearán nuevos empleos de alta cualificación sino muchos que a día de hoy desconocemos. La transformación de las tiendas es clave para la supervivencia del retail. Algunas se convertirán en almacenes como ya ha hecho Walmart con varios de sus locales”, apunta Oro.

Las zonas comerciales antes eran zonas de ocio, hoy no

Iago Oro recuerda que hace unos años la gente aprovechaba su tiempo de ocio para recorrer las zonas comerciales y entraba a las tiendas. “Esa era su forma de explorar el producto. Hoy, ya no hacemos eso. Si quieres conocer el producto, lo haces en el canal digital, que te ofrece todas las posibilidades, cosa que antes no podías hacer”, subraya.

¿Y el cliente qué gana en todo esto? El director de Retail & Customer Centric Prodware España lo tiene claro: “La tecnología en tienda física ofrece grandes ventajas al consumidor: recibir ofertas personalizadas en el móvil mientras paseas por el establecimiento, acceder a información y solicitar artículos desde un probador inteligente, pagar con el móvil sin pasar por caja, consultar qué productos hay en stock, facturas digitales para agilizar las devoluciones, diferentes opciones de entrega, etc”. Al final, el retail es por excelencia el sector que debe desarrollar una estrategia más enfocada al cliente. Ahí es donde está la clave de su éxito.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios