Lunes, 19.11.2018 - 09:08 h
Los impuestos de las tecnológicas

Amazon cierra 2017 con una declaración fiscal 'a devolver' en su filial de servicios

Desembolsaron 290.000 euros a la Agencia Tributaria en el ejercicio pero diferentes ajustes desembocaron en un impuesto contable positivo.

Fotografía de Amazon
Fotografía de Amazon

Amazon cerró el ejercicio 2017 con una declaración fiscal a devolver para su filial de servicios. La compañía concluyó el ejercicio contable con un impuesto positivo de más de medio millón de euros. Es la segunda vez que sucede en la historia de la filial.

Amazon Spain Services cerró el año con unos ingresos de casi 46 millones de euros (más del doble que un año antes), según las cuentas recién presentadas en el Registro Mercantil español. Tras descontar los gastos, sufrió unas pérdidas de 1,3 millones antes de impuestos.

¿Y en el plano fiscal? En la cuenta de pérdidas y ganancias, la compañía cerró con un impuesto de sociedades de 531.000 euros en positivo. Sin embargo, este es el resultado de un ajuste contable. Según la memoria anual de la filial, desembolsaron a la Agencia Tributaria 291.000 euros, con una "variación de impuestos diferidos" de 822.500 euros.

No es la primera vez que ha sucedido eso en las cuentas de Amazon en su historia en España. En 2012, con unas pérdidas antes de impuestos de 31,1 millones de euros, tuvo una declaración positiva de 7,5 millones.

Una sanción de 2,3 millones

La filial mantiene activos por impuestos diferidos reconocidos de 3,1 millones de euros. ¿Qué es? Pérdidas fiscales de años anteriores.

Amazon Spain Services es la sociedad con la que el gigante presta a empresas del grupo asistencia y soporte en relación con servicios administrativos, financieros o técnicos. Durante el ejercicio pasado sufrió su primer varapalo fiscal, con una sanción de 2,3 millones de euros.

¿Cuál es su factura fiscal?

La tecnológica opera en España con cuatro filiales: la de servicios; la vinculada a la logística; la de servicios en la nube, y la de publicidad online. Entre las tres ha reducido de manera significativa su (ya reducida) factura fiscal.

Según las cuentas presentadas, el año 2017 concluyó con un Impuesto de Sociedades 'contable' en la cuenta de pérdidas y ganancias de 1,7 millones de euros. Representa una reducción del 70% respecto al año anterior.

¿Cuánto ha pagado realmente al Fisco? Según queda reflejada en cada una de las memorias, tras las variaciones de impuestos diferidos, la compañía desembolsó entre las cuatro filiales un total de 4 millones de euros.

"Amazon paga todos los impuestos que se requieren en cada país donde opera. El impuesto de sociedades tiene en cuenta los beneficios, no los ingresos, y los beneficios de se han mantenido bajos debido a las fuertes inversiones y al hecho de que el comercio minorista es una actividad altamente competitiva y de bajo margen. Amazon ha invertido más de 500 millones en España desde 2011 y, actualmente, emplea a más de 2.000 personas", aseguran desde la empresa.

Ingresos de casi 290 millones

A través de sus cuatro filiales, la compañía ha disparado su volumen de negocio. Cerró con un total de 289 millones de euros de ingresos, un 162% más respecto a los 110 millones que logró en el ejercicio anterior. En el lado de la rentabilidad, regresó a los beneficios (2,04 millones) frente a las pérdidas (2,9 millones) del ejercicio pasado..

El crecimiento de su negocio también se ha reflejado en la plantilla. Las cuatro filiales suman un equipo medio de casi 2.000 empleados, frente a los 880 de 2016. En esta cifra no se incluyen los temporales contratados a través de Empresa de Trabajo Temporal (ETT) para sus centros logísticos. La filial Amazon Spain Fullfilment, que se encarga de gestionar los almacenes, disparó sus gastos de "Servicios profesionales independientes" (donde se incluyen esta actividad) hasta los 81 millones, frente a los 31 de un año antes.

Estructura fiscal con Luxemburgo como sede

¿Cuál es la estructura fiscal de Amazon? Hasta el pasado año 2015, la compañía registraba todas sus ventas españolas en su matriz luxemburguesa, con una fiscalidad muy favorable. Ese ejercicio abrió sucursales para buena parte de los países europeos. También en España. ¿La consecuencia? Declara todas sus ventas en España a través de esa sociedad.

Es imposible conocer las ventas 'reales' de Amazon. ¿La razón? Amazon EU SARL Sucursal en España no presenta cuentas en el Registro Mercantil español -no tiene obligación legal de hacerlo- y la matriz luxemburguesa no hace un desglose por mercado.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios