Jueves, 27.06.2019 - 07:04 h
Las cifras del área laboral

Amazon 'rica', Amazon 'pobre': crece la desigualdad salarial entre sus dos filiales

La filial corporativa en España, que da servicios tecnológicos al resto del gigante, paga 55.000 euros de media, frente a los 25.600 en los almacenes.

Los salarios de Amazon

Viven en 'oficinas' distintas, de una misma compañía. Son las dos caras de la moneda en Amazon: quienes trabajan para sus servicios corporativos y quienes lo hacen en la división de almacenes. Entre ambas, las diferencias se agrandan cada vez más. Los salarios de sus empleados, que entre las dos filiales sumaron una media de 3.000 personas, están más alejados cada día.

Amazon comenzó a operar en España en el año 2011. Un año antes, ya había aterrizado en el país a través de la compra por casi 80 millones de euros del club privado de compras Buyvip, liderado por Gustavo G. Brusilovsky (hoy al frente de Deliveroo en España). Esa sociedad con la que operaba se convirtió en Amazon Spain Services, su filial corporativa y cabecera dos años después. Por aquel entonces ya existía su otra sociedad, con la que gestionaba toda su logística: Amazon Spain Fulfillment.

Filial de 'white-collar', con excepciones

Con el tiempo, la filial corporativa no sólo prestó servicios vinculados a la promoción de los productos o la relación con terceros vendedores que alojan sus portfolios de productos en el 'marketplace' del gigante. También contrató a los ingenieros que la compañía fue alojando en los diferentes centros que ha ido abriendo en los últimos años. En Barcelona cuenta con uno de soporte para pymes con más de 200 empleados, que da servicio a otros países. Y otro en la Ciudad Condal dedicado a la mejora del 'machine learning' y el desarrollo de I+D. En Madrid abrió hace más de dos años un 'Tech Hub', que cuenta equipos vinculados a su línea de negocio mayorista para empresas (Amazon Business) o a líneas emergentes dentro del gigante.

La conclusión: Amazon ha ido reclutando a muchos ingenieros especializados y senior para cubrir todos estos servicios que dependen de la filial española corporativa. La consecuencia es que los salarios han ido creciendo, debido a esas exigencias para traer a personal altamente cualificado (los llamados 'white-collar'). Se reparten entre las oficinas centrales de la compañía en Madrid, que se ubican en el Prado Business Park de Méndez Álvaro, al sur de la capital, y el centro de Barcelona, en el barrio tecnológico 22@.

No todo son desarrolladores y especialistas en tecnología. El centro de atención a pymes (seller support), que da empleo a tres de cada diez empleados de la filial corporativa, se basa en el convenio colectivo del 'contact center'. En este centro, la inmensa mayoría son auxiliares cuyo salario promedio está ligeramente por debajo de los 25.000 euros, según las cifras que acaba de desglosar el gigante en el Registro Mercantil.

Pese a todo, los salarios más altos del resto compensan y hacen que las cifras medias sean mucho más elevadas que las que se dan en la filial de almacenes. En concreto, el sueldo medio pagado a cada uno de los empleados de Spain Services se sitúa algo por encima de los 55.000 euros (11.000 euros más que hace seis años). El personal directivo y los mandos intermedios cobraron por encima de los 103.000 euros de media.

En estos salarios, que se basan en el número de empleados medio aportado por la propia empresa, no se incluyen las stock options, que son una gratificación clave para la contratación de este personal más técnico. En total, Amazon desembolsó más de 7 millones de euros para todos sus empleados, un aumento muy significativo respecto al año anterior.

¿Y la filial de almacenes?

Estos salarios medios han ido al alza en los últimos años. Y, de hecho, sólo en el último año han crecido un 8%. Es la tendencia inversa a la que se ha vivido en la filial de almacenes del gigante, la hermana 'menos rica' en la que la inmensa mayoría son mozos de almacén (aunque también conviven especialistas y personal directivo). Ésta vio como el salario medio cayó un 9%.

Estas dos tendencias -contratación de perfiles más especializados por un lado y de más mozos de almacén para dar respuesta a la entrega de productos a sus clientes, por otro- han hecho que las diferencias entre ambos salarios medios no hayan dejado de crecer. En 2017, la filial logística pagaba un 44% menos de sueldo medio a sus empleados. En 2018, un 53%. Casi diez puntos más.

"Amazon está comprometido con una

compensación justa y equitativa para sus empleado", asegura la compañía en su memoria anual, donde insiste en que "la equidad de remuneración continúa

siendo una prioridad". 

Estas diferencias salariales se repiten no sólo en España, sino, lógicamente, en todos los mercados en los que Amazon está presente. Y preocupan no sólo a los sindicatos, sino también a los propios empleados 'white-collar'. Una encuesta reciente elaborada por el sitio especializado Blind dejaba claro que el 41% de los empleados del gigante creen que debería mejorar las condiciones laborales en los almacenes. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios