Viernes, 20.09.2019 - 21:24 h
Tras un año de huelgas

Todos autónomos: Amazon da 15.000€ a repartidores que se pongan por su cuenta

Es una cifra superior a los 10.000 dólares que anunció a nivel global, pero en ningún caso se asegura un volumen concreto de envíos.

El fundador de Amazon, Jeff Bezos.
El fundador de Amazon, Jeff Bezos. / Efe

Un año después de que estallara el conflicto con los empleados de su mayor centro logístico, Amazon quiere que su plantilla de almacenes en España se lance a emprender. Y el anzuelo es que la compañía va a devolver a quienes se decidan por ello hasta 15.000 euros de la inversión inicial que tengan que realizar, junto a otros beneficios. Este es el enésimo intento de la compañía de externalizar el servicio de logística en el país, tras subcontratar a paqueteras más pequeñas y llamar a autónomos a entregar sus productos y cobrar por horas.

Este nuevo programa se acaba de lanzar por la compañía en Estados Unidos, Reino Unido... y España. En la carta enviada por Dave Clark, vicepresidente de Operaciones en todo el mundo, a su plantilla la pasada semana, el directivo no excluía a ningún empleado: "Todos los empleados de todos los niveles en España son elegibles para aplicar". Pero deben tener algo claro: tienen que ejercer como autónomos, por lo que "deberá terminar su empleo con Amazon".

¿Qué les ofrece? Hace unos días se hizo público que el programa en Estados Unidos, donde proponía reembolsos de hasta 10.000 dólares (casi 9.000 euros al cambio actual). En España, la cantidad es distinta: hasta 15.000 euros. A esto se suman tres mensualidades brutas en subvenciones (más de 4.000 euros en el caso de una parte importante de la plantilla de los almacenes españoles). Junto a estas primeras inversiones, les plantea descuentos en "activos y servicios" como los arrendamientos de vehículos y seguros.

¿Y cómo les anima? "Los exitosos dueños de empresas repartidoras piensan en grande, tienen gusto por la acción y ofrecen resultados, todas las cualidades que los empleados de Amazon practican a diario", apostilla Clarke. Como contrapartida, les plantean un "volumen de paquetes consistente" en Amazon, pero sin asegurar cifras concretas para analizar la propuesta previamente.

En la web de este nuevo programa (en inglés), a la que dirigen a los empleados en caso de que estén interesados, advierten en la letra pequeña que tanto las cifras de costes, ingresos y beneficios que plantean son "sólo proyecciones y no se basan en los resultados reales de las compañías de entrega; nosotros no garantizamos resultados de cualquier tipo, incluyendo que lo que gane una empresa exceda o no la inversión del propietario".

Esas proyecciones a las que se refiere son las que utilizan como anzuelos significativos. En el programa se promete entre 1 millón y 4,5 millones de dólares de ingresos potenciales al año y entre 75.000 y 300.000 dólares de beneficios anuales. Todo ello basados en compañías con entre 20 y 40 furgonetas de reparto y en Estados Unidos (no está localizado en España). ¿Y los que tengan menos vehículos en la calle? Lógicamente, sus números serán menores. 

Los riesgos

El mayor riesgo lo asume, por tanto, el empleado que debe lanzarse a emprender. En la carta no lo precisa, pero en la web del programa incluye una condición indispensable para operar con ellos: tener el triple (30.000 dólares frente a los 10.000 reembolsados) de activos líquidos "para asegurarnos de que nuestros tengan los fondos para cubrir los costos iniciales".

Amazon también asume un riesgo: el de la reputación, pues, como bien asegura el propio directivo en la carta enviada a los empleados españoles, los repartidores son, al final, el último eslabón que los une a los clientes finales. "Son una parte crítica de nuestra red, ya que sus conductores son responsables de la interacción final", apunta.

El enésimo intento

Es llamativo que sea España uno de los tres mercados en los que se pone en marcha este programa. No sucede así en casi ninguno de los nuevos productos o servicios que Amazon ha lanzado en los últimos años. Al mercado español siempre llegan después de la experiencia en otros más maduros como el alemán o el francés. ¿Es este país uno de los que más necesidad tiene para cubrir la demanda de paquetes? Es una incógnita. La realidad es que este es un paso más de su marca Amazon Logistics, que la compañía lanzó a mediados del año 2017 para 'saltarse' a las paqueteras más grandes subcontratando el servicio con otras más pequeñas (Aravinc, Tipsa u OTL Solutions estaban entre ellas).

Ante la mayor demanda de los clientes en España, Amazon decidió hacer otra subcontratación con su programa Flex. Ofrecía a autónomos que utilizaran "su tiempo libre" para conseguir un "ingreso adicional". El planteamiento, según explican varias fuentes del mercado de la logística, no ha explotado debido a la configuración de pequeños bloques de horas al día que no son fácilmente compatibles con la actividad en otras compañías al margen de Amazon.

El gigante estadounidense sigue batallando para conseguir empresas y autónomos que le entreguen sus paquetes. El de invitar a sus empleados a lanzarse a emprender es el enésimo intento.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios