Lunes, 20.01.2020 - 18:37 h
La banquera muestra su lado más personal

Ana Botín: "Mi padre me lo hizo pasar muy mal, pero sin eso no estaría aquí"

La presidenta de Banco Santander se desnuda en Planeta Calleja y desvela algunos de los aspectos más personales de su vida privada.

Ana Botín Jesús Calleja
La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, junto al aventurero Jesús Calleja. / IG

Ana Botín, presidenta de Banco Santander, se desnuda en Planeta Calleja y muestra su faceta más personal. La directiva ha repasado junto al aventurero y presentador Jesús Calleja algunos de los aspectos más personales de su vida privada y ha comentado abiertamente la relación que mantenía con su padre Emilio, que le pidió abandonar la disciplina del banco para poder ejecutar la fusión con Central Hispano en 1999. "Hay que verlo de manera positiva, me lo hizo pasar muy mal, pero sin eso no estaría aquí", ha comentado Ana.

"Mi padre me dijo que lo mejor para el banco y para ti es que te vayas mañana porque si no no hay fusión", ha revelado la actual presidenta de Banco Santander, que ha reconocido que se sintió molesta por las formas que utilizó su padre. "La manera en que lo hizo me provocó bastante daño, son frases de las que te acuerdas siempre. Hay que tener cierta sensibilidad".

Botín también ha revelado cómo se produjo su vuelta al grupo cántabro tras la salida de Ángel Corcóstegui de Banco Santander Central Hispano. "Me llama mi padre y me dice que se va Corcóstegui, Alfredo Sáenz va a ser el consejero delegado, te estoy ofreciendo la presidencia de Banesto", ha señalado la banquera, que ha desvelado que Emilio Botín apenas le dio unos segundos para aceptar la propuesta. "Tuve que decidir si tener una vida independiente o volver a un banco en el que iba a ser complejo, iba a haber política (...) Le dije que sí".

Pese a que ha reconocido que siempre ha sentido una mayor afinidad hacia su madre, Paloma O'Shea, y que la relación de trabajo con su padre no fue la mejor ("me enfadaba cuando mi padre me hacía callar en las reuniones"), la presidenta de Banco Santander, no obstante, sí que ha explicado que todo era diferente en el ámbito familiar. "La relación con mi padre, a nivel familiar, fue espectacular. Nos fuimos juntos de vacaciones todos los veranos hasta que falleció", ha apuntado.

Botín también ha puesto en valor su nombramiento hace cinco años como presidenta de Banco Santander apenas unas horas después del fallecimiento de su padre. "Si miras lo que había hecho durante mi carrera (...) sobre el papel era el mejor candidato, tenía la experiencia internacional que otros no, fue unánime", ha recordado la banquera, que estuvo fuera de España desde los 13 a los 30 años y que empezó su carrera en JP Morgan, donde permaneció ocho años (1980-1988).

"Los bancos no hemos desahuciado desde 2012"

Durante el programa, en el que ha viajado a Groenlandia junto a Calleja y su marido, Guillermo Morenés, Botín no solo ha repasado sus tres etapas en el primer banco del país -sus primeros años, el periodo como presidenta de Banesto y su reincorporación a Santander, primero al frente de la filial en Reino Unido y después su nombramiento como presidenta ejecutiva del grupo-, sino que también ha dado un paso adelante con el objetivo de mejorar la reputación de la banca, contribuir en la concienciación contra el cambio climático y defender la igualdad de derechos entre el hombre y la mujer.

"Los bancos no hemos desahuciado a nadie desde 2012", ha defendido la presidenta de Santander, que ha corregido a Calleja en cuanto le ha preguntado por el coste del rescate financiero. En este sentido, Botín, además de subrayar que los bancos no fueron los receptores de las ayudas públicas, ha reivindicado que contribuyeron con más de 20.000 millones de euros para salvar a las antiguas cajas de ahorro.

En el aspecto político, Botín ha evitado pronunciarse sobre la situación en España, pero sí que se ha quejado del exceso de regulación financiera que existe en Europa. En esta línea ha lamentado la ventaja competitiva que tienen la hora de operar las empresas procedentes de Estados Unidos o China, así como las fintech, que cuentan con unos requerimientos menos exigentes. "Me pone de muy mal humor que no se regule en igual medida a las fintech, Europa tiene cosas espectaculares, pero somos muy lentos. En la revolución industrial el ganador fue Europa, pero en la digital van por delante China y EEUU".

"Quería ser periodista"

En el plano personal, Botín, considerada como la octava mujer más poderosa del mundo, también ha comentado algunos detalles de su vida privada, como por ejemplo que se despierta a las 6:30 horas, que inicialmente quería ser periodista, que dejó de fumar cuando se dio cuenta de que era una "chorrada" y que tiene prevista su agenda de aquí a los próximos tres años. Además, ha desvelado que perdió una hija durante su juventud y que su padre no tuvo que ver en su fichaje por parte de Santander a finales de los años 80, sino que le llamó el entonces director del área internacional.

Botín ha reivindicado además un cambio de cultura en la que el hombre adopte un papel más protagonista en la vida familiar para que la mujer pueda progresar en el empresarial. "Los hombres mandáis en el mundo, si queremos cambiar la situación de las mujeres también necesitamos a los hombres", ha señalado Botín, declarada feminista, al respecto de su buena relación en Santander con Alfredo Sáenz, el que fuera su jefe directo, que fichó a Magda Salarich, procedente de Citröen, para liderar la división de consumo del banco.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING