Martes, 19.03.2019 - 21:09 h
Podría tener que asumir responsabilidades

Orcel dio el sí a Santander en plena investigación a UBS por agresión sexual

Santander desvincula completamente estos hechos de la contratación fallida del banquero suizo, con quien se ha roto sin estridencias.

Ana Botín, José Antonio Álvarez y Andrea Orcel
Andrea Orcel, Ana Botín y José Antonio Álvarez. / Santander

Andrea Orcel se comprometió a fichar como consejero delegado de Banco Santander en plena investigación del regulador de los mercados de Reino Unido (FCA, según sus siglas en inglés) a UBS por una presunta violación cometida en la división que lideraba el banquero italiano.

La entidad que preside Ana Botín anunció el reemplazo de su número dos, José Antonio Álvarez, por Orcel a finales septiembre. A mediados de ese mes, 'Bloomberg' informó de que la FCA estaba investigando a UBS por una supuesta agresión sexual de un miembro del departamento de banca de inversión de la firma suiza a una becaria del mismo área.

Según la agencia norteamericana, los hechos habrían tenido lugar en Londres en el verano de 2017, en la residencia privada del empleado de UBS. La entidad helvética habría comenzado un proceso interno para comprobar cómo se había gestionado la presunta agresión sexual el pasado mes de julio. Es este proceso es el que estaría investigando la FCA.

Podría asumir responsabilidades

Este miércoles el portal 'Financial News' publica que Andrea Orcel está todavía involucrado en la investigación del regulador británico y que, de acuerdo a la legislación británica, tendría que asumir responsabilidades ante cualquier sanción que interponga la FCA por el asunto, aunque haya dejado de formar parte de UBS.

La FCA, consultada por La Información, ha rechazado realizar comentarios, aunque según publicó la cabecera británica a finales de octubre -cuando ya se había hecho público el fichaje de Orcel por Santander-, la jefa de supervisión del organismo, Megan Butler, se habría involucrado personalmente en la investigación.

Santander se remite a la versión oficial y desvincula completamente estos hechos de la contratación o no de Orcel, con quien se ha roto sin estridencias y sin ningún tipo de enfrentamiento. La firma comunicó el pasado martes a los mercados que cancelaba el nombramiento de Orcel como consejero delegado por motivos económicos, al considerar “inaceptable” tener que pagar un bonus de más de 50 millones por el fichaje del banquero italiano. Esta argumentación, no obstante, ha sorprendido en el sector, que no se explica cómo es posible que el banco no hubiera calculado el desembolso que tendría que realizar antes de realizar el anuncio.

“El coste para Santander de compensarle (a Andrea Orcel) por su retribución diferida a lo largo de siete años, y otros beneficios que le correspondían por su puesto anterior sería una suma significativamente mayor que la prevista inicialmente por el consejo en el momento del anuncio de su nombramiento”, reza el comunicado emitido por el banco.

La víctima denunicó mala gestión por parte de UBS

Según 'Financial News', la investigación interna en UBS comenzó en julio de 2018 después de que la víctima escribiese un correo electrónico a Orcel acusando al banco de haber gestionado de forma inadecuada la presunta agresión sexual. Siempre según este medio, el banco habría permitido que el agresor siguiese ubicado cerca de ella durante las tres semanas posteriores al asalto. El empleado en cuestión, en cualquier caso, fue suspendido en la tercera semana de octubre de 2017 y el incidente no se reportó a la policía.

En una entrevista durante el pasado verano, Orcel se mostraba tajante y aseguró que erradicar las malas conductas y mejorar la forma en la que se resuelven estos problemas era una de sus principales prioridades. “Para mí, es absolutamente crítico y una de las cosas más importantes que quiero lograr”, aseguró a Bloomberg Televisión.

Ahora en Portada 

Comentarios