Jueves, 05.12.2019 - 16:19 h
Pese a aumentar las ventas

La bodega de Iniesta no levanta cabeza y aumenta sus pérdidas en un 21% en 2018

El que fuera jugador del FC Barcelona se marchó a un equipo japonés hace unos meses. Tras el anuncio de su llegada su vino se agotó en el país.

Bodegas Iniesta
La bodega de Iniesta no levanta cabeza y aumenta sus pérdidas en un 21% en 2018. / Bodegas Iniesta

Andrés Iniesta, el que fuera jugador del FC Barcelona, triunfa en el fútbol pero no consigue levantar cabeza con sus negocios. Ni su marcha a Japón ni el aumento de las ventas ha conseguido que la bodega del exazulgrana consiga dejar atrás los números rojos. Tanto es así que en el último ejercicio, el de 2018, Bodegas Iniesta ha cosechado unas pérdidas un 21% superiores a las conseguidas un año antes, según consta en la documentación que la propia compañía ha remitido al Registro Mercantil.

En concreto, el que ahora milita en el Vissel Kobe de la liga japonesa -denominada J1 League-, ha pasado de perder algo más de 338.000 euros en 2017 a superar los 400.000 este año. Y eso que en 2018 su marcha a Japón auguraba un buen futuro para sus caldos, ya que tras conocerse su fichaje las ventas de los vinos de Bodegas Iniesta se disparaban en el Imperio del Sol Naciente. 

Es cierto que las cifras le dan la razón. En el ejercicio de 2018, Bodegas Iniesta facturó casi un 30% más que en el ejercicio anterior, pasando de 2,2 millones en 2017 a casi 2,9 millones a cierre de 2018. Pese a ello, el proyecto parece estancado aún con la transformación que ha vivido desde los años 90 y el empujón que, en teoría, iba a suponer la llegada a Japón del albaceteño.  

¿A qué se deben las pérdidas entonces? La compañía vitivinícola del futbolista ha aumentado sus gastos de forma muy importante. Así, sus provisiones para mercancías ha pasado de 214.000 euros a más de 400.000 en solo un año y la partida dedicada al consumo de materias primas se ha incrementado en más de 250.000 euros. 

Más allá de esto, según se indica en la memoria de las cuentas anuales de 2018, a fecha de cierre del ejercicio en el balance de la sociedad "constan subvenciones oficiales de capital por importe de 181.711,01 euros". Esta cantidad también ha aumentado con respecto a la de ejercicios anteriores cuando rondaba los 160.000 euros. 

La empresa dedica su actividad a los vinos de Denominación de Origen  Manchuela. Según indica la compañía, la construcción de Bodega Iniesta comienza en los años 90 cuando José Antonio Iniesta -padre del futbolista- inicia este proyecto con una plantación de 10 hectáreas de viñedo. Tras varios años y "viendo los resultados obtenidos", se continuó su trabajo en la viticultura, plantando diversas variedades y aumentando la extensión vitícola hasta las más de 300 hectáreas actuales.

En sus viñas, crecen variedades de uva autóctonas como Macabeo, Bobal Graciano y otras de internacionales como Petit Verdot, Chardonnay y Sauvignon Blanc. A comienzos de este año, la bodega familiar apostaba por el lanzamiento de un nuevo caldo, 'Corazón Spumante Moscato', su nuevo vino espumoso dulce.

A día de hoy la bodega cuenta con una veintena de vinos diferentes entre blancos, rosados y tintos de la D.O. Manchuela. Su precio se sitúa entre los 4 euros que costaría el 'Corazón Loco rosado' a través de su web y los 20 euros por botella de su 'Finca El Carril Paolo Andrea'. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING