Martes, 16.07.2019 - 04:12 h
Por delitos contra el honor y revelación de secretos

Arenillas aviva la junta de BBVA y pone la querella contra Villarejo y FG el día antes

Tanto el BBVA como la CNMV se han comprometido a colaborar en el esclarecimiento de los hechos y ante el gran riesgo que corre el banco.

Carlos Arenillas
Arenillas aviva la junta de BBVA y pone la querella contra Villarejo y FG el día antes. / Efe

El exvicepresidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y miembro entonces del consejo del Banco de España, Carlos Arenillas, presenta este jueves una querella ante la Audiencia Nacional contra el excomisario Villarejo y el presidente de honor del BBVA, Francisco González (FG), por haber sido objeto de escuchas supuestamente ilegales cuando ocupaba aquellos cargos entre 2004 y 2005, en pleno ataque de Sacyr para hacerse con el control del banco.

Arenillas ha elegido el día anterior de la junta de accionistas del banco para presentar su querella y, con ello, mete una presión adicional a un encuentro en el que la noticia estará en la dimisión de Francisco González, confirmada este mismo jueves, tanto por el daño reputacional que tiene su relación con el expolicía cuando era presidente ejecutivo de la entidad (ahora en prisión provisional por el caso Tándem), como por la urgencia con la que desde otras instancias supervisoras, como el propio BCE, han pedido al banco que tome medidas ante tal conflicto.

Carlos Arenillas ya había mostrado su intención de presentar una querella (vía penal) contra FG y Villarejo tras las publicaciones que se habían hecho de las escuchas que el excomisario puso a su teléfono cuando ostentaba cargos de alta responsabilidad para el Gobierno, en los que manejaba información relevante y confidencial. De hecho, antes presentar esta querella, Arenillas había solicitado por carta al propio Banco de España y a la CNMV cuál es su postura ante el caso, dado que les afecta directamente. En ambas instituciones lo han estudiado y se han mostrado dispuestos a colaborar en todo momento con la justicia para esclarecer unos hechos que afectan a un banco que es sistémico para el sector financiero español a información relevante para el Estado.

Los asesores jurídicos del Arenillas planteaban la querella en dos sentidos: por un lado, por haber atentado al honor y la buena imagen de su defendido, al intervenir su teléfono privado y profesional. Y por otro lado, por un posible delito de revelación de secretos, al haber difundido con ello información secreta de alto riesgo incluso para el país, dado el cargo que Arenillas ostentaba.

Según se ha publicado en diversos medios con todo lujo de detalles, Villarejo, por encargo de Francisco González, espió a Carlos Arenillas, al exministro de Industria, Miguel Sebastián y a diversos directivos de Sacyr, como su presidente Luis del Rivero, por el intento que desde la constructora se estaba orquestando para tomar el control del banco. En su momento, se les acusó a todos de haber creado un “grupo hostil” contra el banco, en pleno Gobierno de Rodríguez Zapatero y dada la conocida amistad de FG con el PP de Aznar y Rato.

Aquella tentativa, que sus protagonistas niegan, se logró frustrar, pero catorce años después se ha conocido la contratación que en su día hizo FG de los servicios de Villarejo, que está encausado en la Audiencia Nacional por varios delitos graves y en prisión provisional. Ahora, una vez con Carlos Torres al frente de la entidad y con FG como presidente de honor (ahora dimitido de forma temporal  hasta que se esclarezcan los hechos), el banco ha abierto una investigación interna, liderada por el bufete Garrigues, para buscar cualquier indicio de irregularidades en la actuación del banco, incluso se ha encargado un ‘forensic’ a PwC para dejar más claras las cosas, si bien nadie espera que se consiga nada con ello, dado que las actuaciones de FG en este sentido no constaban de forma oficial en el banco.

A la vista de la falta de información y del gran riesgo reputacional que corre al entidad con el caso, tanto desde el Gobierno español, como desde el Banco de España, la CNMV y, sobre todo, desde el BCE, se ha presionado a la entidad para que tome medidas enérgicas que permitan esclarecer los hechos, que ya están instruidos en la Audiencia Nacional en una pieza aparta (operación Trampa) dentro de la macrocausa que investiga los tejemanejes del excomisario Villarejo. Aunque el caso de Trampa que afecta al BBVA es todavía una pieza secreta, desde la propia Audiencia se espera que haya querellas externar contra Villarejo y el banco por este caso, para reforzar su postura y llegar más lejos en la búsqueda de la verdad.

Este mismo jueves, una día antes de la junta de accionistas del BBVA, el presidente de honor del banco ha confirmado que dimite, aunque sea de forma provisional. Una vez presentada la querella de Arenillas, es seguro que los otros implicados en este caso, como el exministro Sebastián, Luis del Rivero y alguno de los directivos de la constructora y empresarios también espiados, también presenten las suyas contra Villarejo y el ya expresidente. Precisamente, todos ellos pidieron el mes pasado su personación en la causa del caso Tandem, en la que se investiga a Villarejo, para tener todos los datos necesarios y poder argumentar sus demandas o querellas.

Ahora en Portada 

Comentarios