Lunes, 19.11.2018 - 13:20 h
Se inaugura este jueves 

Así se adapta Ikea a la India para abrir su primera tienda: adiós a las albóndigas

Las particularidades de la sociedad le han hecho prescindir del montaje de los muebles y de materiales como el cuero.

Ikea
La cadena sueca no puede vender sus famosas albóndigas en la India / EFE

Ikea conquista un nuevo mercado. El gigante sueco de la decoración del hogar, que en su último año fiscal cerrado el 31 de agosto de 2017 alcanzó su cifra récord de ventas con 38.300 millones de euros, está a punto de abrir su primera tienda en la India, uno de los pocos mercados mundiales que le quedaban sin explorar. Y uno de los que tiene más potencial, pues recordemos que se trata del segundo país más poblado del mundo por detrás de China con 1.250 millones de habitantes, por lo que se trata de uno de los más atractivos para la multinacional.

Pero su llegada a este país este jueves 9 de agosto no ha sido sencilla, ya que se trata de un lugar con unas características muy particulares que no tienen nada que ver con Occidente. Ikea ha tenido que reinventarse para adaptarse a las costumbres locales, pues se trata de una sociedad vegetariana que tiene a las vacas como animal sagrado. Esto ha supuesto que tenga que prescindir de uno de sus productos estrella más allá de los muebles: las albóndigas, uno de los mayores reclamos para el público.

Y no solo eso, tampoco vende nada que esté realizado en cuero y ha tenido que insuflar un extra de color a su catálogo, que destaca por el minimalismo nórdico que tan de moda ha puesto. Para poder llevar a cabo esta apertura, durante cuatro años el equipo de Ikea visitó cerca de un millar de hogares en Delhi, Bangalore (sur), Bombay (oeste) y Hyderabad (sur) para "entender" el mercado y ofrecer los productos más acertados en una tienda que ha requerido una inversión de 1.000 millones de euros.

Así, Ikea ha diseñado para el país asiático productos con estampados indios y escandinavos y ha agregado una nota de color a un abanico de productos de otro modo predominantemente blancos y de colores neutros, explicó a Efe el director de ventas de Ikea para la India, Christian Kampe. En cuanto a los materiales, la multinacional ha dejado de lado los productos de origen animal, sustituyendo las plumas, el plumón y el cuero por alternativas "sintéticas", en línea con el vegetarianismo y respeto por los animales característicos del país.

"Adoptamos la posición de no querer dañar animales y particularmente centrándonos en las vacas", manifestó sobre este animal sagrado para el hinduismo y cuya carne no se puede consumir en buena parte del país. Kampe cree que esta es una oportunidad "fantástica" para encontrar alternativas a los productos de origen animal con materiales que tengan prácticamente el mismo aspecto pero que cuenten con "un precio incluso mejor".

Cubiertos para "comer con las manos"

Por otro lado, hay que tener en cuenta que en la India lo normal es comer con las manos, de ahí que los sets de cubertería, que generalmente en las tiendas del gigante sueco incluyen tenedores, cucharas y cuchillos, sólo tendrán los dos primeros objetos. Los cuchillos se venderán por separado para quien los quiera. 

Las peculiaridades indias tendrán su huella incluso en la forma en que Ikea presentará su colección en sus tiendas, tras descubrir durante las visitas a hogares cómo "muchas" actividades tienen lugar en el salón y en las habitaciones. En las muy frecuentes familias extendidas indias, el dormitorio es el único lugar que da privacidad a una pareja recién casada y se convierte en una suerte de habitación para todo, desde para ver la televisión hasta para jugar con los niños. "La habitación no se utiliza sólo para dormir", dijo Kampe, quien adelantó que presentarán sus habitaciones como espacios para las actividades de los niños y las camas como una "solución multifuncional".

Adiós al 'do it yourself': muebles ya montados

Otra de las insignias de Ikea, el montaje de los productos por parte de los clientes, tampoco tendrá su lugar en la India, donde el concepto es todavía muy nuevo y la clase media alta está acostumbrada a tener empleados del hogar que hacen todo por ellos. La multinacional colaborará para el ensamblaje con la plataforma en línea de servicios a domicilio UrbanClap, que ofrece desde peluqueros hasta electricistas. "Ikea contribuirá al entrenamiento de carpinteros en la plataforma de UrbanClap, formándolos para convertirse en ensambladores profesionales de Ikea", anunció la empresa india en su cuenta de Twitter.

Con estas especificaciones, sólo cerca de 5.000 de los 7.500 artículos que estarán a la venta en la India serán parte de la gama global y unos 2.000 artículos estarán "adaptados" al país asiático, "una gama Ikea también desarrollada por Ikea en Suecia y escogida particularmente para el mercado indio". Entre 400 y 500 productos solo se venderán en este país.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios