Martes, 26.03.2019 - 02:06 h
Aún debe 41,9 millones de euros

El Atleti se pone al día con el Fisco: rebaja un 19% la deuda con la Administración

El club ha pagado parte de una parcela del Wanda con la construcción de aparcamientos disuasorios para el consistorio de Carmena. 

El entrenador del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone
El Atléti se pone al día con el Fisco: rebaja un 19% la deuda con la Administración / Archico

La deuda con Hacienda lleva años siendo uno de los caballos de batalla del los grandes equipos españoles, competiciones al margen. Aunque algunos, poco a poco, van poniéndose al día con el Fisco. Uno de ellos, el Atlético de Madrid. El equipo 'colchonero', que este sábado se enfrenta al Real Madrid en el derbi de la capital, redujo en casi un 20% ese pasivo a lo largo del ejercicio 2018, según desvela en las cuentas que ha presentado en el Registro Mercantil.

El Atlético, a cierre del año, debía a la administración pública 41,9 millones de euros, frente a los 52 millones del año previo. Pero, entre ambos años, ha cambiado la estructura de ese endeudamiento. Al cierre de la temporada 2018 (que concluyó el pasado 30 de junio, antes del último Mundial), sumaba un pasivo a corto plazo de 29,2 millones de euros (frente a los 23 del ejercicio previo), mientras que redujo a casi un tercio ese 'pasivo corriente' a largo plazo: hasta 12,6 millones, desde los 28,1 que registraba 12 meses antes. 

El Atlético, en esas cuentas, especifica que de esos 12,6 millones, más de 5,7 correspondían a IRPF; 3,1 al Impuesto de Sociedades; algo más de un millón a IVA y otros 3,2 millones a intereses que han ido devengándose.

Al detallar cómo estructura estas deudas, el equipo madrileño asume que a "30 de junio de 2018" tenía concedido "el aplazamiento en el pago de las liquidaciones de distintos impuestos y períodos, por importe de 26,5 millones de euros". Cifra que tiene que ir afrontando de manera progresiva, de acuerdo con el calendario de liquidación pactado con la Administración en julio de 2016. Vencimientos que o bien tiene que afrontar a lo largo de la presente temporada, la 2018/2019, o ya en la próxima que concluirá en junio de 2020.

La última temporada fue clave para el Atlético. Por un lado, aprovechó el tirón de su traslado al Wanda Metropolitano para elevar su aforo y sus ingresos. También, cerró la reestructuración de su deuda y una ampliación de capital que le permitió rearmar su patrimonio. Además, el club mantiene en marcha la operación inmobiliaria Mahou-Calderón.

En este sentido, recuerda que, en junio de 2016, llevó a cabo la reclasificación de los activos ligados a esta operación, como "mantenidos para la venta", ya que el club había iniciado el plan para disponer de ellos. "A 30 de junio de 2018 siguen clasificadas en el mismo epígrafe, ya que, aunque el plan de disposición del activo se ha retrasado respecto a las previsiones iniciales por razón de la tramitación urbanística llevada a cabo por las Administraciones Públicas, se encuentra actualmente en estado avanzado y es previsible su finalización antes de final de año", reconoce en las citadas cuentas.

En cambio, esta tramitación ya ha sido aprobada por el consistorio madrileño, lo que permitirá que se inicien las obras en las próximas semanas. De acuerdo con el calendario facilitado por el Ayuntamiento de Madrid, en primer lugar se demolerá el antiguo estadio, a excepción de la grada que cubre la M-30. Una vez finalizado este proceso, se desviará el tráfico para eliminar por completo esta parte de la construcción y en último lugar se llevará a cabo la urbanización. 

El aparcamiento del Wanda

El actual estadio del Atlético de Madrid, el Wanda Metropolitano, también fue objeto de críticas en su momento. El club acordó con el ayuntamiento de Manuela Carmena en marzo de 2017 la adquisición de la parcela de la instalación deportiva por un precio de 60,2 millones de euros. Para llevar a cabo este pago, los rojiblancos decidieron abonar en efectivo 30,4 millones, "20,28 millones de euros ya han sido abonados al Ayuntamiento de Madrid y el resto se pagará en mayo de 2019", rezan las citadas cuentas. 

También se planteó el pago en especie, "mediante la entrega al Ayuntamiento de las obras de urbanización exterior relativas a los accesos a la parcela, que han sido recepcionadas por el Ayuntamiento de Madrid en el ejercicio actual" - el de 2018-. 

El Atlético asumió , "como condición para la puesta en uso del Estadio", la obligación de construir plazas de aparcamiento sobre las parcelas municipales que eligió el consistorio. Este desarrollo, tuvo un coste de 6,2 millones de euros para el equipo, según la misma documentación. En ella también se señala que este coste "es objeto de amortización en función de la vida útil estimada del estadio". 

Estos aparcamientos de los que hablan las cuentas de la compañía, son utilizados por el consistorio de Manuela Carmena como reclamo para el uso del transporte público durante los episodios de contaminación que se viven en la capital. De hecho, en momentos en que están activados los protocolos, los paneles luminosos de las vías de acceso a la capital lucen un mensaje que recuerda la gratuidad del aparcamiento. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios