Sábado, 19.10.2019 - 15:35 h
Presentes en cinco países

Axesor estudia adquisiciones en Europa para crecer tras su salto a Latinoamérica

Buscan comprar competidores del sector del rating comercial para aterrizar en estos mercados con su herramienta predictiva de gestión del riesgo.

Javier Larraz es el responsable del negocio internacional de Axesor.
Javier Larraz es el responsable del negocio internacional de Axesor. / L.I.

La agencia española de rating Axesor quiere consolidarse en Europa. Y estudia hacerlo por la vía más rápida: las compras. El grupo, nacido en Granada a mediados de los 90, analiza potenciales adquisiciones en los principales países del continente, para hacer crecer su nueva plataforma de gestión del riesgo comercial personalizado A360. Hoy está presente en Portugal y en tres mercados latinoamericanos.

Hasta 2014, Axesor centraba su negocio en la información comercial y la gestión del riesgo con recomendaciones genéricas para sus clientes. Estudiaba las cifras disponibles en una industria y aconsejaba si cerrar o no un acuerdo comercial con una tercera compañía. Desde finales de ese año, arrancó un servicio que individualizaba esas recomendaciones con el objetivo de “predecir cómo se va a comportar el parque de deudores con nuestros clientes”.

La plataforma, diseñada por la empresa española pero desarrollada por el gigante IBM y alojada en la nube de Microsoft (Azure), se integra en la plataforma de gestión comercial (ERP, en el argot) y extrae todos los datos relevantes y los exprime para prever posibles impagos o “comportamientos irregulares que puedan marcar una tendencia”, teniendo en cuenta su cartera de deudores y los comportamientos históricos de éstos, según explica a La Información Javier Larraz, responsable del negocio internacional.

Tras validarla en el mercado español, donde hoy cuentan entre sus clientes con grandes compañías del Ibex 35, a finales del pasado año se exportó a Portugal y el resto de mercados latinoamericanos. ¿Por qué Chile, Colombia y Perú? El primero es el más parecido a mercados de Europa occidental. ¿Los otros dos? “El valor que aportamos ahí es potenciar el crédito comercial cuando el volumen de transacciones comerciales en efectivo es altísimo”, apunta Larraz.

Adquisiciones para crecer

Ahora, con estos mercados en crecimiento, se plantea el salto a otros. En Latinoamérica, “el año que viene nos marcará una evolución significativa”. ¿Y en Europa? “No depende tanto de nosotros, sino del mercado, de un crecimiento inorgánico”, explica el directivo. Persiguen adquirir compañías de información comercial que no hayan dado el salto tecnológico hacia modelos más individualizados pero que cuenten con una buena cuota de mercado y conocimiento del sector, del que se puedan beneficiar en el aterrizaje.

Estas adquisiciones no están decididas, pero se están analizando varias alternativas. ¿Se necesitará más capital? Hasta ahora, el desarrollo de este nuevo proyecto ha sido asumido por los accionistas actuales, liderados por el fondo Southern Cross Capital, que ostenta el 96% de sus acciones. No se descartaría una ampliación de capital, aunque por ahora no está sobre la mesa.

El plan es acelerar el crecimiento de esta plataforma, para conseguir que los ingresos que procedan de su comercialización -con lo que se conoce como un ‘software’ como servicio- representen el 20% del total del grupo (más de 26 millones de euros en 2017 entre todas sus divisiones y filiales), donde también cuentan con servicios como la información comercial ‘tradicional’, la inteligencia de mercado o el marketing.

El perfil de cliente para A360 es el de una gran empresa “que emite miles de facturas al día para decenas de miles de deudores” y que le ve valor a esta predicción en los comportamientos comerciales. Ahora el reto de Axesor, con un equipo de más de 200 empleados entre todas sus oficinas, consiste en hacer su gestión en los entresijos de la plataforma lo suficientemente sencilla para conseguir que las pequeñas y medianas empresas puedan también explotarla y acaben pagando por ella.

Deberá competir, por un lado, contra empresas de 'rating' comercial 'tradicionales' y, por otro, contra grandes consultoras a nivel internacional como PwC, Deloitte o EY. La batalla no va a ser fácil.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios