Miércoles, 26.09.2018 - 03:37 h
Una empresa que no tiene actividad

Montoro abrió una inspección fiscal a Aznar en pleno 'divorcio' con Rajoy

El expresidente ya fue multado por Hacienda por tributar sus conferencias y libros a través de la sociedad Famaztella SA (Familia Aznar Botella).

El expresidente José María Aznar y Mariano Rajoy, juntos en una Convención del PP EFE
José María Aznar y Mariano Rajoy, juntos en una Convención del PP / EFE

Famaztella SA (Familia Aznar Botella), la sociedad con la que José María Aznar y Ana Botella gestionan sus negocios privados, sufrió una inspección fiscal en pleno proceso de 'divorcio' del expresidente con el PP de Rajoy tras 25 años de relación. La propia firma reconoce en sus cuentas del año pasado que "se ha producido inspección fiscal del ejercicio 2016 y anteriores", lo que indica que Aznar y su mujer siguieron arrastrando los roces con Hacienda que han caracterizado a esta sociedad en los últimos años, especialmente bajo Gobierno del PP.

La pyme de los Aznar Botella también destaca en las cuentas correspondientes a 2017, que acaban de ser remitidas al Registro Mercantil, que existen actuaciones fiscales anteriores a 2016 que aún no han sido cerradas: "Los ejercicios pendientes de comprobación [por parte de la Agencia Tributaria] y no prescritos son de 2013 a 2016".

La firma ya había traído más de un problema fiscal al expresidente debido a que durante la etapa del Gobierno de Rajoy el Ministerio de Hacienda puso la lupa en una sociedad creada, en principio, para los negocios privados familiares y que acabó sirviendo para que Aznar estallara contra sus compañeros de siglas populares, especialmente contra el exministro Montoro.

En cuanto a la cuenta de resultados, Famaztella ha cerrado el último ejercicio perdiendo un total de 165.966,45 euros. La pyme familiar, que se encuentra domiciliada en la calle Alberto Alcocer de Madrid, no cuenta con actividad alguna en 2017, según admite la propia sociedad. A esa ausencia de ingresos (el único dinero que entró en la firma son los 19.748,61 euros por "deterioro y enajenaciones de instrumentos financieros") hay que añadir 179.017,36 euros de pérdidas en concepto de "diferencias de cambio", y un gasto de 6.697,70 euros en concepto de "gastos de explotación relacionados con servicios exteriores". Estas pérdidas contrastan con el cierre de 2016, cuando Aznar y Botella cerraron el ejercicio en positivo con 73.621,89 euros.

Aznar y sus encontronazos con Hacienda

Durante la etapa de Cristóbal Montoro al frente del Ministerio de Hacienda la Agencia Tributaria no hizo distinciones entre compañeros de partido y rivales políticos. En 2013, el Fisco abrió una inspección a Famaztella para comprobar cómo el expresidente (Ana Botella estaba entonces inmersa en la actividad política) había facturado su actividad profesional relacionada con conferencias o publicación de libros. Hubo "diferencias de criterio" porque lo habría hecho a través de la firma y habría pagado un Impuesto de Sociedades inferior al que tenía que haber abonado por IRPF. La investigación acabó en una sanción de 70.000 euros y con Aznar teniendo que presentar una declaración complementaria para abonar casi 200.000 euros. 

En plena polémica, Aznar a solicitó una reunión privada con el propio Montoro en su despacho de Hacienda y el ministro le recibió. Más tarde se filtró a la prensa la multa de la Agencia Tributaria y el expresidente estalló contra sus compañeros de partido, rompiendo ya definitivamente una maltrecha relación con Rajoy y su equipo que acabó con la desvinculación de FAES del PP. Aznar llegó a presentar una denuncia ante la Fiscalía General del Estado por revelación de datos tributarios al estimar que con la filtración de sus datos fiscales se había vulnerado "el derecho de confidencialidad que asiste a todo contribuyente".

La firma de los Aznar Botella también reconoce en sus cuentas que en 2017 "no existen comunicaciones recibidas en la sociedad de las autoridades fiscales y/o administraciones locales o autonómicas, referentes a faltas de cumplimiento de la legislación vigente o a diferencias observadas por dichas autoridades en sus actuaciones, las cuales pudieran tener un efecto importante en los Estados Financieros de la Sociedad". Al menos a 31 de diciembre de 2017.

La sociedad de la familia Aznar acumula activos por valor de 2.741.085,49 euros a cierre de 2017. Su principal inversión está relacionada con la adquisición de 52.112 acciones de la compañía tecnológica estadounidense Spider Cloud Wireles, Inc, unos títulos que se encuentran depositados en la entidad Mobile Opportunity Investors, con domicilio Los Ángeles. Estas acciones acumulan un patrimonio de dos millones de dólares a fecha de 31 de diciembre de 2017. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios