Lunes, 16.09.2019 - 07:59 h
Según los datos del BdE

La banca ahorrará 780 millones al año si deja de pagar (del todo) por los depósitos

La posibilidad de que el BCE aplique una nueva rebaja de los tipos de interés obligará a las entidades a reducir la remuneración de sus depósitos.

Quiniela en el BCE: estos son los nombres que se postulan para suceder a Mario Draghi. /EFE
La banca ahorrará 780 millones al año si deja de pagar (del todo) por los depósitos. /EFE

Los bancos españoles conseguirán ahorrar unos 782 millones de euros al año si dejan de pagar (del todo) a sus clientes por el dinero que tienen guardado en el banco en forma de depósitos. Y es que las entidades financieras podrían verse obligadas a tomar esta decisión si el Banco Central Europeo (BCE) aplica durante los próximos meses un recorte adicional de los tipos de interés, una posibilidad que ha ganado fuerza tras la última reunión sobre política monetaria del Consejo de Gobierno del organismo.

El propio Mario Draghi reconoció en rueda de prensa el pasado jueves que el debate sobre un descenso adicional de los tipos de interés ya se ha instalado en la cúpula de la institución. Apenas unas horas después, el organismo colgó en su página web un estudio elaborado por cuatro economistas del BCE en el que se defiende que los tipos de interés en negativo, si se trasladan a la economía real, son buenos tanto para los bancos más fuertes como para el conjunto del sistema, ya que estimulan el crédito e impulsan la inversión de las empresas.

Por tanto, para sobrevivir en un entorno permanente de bajos tipos de interés, es probable que las entidades tengan que extender la práctica cobrar por los depósitos de las grandes empresas al resto de compañías. Es más, el BCE les invita a ello, pues la institución sostiene en su informe que si los bancos cobran por guardar el dinero de sus clientes, el coste de su financiación baja y, en consecuencia, pueden elevar su volumen de préstamos.

Es difícil fijar tipos de interés en negativo para los hogares. Al fin y al cabo es probable que un particular prefiera retirar su dinero del banco y tenerlo en efectivo antes de que la entidad le empiece a cobrar por ello. En cambio, las empresas "no pueden operar tan fácilmente" sin una cuenta bancaria, ya que deben hacer frente al pago de nóminas y proveedores, por lo que el BCE sostiene que seguirán depositando el dinero en las entidades pese a que tenga un coste.

Alemania cobra por el 50% de los depósitos corporativos

En Alemania entorno al 50% de los depósitos de las empresas ya tienen un tipo de interés negativo, mientras que en el conjunto de la zona euro este indicador se sitúa en niveles cercanos al 20%, según datos del BCE, que no otorga cifras de España en su informe pese a que los bancos ya llevan tiempo exigiendo una compensación a las grandes corporaciones y fondos institucionales por guardar su dinero y poder compensar así el 0,4% que cobra Fráncfort por depositar el dinero en el banco central.

BBVA fue la primera entidad que lo reconoció públicamente. Lo hizo en 2016, cuando Carlos Torres, entonces CEO del banco vasco, informó que el banco fijaba una tasa de entre el -0,15% y el -0,20% por guardar el dinero de ealgunos clientes institucionales, una práctica que, en cualquier caso, se extiende al resto de entidades que configuran el mapa bancario español. 

A pesar de ello, los depósitos del conjunto de las empresas todavía siguen remunerando 'algo'. Según los datos que publica el Banco de España, el tipo de interés medio de las cuentas corrientes de las compañías se sitúa en el 0,07% en la actualidad, mientras que el del saldo de depósitos a plazo de las empresas está en el 0,69%. Estos niveles implican un gasto financiero para los bancos de unos 372 millones de euros al año.

Evolución del tipo de interés de los depósitos en España

Por su parte, los depósitos de los hogares suponen un coste de unos 410 millones pese a que el tipo de interés medio del los saldos de cuentas corrientes y de depósitos a plazo está en niveles exiguos (0,03% y 0,11%, respectivamente), ya que las familias guardaban en el banco algo más de 820.000 millones de euros al cierre de abril.

Así, si los bancos dejan de remunerar el ahorro de sus clientes y empiezan a cobrar por ello conseguirían un ahorro de unos 782 millones de euros que les permitiría compensar de sobra lo que les cobra Mario Draghi por tener su dinero aparcado en el BCE, factura que supera los 400 millones de euros al año en la actualidad.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios