Lunes, 22.07.2019 - 06:08 h
El crédito a grandes empresas, en mínimos históricos

La banca carga al cliente el impuesto de la hipoteca: sube precios al máximo de 2016

El tipo de interés (TAE) de las nuevas hipotecas alcanza el 2,34% en enero, su nivel más elevado desde septiembre de 2016, según datos del BdE.

Banco de España
La banca carga al cliente el impuesto de la hipoteca: sube precios a máximo de 2016.

La banca ha elevado el precio de las hipotecas hasta máximos de 2016. El motivo principal es que las entidades están repercutiendo sobre el cliente el coste de tener que asumir el impuesto de Actos Jurídicos Documentos (AJD), cuyo pago fue atribuido al prestamista por un Decreto-Ley de Pedro Sánchez tras los vaivenes judiciales respecto a este gravamen. No obstante, en el encarecimiento de este tipo de préstamos, destinados a la adquisición de una vivienda, también influyen el progresivo repunte del Euríbor y el hecho de que, en España, cada vez se firman más hipotecas a tipo fijo.

Según los datos que el Banco de España acaba de hacer públicos, el tipo de interés TAE -incorpora también las comisiones-, de las nuevas hipotecas se situó en el 2,34% el pasado mes de enero, lo que supone un alza del 4,46% con respecto al mes anterior y su nivel más elevado desde septiembre de 2016, cuando alcanzó el 2,37%. El incremento está relacionado con el hecho de que desde el pasado mes de noviembre las entidades se hayan tenido que hacer cargo del AJD, el impuesto de la hipoteca, que representa en torno a dos tercios de los gastos de constitución de un préstamo hipotecario.

Así lo decidió el Gobierno después de que en octubre de 2018 el Tribunal Supremo rectificase el criterio que venía aplicando hasta la fecha y decretase que era la banca quien debía hacerse cargo de este gravamen. Ante el profundo impacto social y económico que acarreaba esta decisión y su posible retroactividad, el Pleno del Alto Tribunal optó por dar marcha atrás y seguir atribuyendo el pago de este impuesto al consumidor, todo ello en medio de una polémica sin precedentes en España. Fue entonces cuando el Ejecutivo modificó vía decreto la legislación y cargó a las entidades el pago del tributo en las hipotecas que se firmasen a partir del 12 de noviembre del año pasado.

‘Lo peor está por llegar’

El próximo mes de mayo, no obstante, entrará en vigor la nueva Ley Hipotecaria, que ya obliga a asumir, además del AJD, prácticamente todos los gastos hipotecarios. Las entidades ya advirtieron en medio de la polémica que no pueden vender a pérdidas, por lo que es previsible que se produzcan nuevos encarecimientos próximamente. Es más, Bankinter advierte en sus cuentas anuales de que los efectos de la decisión del AJD todavía no se perciben en “toda su plenitud”.

"El hecho de que ahora sean los bancos los que deban soportar el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados supone una presión añadida sobre los márgenes, cuyos efectos se percibirán en toda su plenitud en ejercicios posteriores", advierte el banco que dirige María Dolores Dancausa. En cualquier caso, el encarecimiento de estos préstamos en enero no puede atribuirse exclusivamente al impuesto, ya que cada vez se firman más hipotecas a tipo fijo, que tienen un tipo de interés más elevado. En concreto, el 41% de las hipotecas que se firman en España ya son a tipo fijo, un 9% más que un año antes. Además, también influye el alza del Euríbor, que cerró enero en el –0,116%, frente al –0,129% de diciembre.

Sea como fuere, la concesión de nuevas hipotecas no se ha frenado a pesar del incremento en el precio ni por la polémica del Supremo. Los niveles de producción de las entidades registraron un buen final de año y, según los datos del Banco de España, la banca concedió 3.207 millones de euros en hipotecas en enero, dato que representa un alza interanual del 7,15%. Además, el ejercicio 2018 cerró con el mejor dato de producción de hipotecas desde 2010, con 43.820 millones de euros en financiación para la compra de viviendas. En cambio, el caos del AJD sí que se ha reflejado en los datos del INE.

En una trayectoria opuesta al crédito hipotecario, los préstamos superiores al millón de euros, los destinados a las grandes empresas, se abarataron considerablemente durante el primer mes de 2019. En concreto, el precio de este tipo de créditos cayó en enero hasta el 1,40%, un 12% menos que un mes antes. Este tipo de interés, además, es el segundo más bajo de la serie histórica, tan solo por detrás del 1,32% registrado en octubre de 2018.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios