Lunes, 17.02.2020 - 10:57 h
Se publicará en el primer trimestre

La banca teme que la sentencia del IRPH 'contamine' el cierre del ejercicio 2019

Las entidades temen que el fallo sobre el polémico índice, que amenaza al sector con un golpe multimillonario, se produzca antes de resultados.

TJUE
La banca teme que la sentencia del IRPH 'contamine' el cierre del ejercicio 2019. / EFE

Incertidumbre total al respecto del Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios (IRPH). Han pasado ya cuatro meses desde que el abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) presentó sus conclusiones y todavía no hay publicada una fecha para la lectura de la sentencia, lo que inquieta a las entidades financieras, que temen que el fallo tenga lugar justo antes de la formulación de sus cuentas anuales, lo que obligaría a la banca a aplicar ajustes de última hora sobre las mimas.

Este jueves arranca la temporada de resultados en banca con la presentación de las cuentas de Bankinter. La próxima semana le toca a los demás: el martes Bankia; el miércoles Banco Santander; el jueves Unicaja y Liberbank; y el viernes BBVA, Banco Sabadell y CaixaBank. Menos la primera de estas entidades, que no tiene exposición al controvertido índice, el resto se enfrenta a un quebranto multimillonario por haber comercializado hipotecas vinculadas al IRPH, cuya evolución ha sido mucho más favorable a los intereses del sector que el Euríbor, índice al que están referenciados la gran mayoría de préstamos destinados a la compra de vivienda.

En el TJUE sostienen que aún cabe la posibilidad de que la lectura de la sentencia tenga lugar la próxima semana. Y es que el tribunal comunitario trabaja con una agenda preliminar a cinco semanas vista que se revisa cada viernes. Por el momento, no hay fecha fijada para el fallo del asunto C-125/18 (el del IRPH), pero desde la institución explican que, en algunas ocasiones, se han introducido cambios “in extremis” el mismo viernes de cara a la semana siguiente, por lo que aún no se puede descartar nada.

En este contexto, la incertidumbre para el sector financiero español, que tiene una exposición de más de 17.000 millones al IRPH en la actualidad, es máxima. Estaba previsto que la sentencia llegara a principios de 2020, pero aún no hay novedades. Un importante directivo bancario aseguraba hace unos días que, en principio, no contaba con el fallo en enero, aunque 'rezaba' por que el pronunciamiento europeo no llegase justo antes de la formulación de las cuentas anuales y les obligara a calcular las posibles provisiones de forma apresurada, como ya pasó con la sentencia de las cláusulas suelo en 2016. La asociación de usuarios Asufin espera que se publique en el primer trimestre.

Entre las distintas entidades financieras, CaixaBank es la que más se juega con el IRPH, al tener hipotecas vivas con IRPH por algo más de 6.400 millones, por delante de Santander (4.300 millones), BBVA (3.100 millones), Bankia (1.600 millones) y Sabadell (830 millones). Entre las medianas, Kutxabank también tiene una exposición elevada, superior a 700 millones, mientras que Unicaja y Liberbank tienen hipotecas con IRPH por unos 200 millones cada una. Si se aplicara retroactividad, no obstante, el golpe conjunto podría alcanzar los 60.000 millones en el peor de los escenarios, según los cálculos del Banco de España, que no considera probable esta situación.

De hecho, fuentes del supervisor aplacaron hace unos meses la 'psicosis' desatada con el IRPH y aseguraron que el nivel de capital de las entidades es suficiente para hacer frente a una sentencia desfavorable para la banca. Eso sí, la amenaza de provisiones está ahí y el fallo del TJUE podría comprometer incluso el reparto de dividendos en el futuro, como han subrayado importantes casas de análisis.

Goldman Sachs aseguró el pasado mes de septiembre que si el dictamen del TJUE sigue la opinión del abogado general supondría un “potencial desdencadenante de provisiones legales a gran escala, por motivos prudenciales y en anticipación a un incremento de los litigios”. Por su parte, KBW calcula que un golpe para el sector de 3,300 millones, mucho menos catastrófico que el de otras casas de análisis o el Banco de España, es capaz de tener un “impacto material” sobre los dividendos a repartir.

En este sentido, el abogado general Maciej Szpunar concluyó el pasado septiembre que el mero hecho de ser un indice oficial no hace transparente al IRPH y estipuló que no queda fuera de la Directiva 93/13 de cláusulas abusivas en contratos con consumidores. Por tanto, él emplaza a los jueces españoles a estudiar si la cláusula es abusiva o no en función de cómo la comercializó cada entidad, un aspecto que se dirimirá caso a caso. Sus conclusiones, no obstante, no siempre coinciden con las del TJUE, por lo que todavía hay que esperar.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING