Miércoles, 22.05.2019 - 09:32 h
Apenas crece el beneficio y caen los ingresos

Los augurios de otra recesión golpean el crecimiento de los bancos de Wall Street

Las seis mayores entidades del país ganan 30.876 millones en el primer trimestre, un 3,1% más, pero sus ingresos caen a los 111.405 millones (-1,4%).

Wall Street
Los augurios de otra recesión paralizan el crecimiento de los bancos. / Pixabay

La buena dinámica que venía experimentando la banca en Estados Unidos se ha frenado en seco con la entrada 2019. Si en el conjunto del año pasado las seis principales entidades financieras de 'Wall Street' casi duplican su beneficio, en el primer trimestre del presente ejercicio apenas han crecido las ganancias, mientras que los ingresos han experimentado una ligera caída.

JP Morgan, Bank of América Merrill Lynch, Wells Fargo, Citigroup, Morgan Stanley y Goldman Sachs se han encargado de estrenar la temporada de resultados y, en su conjunto, se han anotado un beneficio neto de 30.876 millones de dólares entre los meses de enero y marzo de 2019. Esta cifra prácticamente dobla las ganancias cosechadas por la gran banca española en todo 2018, pero es tan solo un 3,1% superior a la registrada por las entidades estadounidenses en el primer trimestre del año pasado. 

El dato de ingresos, por su parte, ha caído un 1,4% en este periodo, hasta los 111.405 millones de dólares, en un contexto global de incertidumbre geopolítica marcado por las tensiones comerciales entre Donald Trump y China, el Brexit o la inestabilidad en algunos países emergentes amenazan con ralentizar el crecimiento mundial. Además, tras casi una década de crecimiento ininterrumpido en Estados Unidos, a finales de 2018 y comienzos del 2019 se dieron algunos síntomas que apuntan hacia una nueva recesión en este país en los dos próximos años.

Uno de estos indicios fue el que se encargaba de recordar hace unas semanas el principal directivo de un gran banco del Ibex 35 en un corrillo con periodistas: "El hecho de que se invirtiera la curva de tipos de interés de los bonos de Estados Unidos es un preludio de recesión en ese país en el corto plazo". Y es que 'la profecía' del bono estadounidense, que se ha cumplido numerosas crisis acontecidas en el último siglo, instauró el temor en los mercados.

El Fondo Monetario Internacional (FMI), no obstante, no cree que vaya a ser así. De hecho, la institución que dirige la francesa Christine Lagarde proyecta que la economía estadounidense crecerá un 2,33% este año, un 1,87% en 2020 y un 1,77% en 2021. De cara a los siguientes ejercicios, el organismo con sede en Washington pronostica expansiones del 1,64%, 1,62% y 1,57% en 2022, 2023 y 2024, respectivamente. El cumplimiento de estas previsiones supondría que Estados Unidos registrara crecimiento económico durante 14 años seguidos, racha que solo se ha superado en los periodos 1992-2007 y 1959-1973.

Tampoco la Reserva Federal (Fed) prevé una recesión en el corto plazo. El banco central de Estados Unidos, a pesar de haber revisado recientemente a la baja sus proyecciones macroeconómicas, pronostica un crecimiento del país del 2,1% en 2019, del 1,9% en 2020 y del 1,8% en 2021. La Fed, que ha aparcado las subidas de tipos este año, sí que cree que la tasa paro comenzará a repuntar a partir del próximo año, aunque Estados Unidos se encuentra en una situación prácticamente de pleno empleo desde hace algunos ejercicios.

Ganancias e ingresos de los mayores bancos de EEUU

JP Morgan, el único que aguanta el ritmo

Sea como fuere, quien no pierde el pulso es JP Morgan. El mayor banco de Estados Unidos se anotó un beneficio de 9.172 millones de dólares en el primer trimestre de 2019, un 5,36% más que un año antes y más que Banco Santander -el primer banco español y uno de los mayores de Europa- durante todo el ejercicio 2018. La entidad que comanda Jamie Dimon, además, es la única de las grandes de EEUU cuyos ingresos no retroceden, situándose en 29.123 millones de dólares, un 4,35% más.

En el lado contrario, destaca por negativo el primer trimestre registrado por Goldman Sachs, una de las firmas más influyentes de 'Wall Street'. Tanto el beneficio [2.182 millones (-20%)] como los ingresos [8.807 millones (-12%)] de esta entidad cayeron significativamente a pesar de que recortó más de un 10% sus gastos en su segundo trimestre con David Solomon al frente, quien sustituyó a Lloyd Blankfein como consejero delegado del grupo en octubre.

También sufrió Morgan Stanley entre enero y marzo, con una caída de sus beneficios del 8,96% y de sus ingresos del 7,14%, hasta 2.429 y 10.286 millones de dólares, respectivamente, en una nueva muestra de las dificultades que está atravesando el sector. Wells Fargo (+16%), Bank of América Merrill Lynch (+5,84%), y Citigroup (+1,95%) lograron incrementar sus ganancias a pesar de que su facturación descendiera ligeramente.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios