Martes, 23.07.2019 - 21:57 h
Los litigios, una de las mayores amenazas para la banca

El Banco de España da la voz de alerta y pide cuantificar los riesgos por el IRPH

Advierte de este riesgo legal y pide a las entidades planes de contingencia para mitigar el posible impacto de una sentencia desfavorable de la UE.

Banco de España
El Banco de España da la voz de alerta y pide cuantificar los riesgos por el IRPH. / EFE

El Banco de España acaba de introducir los litigios, en particular los relacionados con el IRPH (Índice de Referencia de los Préstamos Hipotecarios) de las hipotecas, como uno de los principales factores de riesgo que amenazan el negocio de la banca. Por ello, el supervisor insta a las entidades financieras españolas a realizar una correcta cuantificación de los riesgos asociados a este índice y a implantar medidas de gestión y prevención que mitiguen su posible impacto sobre la cuenta de resultados.

Es posible que la Justicia Europea decrete nulas por falta de transparencia las hipotecas referenciadas al IRPH a finales de este mismo año, una decisión cuyo impacto podría ascender hasta 60.000 millones de euros en el peor de los escenarios, de acuerdo a los cálculos de la institución que gobierna Pablo Hernández de Cos adelantados por este medio. Ante semejante 'roto' -equiparable al rescate de las antiguas cajas de ahorro-, el organismo se ha apresurado a exigir a las entidades "la apropiada medición del posible impacto contingente y medidas de gestión y prevención adecuadas".

[Te interesa leerEl Supremo mete en un cajón los recursos del IRPH con 60.000 millones en juego]

Así figura en el último Informe de Estabilidad Financiera (IEF) del Banco de España, publicado en la tarde de este martes. Para el supervisor, los tres factores de riesgo que amenazan la estabilidad del sistema financiero español son un aumento de las primas de riesgo por la ralentización económica global, la presión que ejerce sobre la rentabilidad de las entidades este contexto de desaceleración y el incremento de las demandas judiciales contra la banca.

En relación a este último punto, el documento califica como "muy relevante" el proceso judicial relacionado con la utilización del IRPH en la comercialización de hipotecas. Tanto las entidades financieras como la Abogacía del Estado y el propio Tribunal Supremo han defendido la validez de este índice al ser un dato oficial y público de cuya gestión se ocupaba el propio Banco de España, pero el precedente de las cláusulas suelo -que costó 1.900 millones a los bancos en 2016- demuestra que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) puede dictar una sentencia desfavorable para la banca al respecto.

"Es importante que las entidades estimen adecuadamente el riesgo legal que puede implicar un potencial aumento de la litigiosidad", recomienda el Banco de España, que advierte de un "impacto material" por el IRPH que no no sería igual para todas las entidades, dado el distinto uso que hicieron del índice. En el informe, la institución, no cuantifica  este impacto, pero según cálculos de Citi, el golpe sería de 16.500 millones para el conjunto del sector en un escenario "realista" en el que en las hipotecas con IRPH el índice se sustituye por el Euríbor y se devuelve a los consumidores la diferencia.

De acuerdo a los números de este banco de inversión, CaixaBank sería la entidad más afectada, por delante de Santander y BBVA, Bankia, Sabadell y Unicaja. Es a estas entidades a las que el supervisor pide 'planes de contingencia' ante un posible fallo europeo en contra de sus intereses. "Hay que ir más allá de la medición, esto es un riesgo más que los bancos tienen que gestionar", apuntan fuentes de la Dirección General de Estabilidad Financiera, Regulación y Resolución del Banco de España.

Coincidencia o no, CaixaBank acaba de modificar su folleto continuado para avisar al mercado de que su exposición total al IRPH alcanza los 6.700 millones de euros, mientras que el consejero delegado de Banco Sabadell, Jaime Guardiola, reconoció durante la última presentación de resultados que el banco lleva tiempo ofreciendo a sus clientes pasar a tipo fijo las hipotecas referenciadas al IRPH, aunque también aquellas vinculadas al Euríbor.

Una de las causas de la mala reputación

En términos más generales, el Banco de España asegura que el riesgo legal, entre otros factores, es una de las causas de la pérdida de reputación del sector bancario en España. Para revertir esta situación, pide a los bancos vender productos financieros a los clientes que se adecúen a sus necesidades y capacidades, así como suministrar la información "clara y transparente", es decir, sin letra pequeña. "La reputación y la confianza de los clientes es un elemento esencial para desarrollar el negocio bancario", zanja el supervisor.

En este contexto, desde el Banco de España se valora positivamente la nueva Ley Hipotecaria, que entrará en vigor el próximo 16 de junio. Es más, el organismo cree que contribuirá a reducir la litigiosidad actual del mercado hipotecario y a incrementar la seguridad jurídica de este tipo de contratos, al tiempo que reforzará la transparencia y protección de la clientela. Eso sí, opina que podría limitar algo el acceso a las hipotecas, lo que, en cualquier caso, reducirá el riesgo de crédito para las entidades al endurecer los requisitos de evaluación de solvencia de los clientes.

Incertidumbre respecto a la política económica

En relación a los riesgos macroeconómicos que pueden afectar a la estabilidad del sistema financiero español, además de la ralentización económica global, las disputas comerciales entre Estados Unidos y China o las tensiones en algunas economías emergentes, la institución incide en la incertidumbre persistente respecto al curso futuro de las políticas económicas en España a la espera de la formación de un nuevo Gobierno, lo que podría acentuar la desaceleración de la economía.

En concreto, el Banco de España destaca la amenaza que supone la "indefinición sobre la senda de la política fiscal, tanto en el corto plazo como en el medio plazo y, en general, sobre la orientación futura de la política económica" en un contexto de elevado endeudamiento público y una fuerte posición exterior deudora neta, las dos vulnerabilidades principales de la economía española.

Por otra parte, el supervisor vuelve a insistir en la necesidad de que las entidades sigan reforzando su capital y mejorando su rentabilidad a través de una diversificación de los ingresos y una reducción racional de sus costes, lo que tradicionalmente se convierte en reducciónes de plantilla y cierres de oficinas. Además, la institución cree necesario mantener un seguimiento estrecho de la evolución del crédito al consumo, así como del mercado inmobiliario.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios