Domingo, 25.08.2019 - 10:03 h
Gana un 205 millones a marzo, un 11% menos

Bankia se resiente a la espera de conocer el Gobierno que decidirá sobre su futuro

La entidad nacionalizada registra una caída del beneficio y de sus principales márgenes en el primer trimestre del año, pero refuerza su solvencia.

Bankia
Bankia / EUROPA PRESS

A la espera de conocer el Gobierno resultante de las elecciones de este domingo, Bankia, entidad en la que el Estado controla algo más del 60% del capital, ha registrado un beneficio neto de 205 millones en el primer trimestre de 2019, un 10,8% menos que un año antes, según ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Este resultado se explica por una caída de los márgenes en un contexto prolongado de bajos tipos de interés, así como por un descenso del 73% en el beneficio por la venta de carteras de deuda (ROF). En concreto, el margen de intereses retrocede un 4,7% y las comisiones un 1,2%, mientras que los ingresos totales (margen bruto) disminuyen un 13,3%.

Bankia está consiguiendo exprimir las sinergias con BMN y los gastos se reducen un 7%, mientras que las nuevas provisiones también caen, en este caso, en un 37%. Por su parte, la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri ha elevado su solvencia en 22 puntos básicos, hasta alcanzar una ratio de capital CET1 del 12,61%. Bankia tiene previsto repartir entre sus accionistas el exceso de capital por encima del 12% más adelante, lo que actualmente supone algo más de 500 millones de euros.

Los resultados se conocen un día después de unas elecciones generales en las que Pedro Sánchez y el PSOE se han erigido como claros vencedores, aunque para formar gobierno deberán pactar con Unidas Podemos -que propone interrumpir la privatización de Bankia para dedicarla al servicio público- o Ciudadanos.

En los diez meses que lleva en La Moncloa, Sánchez ha sido partidario de maximizar la devolución de las ayudas públicas inyectadas en el banco durante el rescate, por lo que, dado el bajo precio de la acción, amplió el plazo de privatización más allá de diciembre de 2019. De hecho, el límite para que el Estado salga del capital del banco ahora está fijado en diciembre de 2021.

Está por ver la estrategia de la desinversión, si se decide seguir vendiendo pequeñas participaciones, se opta por colocar grandes paquetes del capital entre grandes inversores institucionales o se aboga mejor por una fusión con otro banco, opción que ganó fuerza en las últimas semanas después de que Banco Sabadell abriese la puerta a esta posibilidad, aunque también se ha especulado con CaixaBank o BBVA, pues Bankia tiene un buen encaje con las entidades con más presencia en Cataluña, como comentó su presidente, José Ignacio Goirigolzarri.

Además de por los menores gastos y provisiones, Bankia ha conseguido mitigar la caída del margen de intereses con una ligera mejora del precio del dinero y un avance de la producción . Así, el stock de crédito a empresas avanza un 6% y el crédito al consumo un 16%, mientras que la caída del saldo de hipotecas es del 5%. El crédito promotor registra un avance del 10% en el periodo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios