Martes, 23.04.2019 - 02:42 h
Las partes buscan un acuerdo extrajudicial

¿Biscotto? Orcel contrata a un 'despacho afín' a Uría para pactar con Santander

El socio director del despacho De Carlos Remón es hermano de Luis de Carlos, socio presidente de Uría Menéndez, el despacho de cabecera de Ana Botín.

Andrea Orcel, Ana Botín y José Antonio Álvarez
¿Biscotto? Orcel contrata a una 'segunda marca' de Uría para pactar con Santander. Banco Santander

Andrea Orcel y Banco Santander buscan alcanzar un acuerdo extrajudicial para saldar el frustrado fichaje como consejero delegado del exdirectivo de UBS. Por ello, el banquero de inversión italiano ha contratado los servicios del despacho de abogados De Carlos Remón, cuyos principales responsables mantienen vínculos familiares estrechos con la cúpula de Uría Menéndez, el despacho de cabecera del banco que preside Ana Botín.

El vínculo es tan estrecho que el propio José Manuel de Carlos Bertrán, socio director de De Carlos Remón, es hermano de Luis de Carlos Bertrán, socio presidente de Uría Menéndez, mientras que Alvaro Remón Peñalver, que liderará el equipo encargado de armar la estrategia legal de Orcel, es hermano de Jesús Remón Peñalver, otro histórico del prestigioso bufete de abogados, donde es socio desde 1996. 

Andrea Orcel fichó a De Carlos Remón a mediados de febrero y, según explican fuentes financieras, este tipo de despachos, cuya capacidad técnica no se discute, son utilizados por las grandes firmas para resolver conflictos sin la necesidad de tener que llegar a los tribunales. Y es que como publicó este medio, Banco Santander tiene asumido que tendrá que desembolsar una parte -de entre 15 y 20 millones- de lo comprometido con el banquero de inversión italiano cuando anunció al banquero italiano como futuro número dos de Santander.

El nombramiento se produjo el pasado mes de septiembre. Sin embargo, a mediados de enero la entidad frenó en seco la contratación tras reconocer que no había sabido "anticipar" el coste de contratar al exUBS, que ascendía a 55 millones de euros. La suma excedía "significativamente" lo previsto inicialmente por Santander una vez que el banco de inversión helvético se negó a aportar parte de la retribución en diferido pendiente de abonar a Orcel.

Informe en Nueva York

Según las fuentes consultadas, Botín accedió a nombrar a Orcel 'antes de tiempo' a petición del consejero delegado de UBS, Sergio Ermotti, quien, a su vez, se había mostrado favorable a asumir parte del bonus del directivo. No obstante, este pacto se frustró a raíz de un informe que elaboró posteriormente UBS en Nueva York que apuntaba que el hasta entonces líder de su banco de inversión en Londres iba a unirse a un competidor directo. Más si cabe después de que el banco rojo esté apostando cada vez más por este segmento de negocio como vía alternativa de generación de ingresos en un entorno de bajos tipos de interés.

Esto, unido a que Orcel era partidario de llevarse consigo a Boadilla del Monte gente de su confianza y a que iba a aplicar numerosos cambios organizativos en Santander, originó que, si en un primer momento todo eran alabanzas, la mayoría de voces que se dirigían a los oídos de Botín al respecto del banquero italiano se empezaron a tornar negativos a finales de 2018. Por tanto, dado su elevado coste y con una mayoría de directivos en contra del aterrizaje de Orcel se canceló la contratación.

¿Biscotto? Orcel contrata a una 'segunda marca' de Uría para pactar con Santander
José Manuel de Carlos, Luis de Carlos, Álvaro Remón y Jesús Remón.

Así las cosas, la prima de fichaje es el mínimo que reclamaría cualquier bufete de abogados a Santander por el frustrado fichaje y oscilaría entre los 15 y 20 millones de euros, cantidad que Botín estaría dispuesta a asumir una vez que ha tendido la mano públicamente al banquero para llegar a un acuerdo sin tener que ir a juicio. Andrea Orcel, a su vez, era el banquero de inversión de Emilio Botín, padre de Ana, quien tenía depositada en él su máxima confianza tras haber diseñado las más importantes operaciones estratégicas del grupo en los últimos años. Por tanto, el italiano, Santander y sus respectivos abogados, resolverán 'en familia' la disputa en torno al frustrado fichaje.

Ahora en Portada 

Comentarios