Lunes, 22.04.2019 - 02:50 h
Sale de la primera línea ejecutiva del grupo

Botín dará un giro al timón de Santander España al salir el histórico Echenique

Dejará las funciones ejecutivas en el grupo a Belén Romana y la presidencia de la filial española en enero de 2019, tras cerrar la fusión del Popular.

Santander ya marca el paso en el Popular: Rodrigo Echenique, nuevo presidente
El Santander encomendó al veterano banquero, Rodrigo Echenique, la integración del Popular/ EFE

Cuando el Santander culmine la integración del Popular, Rodrigo Echenique, cerrará una etapa en el grupo. El veterano banquero, al que Ana Botín encomendó el timón de la filial española cuando se adjudicó el Popular, dejará en ese momento sus funciones ejecutivas en el grupo y la presidencia del Santander España, cuyo 'número dos' es Rami Aboukhair. Ocurrirá el 1 de enero próximo y continuará ligado al grupo como vicepresidente no ejecutivo y como miembro de la comisión de nombramientos del consejo.

Su puesto en la comisión Ejecutiva lo ocupará Belén Romana, fichada por el grupo en 2015 tras su salida de la presidencia de la Sareb. Ambos cambios los aprobó hoy el consejo de administración entre otras modificaciones del consejo y sus comisiones para lograr “una asignación más eficiente de la carga de trabajo”. Ha aprovechado para colocar al expresidente de BNP Paribas, Ramiro Mato, al frente de la recién creada comisión de Banca Responsable, Sostenibilidad y Cultura. El director general de Riesgos José María Nus cede su posición a Keiran Foad, asumiendo nuevas funciones estratégicas con reporte directo a la presidenta Ana Botín como asesor estratégico de riesgos. 

De forma adicional, el área de Reestructuraciones y Participaciones Corporativas que dirige Javier García-Carranza reportará directamente a Nus, quién seguirá siendo miembro de los consejos de Santander España y Santander Brasil, y coordinará la labor de los consejeros del Grupo en los consejos de las filiales.

Echenique deja la primera línea ejecutiva después de tres décadas de trayectoria en un grupo donde llegó a ocupar el puesto de consejero delegado durante seis años, cuando el Santander lanzó la ‘Supercuenta’ en 1989, con la que rompió el mercado. “También desempeñó un papel clave en operaciones tan importantes como la compra de Banesto (1994) o la integración del Banco Central Hispano (1999)”, subrayó Ana Botín en un comunicado donde ensalza su clave contribución en la historia de la entidad. “Para mí ha sido un privilegio haber podido contar con Rodrigo como ejecutivo estos años y le echaremos de menos. Ha sido persona de confianza en las grandes decisiones, además de garantía en la gestión y esencial en el proceso de transformación del grupo”, resaltó la banquera.

No en vano fue la persona a la que encomendó reflotar al Popular con una integración que se presumía compleja y avanza a máxima celeridad. El Santander colocó un consejo de transición nada más adjudicarse la entidad para adoptar las medidas de urgencia que precisaba como la inyección de 13.000 millones de euros con la que regó sus vacías cañerías de liquidez. Una vez estabilizado el banco, a los quince días ya tenía diseñado un consejo de administración capitaneado por Echenique con el cometido principal de normalizar la actividad y ensamblar ambas filiales sin perder clientes o negocio por el camino.

Estrecho colaborador de Ana Botín, Echenique es uno de los últimos ejecutivos que conformaron la vieja guardia de Emilio Botín. La mayoría, de edades ya elevadas han ido saliendo de forma progresiva del consejo y ejecutiva desde que la banquera asumió la presidencia en el otoño de 2014. Madrileño, nacido en 1946 y vocal del consejo desde 1988, este Abogado del Estado ha hecho vida y carrera en el grupo. Fue presidente del Advisory Board de Accenture, de NH Hoteles, de Vocento, Vallehermoso y de Merlín Properties.

En el año transcurrido desde la resolución del Popular, el Santander ha integrado sus servicios centrales, resuelto todas las alianzas estratégicas salvo la joint venture del Popular con Allianz para seguros y planes de pensiones y firmó la mayor operación inmobiliaria registrada en España con el traspaso de una cartera de activos valorados en 30.000 millones de euros a una sociedad controlada por Blackstone, pasando con ella página casi de golpe del problema de ladrillo heredado. La unión de redes está proyectada para junio de 2019 y la fusión jurídica culminará este año, momento en el que Echenique dejará la presidencia del Santander España a un directivo o directiva cuyo nombre hoy es una incógnita.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios