Jueves, 21.03.2019 - 22:05 h
Se aleja en esta legislatura

CNMC, CNMV... El relevo de Guindos deja la reforma de los supervisores en el aire

La normativa se encuentra en fase avanzada, pero la salida de Guindos y la fragmentación parlamentaria complican la tramitación. 

Guindos se va para portada
El ministro  de Economía, Luis de Guindos, en el Congreso/ EFE

La reforma de los supervisores vuelve a topar con imprevistos. Si en 2017 el proyecto tuvo que ser pospuesto para dar salida a las múltiples transposiciones de directivas que urgía llevar al Congreso a fin de congelar el reloj sancionador de la UE, ahora tropieza con la marcha de Luis de Guindos y corre el riesgo de encallar durante la tramitación parlamentaria por una fragmentación del Congreso que amenaza con  frustrar la aprobación dentro de la legislatura, refieren fuentes políticas.

Es una de las medidas estrellas del Gobierno y figura entre los acuerdos de gobernabilidad suscritos por Ciudadanos. El Ejecutivo lleva de hecho tiempo en contacto con el PSOE y PNV buscando encontrar consensos que garanticen el exitoso paso por el Congreso -necesita el plácet socialista o, como mínimo, su no oposición-. Pero la iniciativa representa un redibujo en el organigrama de las instituciones de tal calado que tropezó con visiones distantes en aspectos críticos en el arranque. Situación que ahora alienta el riesgo de que cada corporación quiera hacer oír su voz, incluso, en clave ‘electoral’ a medida que transcurre el tiempo a pesar que de aún falten más de dos años para los próximos comicios.

Economía sacó a consulta pública en marzo del pasado año un breve documento anunciando el esqueleto del Anteproyecto y en su hoja de ruta figuraba dar salida a la normativa antes de concluir el ejercicio. Su redacción se encuentra muy avanzada, explican fuentes solventes. Sin embargo, en la esfera parlamentaria apuntan que, con la salida de Guindos para ocupar la vicepresidencia del Banco Central Europeo (BCE), se pierde al principal impulsor de la reforma y deberá retomar la iniciativa quien asuma la cartera de Economía.

El compromiso con Ciudadanos contempla en su punto 13 desarticular el modelo de “superregulador” que se creó la pasada legislatura: escindirá la actual Comisión Nacional del Mercado de la Competencia en dos organismos independientes, uno para temas de competencia y otra para regulación sectorial y de los mercados. La separación busca seguir el modelo vigente en la mayoría de países de nuestro entorno para “reforzar la independencia”, según justificó la coalición naranja y el Ejecutivo.

En paralelo prevé que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) absorba al supervisor de los auditores, y la dirección general de Seguros y Fondos de Pensiones segregue la función regulatoria -quedaría dentro de Economía- de la supervisora, que se derivaría a una agencia de nueva creación. Este último cambio, que es una histórica reivindicación de la industria aseguradora y del Fondo Monetario Internacional (FMI) desde 2006, no suscita debate a diferencia de la remodelación en Competencia, indican las fuentes consultadas.

Tampoco lo hace, indican, la creación de una autoridad nueva para gestionar las reclamaciones de los clientes financieros que hoy presentan sus disputas con las entidades en Banco de España, Seguros o CNMV. Pero sí lo encontró distintas sensibilidades o intereses el nuevo régimen de nombramientos para acabar con las designaciones políticas en los organismos supervisores (CNMC, Competencia, Banco de España, etc) si bien se han diluyendo y aproximando posturas.

Ante el retraso en la reforma con el atasco parlamentario por acumulación de directivas a trasponer (ley hipotecaria, MiFID ó PSD2) y la crisis en Cataluña con el 'procés', Ciudadanos buscó la fórmula para acelerar la entrada en vigor del nuevo régimen de designaciones, entre otras razones porque en pocos meses toca abordar la renovación de cargos como el gobernador y subgobernador del Banco de España. Para acabar con los ‘dedazos’ políticos en favor de criterios profesionales, capacitaciones y meritocracia, formuló una Proposición de Ley (PL) ya casi en recta final en el Congreso.

Ahora en Portada 

Comentarios