Martes, 10.12.2019 - 22:40 h
Replantea la red en España

Deutsche se apunta al boom inmobiliario: vende sucursales VIP y saca 20 millones

El banco enajena once oficinas ubicadas en zonas de lujo y arterias principales en distintas ciudades. Permanece de inquilino bajo 'sale & leaseback'

Deutsche Bank pide al BCE que ponga fin a "la era del dinero barato"
El banco reducirá un 18% la red en España, con apuesta por sucursales grandes en todas las provincias / EP.

Deutsche Bank da una vuelta a su red en España. El banco alemán se decidió a hacer ‘cash’ en el patrimonio inmobiliario y ha sacado 19,80 millones de euros en ganancias con la venta de once de sus sucursales en arterias ‘prime’ de grandes ciudades. Ha sido una colocación unidad a unidad entre inversores particulares, ya que la dispersión por todo el país dificultaba el empaquetado para ofrecerlo a fondos especialistas; y la realiza bajo régimen de 'sale & lease-back' que le permite permanecer de inquilino al tiempo que el comprador se garantiza una renta.

Entre los inmuebles figura la singular oficina en la céntrica plaza bilbaína de Federico Moyúa, frente al hotel de cinco estrellas Carlton. El local, con frontal de varios metros a lo largo de la plaza, hace doble esquina con la calle Alameda de Recalde y Ercilla Kalea, y la entidad dispone para su uso de espacio en la primera y segunda planta. Otro de los establecimientos donde cede la propiedad es el radicado en San Sebastián, aledaño a la Plaza de Cervantes, en la Bahía de la Concha.

Desde finales de los años 90 muchas entidades han recurrido a este tipo de desinversiones para levantar recursos y sacar provecho a la posibilidad de reducir la factura fiscal con los alquileres. Santander y BBVA, por ejemplo, monetizaron en bloque miles de sucursales y hasta la emblemática Ciudad Financiera del grupo cántabro sacando miles de millones en plusvalías. El mismo Deutsche Bank colocó por 42 millones el singular edificio que alberga su sede en la madrileña arteria de Castellana 18 al conocido inversor indio Ram Bhavnani en 2013, manteniendo una ocupación que ha sido ininterrumpida desde que adquirió el inmueble en 1972.

La transacción con las once oficinas en zonas ‘prime’ es, de hecho, casi un fleco porque hace años que colocó igualmente el singular edificio de Barcelona, origen en su día de la sede social desde que irrumpió en el país en 1904, y ha transferido la propiedad en casi todas sus actuales 221 sucursales. Se trataba, sin embargo, de un reducto patrimonial con elevado valor con cuya salida reduce de golpe el valor razonable de los inmuebles propios desde 33,02 a 2,09 millones de euros, según revela el informe financiero del grupo.

La entidad germana usa esta bala coincidiendo con el replanteamiento de la red para potenciarla después de haber abortado la venta del negocio el pasado año. Colocó el ‘cartel de venta’ a la banca minorista y de pymes -excluyó banca de inversión, privada y corporativa- dentro de las desinversiones en medio mundo para fortalecer solvencia y mitigar las pérdidas millonarias sufridas por litigios. La retiró tras ampliar capital en 8.500 millones y al no recibir una oferta que cubriese sus ambiciones económicas, aún cuando se filtró el interés por la entidad de Crédit Mutuel, BBVA y, sobre todo, Abanca.

Christian Sewing, el directivo elegido para reemplazar en el puesto de consejero delegado al mítico John Cryan y al que atribuyen en buena parte la decisión de no vender en España, defendió nada más ascender al cargo la banca minorista aquí y en Italia. Algo, en todo caso compatible, con una reorganización de la estructura. El banco va a reducir un 18% la red con la fusión de 40 sucursales, moviendo el personal hacia los locales mejor situados y de mayor dimensión para reforzar el servicio de asesoramiento a clientes con gestores personalizados.

La venta de las sucursales con ubicación VIP le permite acumular una hucha de 10 millones para financiar el plan: prevé ofrecer prejubilaciones, junto a nuevas contrataciones; lanzar una campaña comercial de apoyo a la estrategia comercial y de notoriedad de marca e invertir en transformación digital. Su red encoge, con la pretensión de despegar. Seguirá teniendo presencia en todas las provincias, pero vira aún más hacia el cliente que precisa asesoramiento para sus inversiones y, por tanto, cuenta con un perfil de renta medio-alto, y hacia las pymes. Hoy sus 2.500 empleados dan servicios a unos 6.500 clientes en el país. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING