Martes, 26.03.2019 - 00:03 h
Rompe con la era Linde y MAFO

El gobernador del BdE inicia un 'road show' político en plena crisis del sector

Hernández de Cos busca remontar el problema reputacional  de la banca y la institución con reuniones personales con los portavoces parlamentarios.

Pablo Hernández de Cos
Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España / EFE

El nuevo gobernador del Banco de España quiere limpiar la desgastada imagen del Banco de España. Pablo Hernández de Cos (1971), que fue elegido de manera precipitada por el Gobierno del PP en plena tramitación de la moción de censura que llevó a La Moncloa a Pedro Sánchez, busca imprimir una nueva política institucional en el regulador financiero y ha puesto en marcha un 'road show' institucional y político. Rompe así con la etapa de sus predecesores, Luis María Linde y Miguel Ángel Fernández Ordóñez, y adopta un papel más aperturista.

El objetivo de Hernández de Cos es abrir las ventanas del Banco de España, según explican fuentes de su entorno directo. El gobernador, consciente de problema reputacional que arrastra el sector y la institución en los últimos años, ha decidido mantener una amplia agenda de reuniones con diferentes interlocutores. En primer lugar, como es su obligación, celebró encuentros con directivos de las entidades financieras. Ahora, una vez pasado el verano e instalado en la zona noble de la plaza de Cibeles, sus citas son de carácter eminentemente político.

El gobernador ha decidido, por tanto, citar en el Banco de España a representantes de los partidos políticos. En concreto, diferentes portavoces parlamentarios relacionados con el sector bancario han sido convocados en las instalaciones centrales del supervisor en la capital. El formato son reuniones personales, cara a cara, en las que el máximo responsable de la institución les recibe para conocerlos en persona.

Se trata de una novedad en una institución acostumbrada a mantener distancias con el Parlamento. En la etapa de Luis María Linde, el gobernador también mantuvo algún encuentro puntual con diputados del Congreso. Sin embargo, fueron encuentros en formato multitudinario, nada de cara a cara, que se celebraron en las instalaciones del Banco de España normalmente en formato almuerzo. 

Hernández de Cos ha afirmado ante algunos de estos políticos 'visitadores' que su intención es mantener una política de aperturismo de la institución a lo largo de su mandato. También ha comentado que en sus planes, aunque pudiera, no se encuentra aferrarse al cargo. Su intención, por tanto, es salir del Banco de España cuando finalice su compromiso de seis años, en 2024, con una institución renovada.

Respecto al problema de imagen del Banco de España, Hernández de Cos también ha comentado a alguno de sus interlocutores que, mientras las entidades financieras privadas disponen de fundaciones a través de las cuales pueden realizar una labor solidaria, la institución que él dirige no dispone de esas facilidades para 'limpiar' todo lo ocurrido durante la crisis financiera. 

Un detalle que no ha pasado desapercibido en los encuentros del gobernador Hernández de Cos con políticos es que quiere brindar la máxima colaboración con el Congreso. De hecho, está previsto que acuda en cuestión de semanas a la comisión de Economía y Empresa a exponer el informe anual del Banco de España. Fuentes del regulador consultadas por estas reuniones se han limitado a asegurar que no comentan la agenda privada del gobernador.

Ahora en Portada 

Comentarios