Domingo, 17.12.2017 - 05:01 h
Compra  el 80% de la firma española

El recobro de morosidad española seduce a otro noruego: B2H compra Verifica

La sociedad cotizada de Oslo sigue la estela de sus'vecinos Lindorff o Aktua e irrumpe en España al calor de la venta de morosidad bancaria.

La morosidad de las empresas exportadoras cayó un 11,4% hasta mayo
Los impagos en créditos en España se han convertido en un filón para los especilalistas en recobro del Norte y Este de Europa.

La sociedad de recobro noruego B2Holding era casi una desconocida para la banca española... hasta ahora. La sociedad cotizada de Oslo irrumpe en el país asumiendo las riendas de Verifica, especialista en la recuperación de impagos para un portfolio de clientes entre los que figuran bancos como Sabadell, Caixabank, Popular, Caixa Geral o Cetelem, junto a Sanitas, las tarjetas de Alcampo o Vodafone.

Con unos 350 empleados y oficinas centrales en Madrid, el 80% de Verifica ha pasado a propiedad del grupo noruego. La compañía española liderada, en el doble rol de socio propietario y primer ejecutivo, por José Ignacio Arribas, echó a andar en 2006 y selló el pasado ejercicio con casi 13 millones de euros en facturación y tres millones en beneficio.  

La cotizada noruega amarra en el acuerdo la opción a adquirir el 20% remanente del capital en el futuro porque, más allá de dimensión actual, busca convertirla en su plataforma de expansión por la Península Ibérica, según reconoce en información pública. Desembarca con varios años de dilación tras sus vecinos noruegos Lindorff y Aktiv Kapital o la sueca Intrum Justitia, pero con intención declarada de maximizar el desarrollo del negocio.

Los países nórdicos y algunos del Este son la cuna de los grandes líderes especialistas en recobro por la experiencia acumulada tras sufrir crisis económicas. El penúltimo en arribar, el pasado mes de octubre, fue precisamente el polaco Kruk, con una apuesta fuerte porque integró el equipo a Espand -con unos 200 empleados- y adquirió una de las mayores carteras de créditos dudosos a España-Duero, del grupo Unicaja, con un valor nominal de 286 millones de euros.

Cuenta con plataformas en 17 mercados

Un equipo de profesionales del sector fundan B2Holding en 2011 y a finales de 2016 sale a cotizar en el mercado de valores de Oslo. En el camino intermedio fue expandiendo la operativa y negocio con la compra o establecimiento de hasta 19 plataformas y la asunción de carteras en 17 diferentes países, Italia o Grecia entre ellos.

Hoy es uno de los especialistas con mayor número de ‘subsidiarias’ o ramificaciones nacionales. El gigante europeo gestado el pasado año con la fusión de Lindorff e Intrum Justitia sumaba 32 plataformas y EOS unas 28. Mientras el primer grupo cuenta con unos 8.000 empleados y por encima de los 700 millones en ingresos consolidados, B2 Holding empleaba el pasado año a casi 1.700 personas, y generó ingresos por un valor próximo a los 1.400 millones de coronas suecas (144 millones de euros).

El imparable incremento de los impagos en créditos bancarios en España actuó de imán para atraer el desembarco de numerosos fondos y firmas especializadas interesadas en comprar carteras de fallidos. Pero la resistencia inicial de la banca a vender a precios de saldo pausó su actividad en los primeros compases de la crisis.

La situación cambió radicalmente en los últimos años y el mercado espera que cobre aún mayor dinamismo ahora porque hay presiones regulatorias adicionales para librarse de la tóxica exposición, bajo riesgo de sufrir recargos de capital por parte del supervisor; y las entidades desean pasar página para centrarse en el negocio y ofrecer a los mercados una imagen más saneada. Al cierre de septiembre, los balances cargaban todavía con 104.005 millones de euros en financiaciones morosas, equivalente al 8,3% del crédito prestado a clientes. Ahora bien, la losa ha caído de forma dramática desde los 197.235 millones que llegó a contabilizar en el ejercicio 2013.

Ahora en portada

Comentarios