Miércoles, 20.02.2019 - 19:37 h
Negociación del ajunte por la integración del Popular

El Santander acepta bajar de 58 a 55 años la edad para su oferta de prejubilaciones

Baja de 1.585 a unos 1.384 las extinciones de contrato vía jubilaciones y salidas incentivadas. Ofrece 35 días por año trabajado en los despidos.

Inversión Hogar lleva al Santander a los tribunales 25 años después
Una sucursal del Santander

El Santander ha puesto sobre la mesa todas las cartas en la negociación del proceso de ajuste planteado en servicios centrales a raíz de la integración del Popular. Según fuentes sindicales, la entidad está dispuesta a bajar de 58 a 55 años la edad de corte en su oferta de prejubilaciones y ofrece despidos con indemnizaciones de 35 días por año trabajado con un máximo de 28 mensualidades para evitar medidas traumáticas. 

El banco presidido por Ana Botín barajaba en un arranque reducir plantilla en 1.500 personas y trasladar a 575 empleados a otras divisiones o filiales del grupo. Una combinación que implicaba reducir en un tercio los puestos de trabajo en las unidades comprometidas donde emplea a unas 7.000 personas (casi 2.000 en el Popular, 1.500 en el Santander España y el resto en servicios centrales corporativos del grupo).

Según fuentes consultadas, la entidad ha flexibilizado su postura inicial y está abierta a reducir en alrededor del 9% las extinciones de contratos -desde 1.585 a unas 1.384 personas- si se facilitan los traslados internos.

Que favorezca la desvinculación con jubilaciones anticipadas de personal de menor edad ayuda a agilizar el proceso negociador que puede comprometer un mes, y a resolver el ajuste, dado el apretado censo de personal con 58 años cumplidos en las áreas afectadas tras los Expedientes de Regulación de Empleo (Ere) aplicados por el Santander y Popular el pasado ejercicio. 

Hasta el 75% del sueldo pensionable

El banco asume la petición de corte de edad, pero "a costa de reducir el porcentaje del salario final con el que se accede", lamentan en CCOO. Su propuesta en prejubilaciones contempla la salida con entre el 65 y 75% del salario para empleados con 55 y 59 años cumplidos. Para el colectivo de 62 o más edad compensará la salida con la indemnización legal de 20 días por año trabajado con un tope de una anualidad. En todos los supuestos gratificará la adhesión con 3.000 euros y para los menores de 63 con el pago además a la Seguridad Social hasta esa edad. 

En el Sindicato de Trabajadores del Santander (STS) refieren que han reclamado que se reconsideren las prejubilaciones, se rebaje el número de despidos y se proteja al colectivo de edad comprendido entre los 50 y 54 años.  A los empleados con este rango de edad e inferior, hasta los  45 años cumplidos, se dirige precisamente la oferta de salidas incentivadas. 

Salidas compensadas con 35 días por año trabajado

La propuesta indemniza la desvinculación con 35 días por año trabajado con un máximo de 28 mensualidades, más ciertas primas lineales y otras vinculadas a la trayectoria laboral que pueden oscilar entre los 3.500 y 25.000 euros en función de los años de contrato en el grupo. A las 575 personas afectadas por los traslados, principalmente del área tecnológica del Popular, les mantiene las condiciones económicas y beneficios sociales, indican las fuentes sindicales consultadas. 

El banco ya avanzó su decisión de acometer el proceso en las mejores condiciones posibles, evitar salidas forzadas y actuar bajo el "criterio de meritocracia" para realizar el ajuste de empleo. En las notificaciones emitidas los sindicatos CCOO, UGT y STS -enmarcado en el sindicato Fine- piden mayor generosidad en condiciones y limitar el cómputo de afectados. UGT critica que las condiciones para prejubilaciones sean iguales a las del Popular en 2016, cuando el grupo "Santander puede hacer un esfuerzo mayor, ya que su situación financiera no es comparable al momento crítico que atravesaba" el Popular.

Ahora en Portada 

Comentarios