Miércoles, 20.11.2019 - 22:51 h
Por primera vez desde finales de 2016

La 'gallina de los huevos de oro' se acaba: baja la demanda de créditos al consumo

La demanda de créditos para la compra de automóviles, dispositivos tecnológicos u otros bienes de consumo cayó en España en el primer trimestre.

Banco de España
Banco de España / Banco de España

Se acabó la 'gallina de los huevos de oro' de la banca. La demanda de créditos para la compra de automóviles, dispositivos tecnológicos, electrodomésticos u otros bienes de consumo duradero cayó en España durante el primer trimestre del año. Y es que se trata del primer retroceso desde finales de 2016, según la última Encuesta sobre Préstamos Bancarios, publicada este martes por el Banco de España.

Desde hace algunos años, las distintas entidades financieras españolas venían potenciando este tipo de préstamos, que permiten obtener un mayor márgen, para compensar parcialmente los efectos negativos que tiene sobre su rentabilidad el actual escenario de bajos tipos de interés que impone el Banco Central Europeo (BCE). En concreto, el precio medio de los créditos al consumo se sitúa en el 7,22%, frente al 2,12% de las hipotecas o el 1,76% de los préstamos  a empresas, ante su mayor riesgo.

No obstante, los últimos datos facilitados por los bancos al supervisor apuntan a que este 'parche', que ayuda a mitigar la política monetaria ultralaxa del BCE, tiende a su fin.  "Respecto a la evolución de demanda de préstamos en el primer trimestre de 2019, en España se habría reducido en los créditos a las empresas y en los de hogares para consumo y otros fines (por primera vez desde finales de 2016)", reza la encuesta.

Según las razones que las propias entidades han otorgado al Banco de España, esta evolución sería resultado de un menor gasto por parte de las familias españolas en bienes de consumo duradero, es decir, vehículos, electrodomésticos o dispositivos tecnológicos, entre otros, así como un ascenso de la financiación interna mediante ahorros. También habría impactado el mayor uso de préstamos de otras entidades y de otro tipo de financiación externa, aunque el bajo nivel de los tipos de interés habría compensado la caída de las solicitudes. Aún así, la previsión de los bancos es que la demanda de este tipo de créditos aumente de cara a los tres próximos meses.

El BCE seguirá penalizando la rentabilidad del sector

Respecto a los estímulos de Mario Draghi, la banca española alegó que la ampliación del programa de compra de activos ha repercutido negativamente sobre su ya deprimida rentabilidad, a pesar de haber favorecido un ligero incremento de sus activos y una mejora de sus condiciones de liquidez y financiación durante los últimos seis meses.

De cara a los dos próximos trimestres, esperan que siga propiciando un aumento de su tamaño y una mejora su liquidez y de sus condiciones de financiación, aunque seguirá provocando "cierta reducción" de sus niveles de rentabilidad. "No creían, en cambio, que ello conllevara variaciones en sus ratios de capital", dice la encuesta publicada este martes.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING