Sábado, 21.09.2019 - 18:26 h
Junta de Accionistas de Bankia

Goiri 'se mete' en campaña: pide al nuevo Gobierno que no vaya a una banca pública

El presidente de Bankia no teme el escenario de bajos tipos de interés y confirma los objetivos del plan estratégico, aunque anticipa más fusiones.

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri
El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri / EFE

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha solicitado a los diferentes grupos políticos que concurrirán a las elecciones que se celebrarán el próximo 28 de abril que "eviten la tentación" de convertir la entidad nacionalizada en una banca pública y ha insistido en que es necesario que el nuevo Gobierno tenga "claro" el proceso de privatización del banco.

Goirigolzarri se ha pronunciado en estos términos durante un almuerzo informativo previo a la Junta General de Accionistas de Bankia, entidad en la que el Estado posee una participación algo superior al 60% a través del Frob. En el encuentro, además, se ha mostrado convencido de que la entidad cumplirá con los objetivos de su plan estratégico a pesar del entorno de bajos tipos de interés, aunque sí que anticipa más fusiones tras el retraso en el endurecimiento de la política monetaria que anunció el Banco Central Europeo (BCE) hace algunas semanas.

“Si pudiera enviar una carta a los Reyes Magos pediría que el nuevo Gobierno se comporte de forma tan exquisita como los que ha habido hasta ahora en términos de injerencia política", ha señalado el presidente de Bankia, que ha subrayado que, a pesar del "tacticismo político" de cara a la cita electoral, el nuevo Ejecutivo tiene que tener “claro” el proceso de privatización. “Que Bankia vuelva al sector privado es una muy buena decisión política", ha agregado el presidente de la entidad nacionalizada, quien cree, no obstante, que los grandes partidos coinciden con él en este sentido.

El BCE va a propiciar más fusiones

Por otro lado, el presidente de Bankia se ha mostrado “animado” a pesar de que el BCE ha decidido retrasar las subidas de los tipos de interés y de que Bankia es una de las entidades más sensibles a la política monetaria. Así, ha despejado los rumores que apuntaban a que la entidad nacionalizada tendría que posponer los objetivos de su plan estratégico 2018-2020 a raíz de una ralentización de la economía más acusada de lo previsto.

"Por lo que nos dejamos la piel es por cumplir los objetivos en plazo y, a pesar de los tipos de interés, queda mucho partido y no nos parece adecuado cambiar el plan, estamos comprometidos a cumplir con la distribución de 2.500 millones de euros a través de dividendos”, ha apuntado Goirigolzarri, que también ha confirmado el objetivo de 1.300 millones de euros de beneficio de cara a 2020.

Cuestionado por si Bankia puede ser protagonista en el proceso de concentración de la banca española, el banquero vasco ha sido tajante y ha señalado que actualmente no hay ninguna fusión encima de la mesa ni sobrevolándola. De cara a una hipotética operación, no obstante, sí que ha reiterado que Bankia es el "mejor complemento" para cualquiera de las grandes entidades españolas

Gorigolzarri sí que cree, además, que un escenario de tipos bajos de forma permanente es un elemento que incentiva procesos de consolidación "de forma clara". "Es una manera de producir sinergias", ha afirmado el presidente de Bankia, que descarta que las fusiones se vayan a producir de forma inmediata.

En última instancia, el banquero no se mostrado sorprendido por la ralentización de la economía española y cree que está en línea con las previsiones del banco. Así, tras el crecimiento de los últimos años, la realidad es que se se están creando empleos "con vigor".

Ahora en Portada 

Comentarios