Sábado, 07.12.2019 - 02:22 h
En el marco del MREL

La JUR 'aprieta' a Santander, Sabadell y BBVA para mejorar sus planes anticrisis

El organismo de resolución comunitario refuerza sus equipos de inspección para optimizar los planes de resolución de las entidades.

Fotografía La presidenta de la Junta Única de Resolución (JUR), Elke König. Kiko Huesca
La presidenta de la Junta Única de Resolución (JUR), Elke König. Kiko Huesca. EFE

La Junta Única de Resolución (JUR), el organismo comunitario que preside la alemana Elke König, esta 'apretando las tuercas' a Banco Santander, BBVA y Banco Sabadell -así como al resto de entidades españolas, aunque en menor grado- para que optimicen sus planes anticrisis y estén bien preparadas ante la posibilidad de que surjan problemas en el futuro.

Según fuentes bancarias, la JUR está intensificando y destinando un mayor número de recursos a las inspecciones periódicas que realiza desde hace unos años a las entidades financieras para que tengan listos sus planes de resolución en el caso de que vengan mal dadas.

En función de los resultados de estos exámenes el organismo determina el colchón de deuda y capital que deberá mantener cada entidad. Y es que la JUR es el organismo encargado de fijar el requerimiento mínimo de fondos propios y pasivos admisibles (MREL, por sus siglas en inglés), un determinado nivel de capital y deuda que debe reservar cada entidad financiera que se instauró a raíz de la crisis y cuya misión es que los bancos puedan rescatarse por sí mismos sin la necesidad de recurrir a ayudas públicas en caso de quiebra.

Según las fuentes consultadas, las inspecciones ‘on site’ que está realizando la JUR -independientes a las que hace el BCE a través del MUS- son exhaustivas, llegando a requerir a las entidades -que lamentan el exceso de regulación- los contratos de sus operaciones para revisarlas, ya que el organismo quiere que los bancos tengan planes concretos con el objetivo de obtener el máximo grado de detalle posible acerca de los negocios que puede vender una entidad si resulta necesario.

La única resolución 'de manual' que se ha realizado en Europa ha sido la de Banco Popular, que amortizó unos 2.000 millones en bonos antes de ser adquirido por Banco Santander en la noche del 6 al 7 de junio de 2017. No obstante, las fuentes consultadas aseguran que este refuerzo de las inspecciones que hace la JUR no está relacionado con la caída del banco

Por el momento, de la banca española, solo Santander, BBVA y Sabadell tiene fijado el MREL que deben tener -lo recibieron en mayo de 2018 y ya lo cumplen- pues se trata de los tres bancos españoles con presencia significativa fuera de la zona euro. Estaba previsto que la comunicación oficial para los otros nueve bancos españoles cuya supervisión depende de Europa llegase ahora, antes de concluir el primer trimestre, aunque hasta el momento se desconoce el ‘colchón’ que deberán construir.

Según fuentes financieras, los bancos más pequeños, con un menor acceso al mercado de capitales, dispondrán de una mayor flexibilidad para cumplir con el colchón, mientras que las entidades con un acceso al mercado más fácil tendrán un calendario más exigente, pues tienen menos trabajo por delante.

Precisamente la semana pasada BBVA realizó una emisión por importe de 1.000 millones de euros en deuda perpetua (CoCos, en la jerga) que es computable para MREL. CaixaBank también emitió 1.000 millones, pero lo hizo en deuda senior, que tiene menos riesgo y no sirve para llenar los colchones de capital que le exigirán las autoridades de la Unión Europea próximamente.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING