Lunes, 19.08.2019 - 13:04 h
La entidad reparte un dividendo ordinario el jueves

​El 'megadividendo' de Bankia se retrasa ante la incertidumbre regulatoria de la UE

El banco nacionalizado está comprometido a distribuir 2.500 millones antes de 2020, pero aún no se ha decidido cuándo repartir el exceso de capital.

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri / EFE
El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri / EFE

La incertidumbre regulatoria respecto al capital que deben mantener los bancos de la Unión Europea (UE) está retrasando la posibilidad de que Bankia reparta este año 800 millones de euros entre sus accionistas. La entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri, así como muchas otras entidades españoles, aún no ha recibido la comunicación oficial de Bruselas sobre el ‘colchón’ mínimo de capital y deuda anticrisis que debe mantener para poder rescatarse por sí misma en caso de problemas, lo que está aplazando la decisión sobre distribuir el exceso de capital este año o más adelante.

Estaba previsto que la Junta Única de Resolución (JUR) comunicase a las entidades españolas que no tienen presencia significativa fuera de la zona euro el requerimiento mínimo de fondos propios y pasivos admisibles (MREL, por sus siglas en inglés) durante el primer trimestre de 2019, pero esta comunicación aún no se ha producido de manera formal. Así las cosas, en Bankia no quieren tomar una decisión hasta tener la certeza de cuál es el capital que los supervisores y reguladores consideran necesario para el banco.

“Aún no hemos tenido la carta del MREL”, señaló a finales de marzo el consejero delegado de la entidad, José Sevilla, quien lamentó que el actual entorno regulatorio del Viejo Continente genera “incertidumbres de capital a futuro”, aunque tanto el mercado como el Banco Central Europeo (BCE) recomiendan a las entidades mantener un nivel de capital CET1 ‘fully loaded’ del 12%, el mismo umbral que fijó Bankia para repartir su exceso de solvencia.

La entidad alcanzará un nivel de capital del 12,51% una vez cierre la venta de activos tóxicos por importe de más de 3.000 millones de euros a Lone Star. Estos 51 puntos básicos por encima del 12% suponen que Bankia cuenta con un excedente de capital de 418 millones que podría distribuir entre sus accionistas y que se añadirían a los 358 millones que les va a otorgar este jueves con cargo a las cuentas de 2018. De estos 776 millones, algo menos de 500 millones irían a parar a las arcas públicas, ya que el Estado es titular del 61,4% del capital Bankia.

Sea como fuere, el equipo directivo del banco, según fuentes cercanas, es partidario de esperar por el momento a ver cómo evoluciona el escenario regulatorio y mientras tanto generar un colchón de capital aún mayor antes de distribuir el exceso acumulado entre los accionistas, lo que hace pensar que aún habrá que esperar para el ‘megadividendo’ de Bankia, cuyo reparto en todo caso no se cuestiona. De hecho, la entidad está comprometida a distribuir 2.500 millones de euros en dividendos hasta finales de 2020, un objetivo que se cumplirá “sea cuál sea el escenario de tipos de interés”, según ha manifestado Goirigolzarri.

El 30% de plan estratégico depende de los tipos de interés

Lo que sí podría estar en duda, aunque el banco aún no lo haya reconocido públicamente, es el objetivo de beneficio de 1.300 millones de euros en 2020, ya que según fuentes del mercado, el 30% del plan estratégico 2018-2020 de Bankia depende de que suban los tipos interés, circunstancia que no está en manos de los gestores de la entidad. Actualmente, no se prevén subidas de tipos durante 2019 y en el mercado incluso se duda que se vayan a producir en 2020.

De los más de 22.400 millones de euros inyectados en Bankia durante su rescate, se han recuperado por el momento 3.083 millones. Más de la mitad, 2.122 millones, se han obtenido vía privatización -1.304 millones de euros resultado de una colocación del 7,5% del capital en enero de 2014 y 818 millones por la venta del 7% de diciembre de 2017-, mientras que los 961 millones restantes se corresponden con dividendos ordinarios.

No obstante, para recuperar el 100% de las ayudas públicas aún faltarían unos 19.000 millones de euros. Teniendo en cuenta que la participación estatal en Bankia vale actualmente unos 4.600 millones de euros, solo se recuperaría un tercio. A fin de maximizar la recuperación, el Gobierno amplió en diciembre el plazo de privatización, pero las perspectivas de negocio para el sector bancario no son halagüeñas.

Ya lo dijo Ignacio Garralda, presidente y consejero de Mutua Madrileña, hace un mes: “Creo que la banca está barata porque tampoco es tan gran negocio. En principio, tiene algunas ventajas, pero la presión regulatoria es de tanta intensidad que en tener un banco pequeño tampoco vemos grandes ventajas hoy por hoy”.

Ahora en Portada 

Comentarios