Sábado, 20.10.2018 - 11:18 h
Asesor de confianza de la antigua cúpula

Botín ficha al hombre clave de su padre que hizo las grandes ventas del Santander

Andrea Orcel, el nuevo consejero delegado, cerró importantes operaciones junto a Emilio Botín en los últimos 20 años: Abbey, ABN Amro, Sovereign...

Andrea Orcel, Ana Botín y José Antonio Álvarez
Andrea Orcel, Ana Botín y José Antonio Álvarez / Santander

Andrea Orcel es el nuevo hombre de confianza de Ana Botín en el Santander. El suizo con nacionalidad italiana aterrizará a principios del próximo año en el cuartel general de Boadilla del Monte como consejero delegado. Llega a España desde lo más alto de Wall Street con el objetivo de impulsar al Santander como "el mejor banco comercial" en los países en los que opera. Orcel ocupará el puesto de José Antonio Álvarez, ascendido a presidente ejecutivo de Santander España y vicepresidente del banco en sustitución de otro histórico, Rodrigo Echenique.

El hasta ahora CEO de UBS Investment Bank es un perfecto conocedor de la entidad española y de la forma de trabajar de la veterana saga Botín. Santander es para el nuevo ejecutivo un banco con el que se implicó y con el que colaboró en el pasado de forma muy estrecha. En concreto, participó activamente en las operaciones más importantes que cerró Santander durante la etapa de Emilio Botín en la presidencia. Por eso la entidad destaca de él que "entiende y comparte nuestros valores y cultura". Es considerado prácticamente como uno más 'de la casa'.

Orcel, efectivamente, trabajó codo con codo con Emilio Botín en los últimos veinte años. Lo hizo desde la distancia, desde Bank of America y desde Merrill Lynch, pero tomando parte (y generando importantes comisiones) en las compras y ventas internacionales más destacadas del Santander. Botín y Orcel, Orcel y Botín. Ambos funcionarios como un tándem durante años. Ahora, el nuevo CEO se pondrá al frente de los 200.000 empleados de la entidad de la llama roja con un encargo muy específico: la "construcción de plataformas digitales integradas para el grupo, al tiempo que preservar el modelo de filiales".

Abbey, Sovereign, Banespa...

La lista de operaciones conjuntas entre Orcel y Botín es 'de campanillas'. La compra del británico Abbey en 2004, la del holandés ABN AmRo en 2007 por parte del consorcio formado por Royal Bank of Scotland (RBS), Fortis y Santander, la del estadounidense Sovereign en 2008, la del también británico Alliance & Leicester en 2010. Antes, en 2000, el dúo Botín y Orcel adquirieron el brasileño Banespa y en 2010 el polaco Zachodni. Y también hicieron ventas conjuntas, como la del italiano Antonveneta en 2007 y que generó a la entidad española una plusvalía de 2.400 millones en apenas unos días.

Pero la relación entre Orcel y Emilio Botín trascendía más allá de sus negocios conjuntos. El nuevo CEO del Santander se consideraba un "amigo" personal del banquero español. Cuando falleció, en septiembre de 2014, le dedicó estas palabras: "Hemos perdido uno de los líderes más importantes de la banca global en una generación. Era una inspiración personal y profesional para muchos, y para mí personalmente era un amigo cercano, asesor y mentor. Todo el mundo que le conoció recordará su humanidad, la cortesía con todo aquel que encontraba y su profundo amor por la familia".

"Estoy muy orgulloso y contento de ir a Santander como consejero delegado y trabajar con Ana, José Antonio y todo el equipo para que Santander siga siendo una referencia de la banca mundial. Mi prioridad inmediata es reunirme con tantos colegas como sea posible y conocer su visión sobre el banco", afirmó ayer un Orcel que sustituirá en el consejo a Juan Miguel Villar Mir.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios