Martes, 16.07.2019 - 09:14 h
Formación a la plantilla

Santander enchufará a su red todas las oficinas del Popular en el norte en 10 días

El banco que preside Ana Botín completará la integración tecnológica de unas 325 oficinas del Popular el próximo 17 de marzo.

Banco Popular
Santander enchufará a su red todas las oficinas del Popular en el norte en 10 días. / A.I.

Ana Botín está cumpliendo a rajatabla con el calendario establecido para la integración del Popular. Así, está previsto que todas las oficinas del Grupo Santander en la Cornisa Cantábrica operen bajo una misma red informática a partir del próximo 18 de marzo, una vez concluya la cuarta oleada de las nueve con las que la entidad quiere acometer la migración tecnológica en España del Popular, adquirido al precio simbólico de un euro tras su resolución en la noche del 6 al 7 de junio de 2017.

En concreto, Santander quiere conectar los sistemas informáticos de un total de 200 oficinas del Popular a los suyos en el fin de semana del 16 y 17 de marzo. En este grupo de sucursales se incluyen las que restan por integrar del Pastor en Galicia y las de Popular en Asturias, Cantabria y País Vasco. De este modo, una vez se complete esta oleada, el banco cántabro ya habrá completado la integración tecnológica de unas 325 oficinas, todas las que poseía Popular en la zona más septentrional de la península. En el momento de su resolución, la entidad contaba con un total de 1.615 oficinas en España.

La integración tecnológica consiste en trasladar las bases de datos de los clientes del Popular a los sistemas de Santander y se trata de un proceso crítico en toda fusión bancaria, como demostró Sabadell con TSB, integración que se saldó con sobrecostes de 460 millones de euros y con algunos de los principales directivos del banco catalán declarando ante el Parlamento Británico ante los problemas que habían experimentado los usuarios de su filial en Reino Unido para acceder a sus cuentas.

El banco que preside Josep Oliu optó por acometer la integración tecnológica en un solo fin de semana, siguiendo el modelo 'big bang'. Santander, en cambio, ha preferido realizar en proceso de forma paulatina y en diversas fases, por lo que el proceso, que arrancó en Galicia el pasado mes de noviembre, está previsto que concluya en julio. Tras el norte de España se procederá a integrar a partir de abril la zona de Levante, para después continuar con Cataluña y Madrid y concluir el proceso en julio con Andalucía y Extremadura. Una vez completada la migración, que hasta el momento se ha saldado sin incidencias técnicas de consideración, los clientes de Popular mantendrán los mismos números de cuenta y de tarjeta.

En un principio, se escogió Galicia para empezar la integración ya que este territorio contaba con clientes de Pastor y Popular, lo que elevaba el grado de complejidad de la operación y porque existía un alto grado de solapamiento en las redes de ambos bancos. En marzo de 2017 había un total de 229 oficinas de Pastor en territorio gallego y, tras el proceso de 'rebranding', prácticamente la totalidad de ellas ya cuentan con la cartelería roja del Santander.

Estrés en la plantilla

A pesar de que no se han registrado problemas técnicos, fuentes sindicales sí que critican la forma en la que Santander está impartiendo la formación a la plantilla de Popular y Pastor. En este sentido, aparte de un curso online "muy básico", la formación 'en el terreno' está corriendo a cargo de exempleados de la entidad que preside Ana Botín que fueron prejubilados en EREs anteriores y que desconocen la operativa bancaria actual, según lamentan algunos de los representantes de la plantilla, que piden a Santander trasladar temporalmente a las oficinas del Popular a trabajadores especializados en banca de empresas, entre otros perfiles, para ayudarles con la operativa diaria y así no perder clientes.

Además, los sindicatos aseguran que ante la proximidad del nuevo ERE para la reestructuración de la red, que está previsto que afecte a entre 2.000 y 3.000 trabajadores, los cargos intermedios están presionando en exceso a la plantilla para cumplir objetivos de producción, todo ello en el marco de la integración informática, lo que eleva el estrés de la plantilla. En cualquier caso, desde CC.OO, como sindicato mayoritario, son conscientes de los esfuerzos que está realizando Santander para atender a las demandas de los trabajadores.

Ahora en Portada 

Comentarios