Lunes, 24.09.2018 - 10:20 h
Saneamiento en el crédito al consumo

Santander saca provecho a los impagos: gana 200 millones con la venta carteras

Su franquicia de financiación al consumo coloca carteras con 791 millones, en su mayor parte en Alemania y Noruega, y al 24% del valor nominal.  

El Santander tiene listo el blockchain en Reino Unido, México, Brasil... y España
Santander saca provecho a los impagos y vende carteras. / L. I. 

El Santander ha colocado el pie en el acelerador para limpiar balance y no solo con la voluminosa carga que arrastraba el Popular. Su financiera Santander Consumer se sacó de encima casi 792 millones de euros en préstamos con impagos el pasado ejercicio a cambio de ingresar 192,8 millones, que van directos al colchón de plusvalías porque al tratarse de financiación al consumo la exposición dañada se encuentra íntegramente provisionada a los pocos meses de fallar.

La ‘limpieza’ de carteras morosas forma parte de la rutina del Santander Consumer para mantener sólidos ratios de calidad, pero con la mejora de la economía y el consumo apresura con mejores réditos. El año previo había logrado ingresar 131 millones de carteras con un valor nominal de 611 millones o, lo que es lo mismo, vendió al 21% de la exposición donde ahora extrae un 24,3% de rentabilidad. Y dos años atrás se libró 473 millones en impagos por otro 21% o 105,7 millones en talón.

El último ‘saneamiento’ equivale a un rédito próximo al 15% de los 1.291 millones en beneficio atribuido con que selló el ejercicio, según se extrae de la información anual de la entidad registrada en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNM). Son resultados que exceden en mucho el ratio de entre el 2 y 5% que suele obtenerse en la desinversión de créditos al consumo fallidos.

La entidad no detalla la tipología de activos incluídos en los portfolios y es factible que incluyan cierta exposición inmobiliaria que suelen dejar márgenes muy superiores al contar con viviendas, parking u otros activos de colateral que se pueden adjudicar y enajenar cuando el cliente  desatiende la deuda y se ejecuta; ya que la financiera rueda cierto negocio hipotecario en algunos mercados.

Aún cuando la venta de activos dañados es una tarea habitual la desinversión afectó el pasado ejercicio, casi por vez primera, a la mayoría de los mercados donde opera y con especial incidencia en Alemania, Italia, Noruega y España. Sus filiales allí radicadas enajenaron  portfolios con una exposición de entre 113 millones y 267 millones.

En año anterior el foco se había centrado casi exclusivamente en poner a punto la cartera germana ya que concentró allí el 83% de las colocaciones, apenas afectó a Italia y dejó fuera a Finlandia y Portugal, y en España se estrenó en la venta de deuda fallida con la filial que comparte con El Corte Inglés.

El esfuerzo contribuyó a reducir su morosidad a un 2,18%, una tasa de inusualmente reducida para la financiación al consumo, y con una hucha de provisiones en valores que cubren casi al cien por cien la exposición dañada, pese a que la cartera de financiación aumentó un 5,23%. 

Casi el 80% del beneficio procede de autos

En la actual situación de márgenes estrechos por los tipos de interés a cero y con un euríbor en negativo, el crédito al consumo es un negocio preferente para cualquier banco en la medida que sus márgenes multiplican en varias veces el rédito que deja el negocio hipotecario. Para el Santander la prioridad se articula en el crédito a través del canal digital (incluído el móvil), las tarjetas, cuya prescripción está intensificando con la estrategia 123, y la financiación a automóviles. 

El acuerdo suscrito con el fabricante galo de automóviles PSA en 2014 para rodar joint ventures en once mercado ha casi transformado su cartera. Ahora y gracias a dicho acuerdo el 76% del beneficio lo genera directamente en el ramo de financiación de automóviles, que aportó 990 de los 1.291 millones a los que ascendió el resultado atribuido. Las unidades bajo la alianza vieron crecer, de hecho, la financiación un 11,8% el pasado año, casi cuatro veces el desarrollo conseguido en el crédito puro al consumo. Sin embargo en España este acuerdo exclusivo con PSA le penalizó en cuentas como Kia y Opel, que se decantaron por Cetelem, al preferir un proveedor 'independiente'.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios