Miércoles, 18.09.2019 - 06:42 h
Recomienda un enfoque prudente

El BdE aplaca la psicosis por el IRPH: "La banca no tendrá problemas de solvencia"

El supervisor cree que el nivel de capital de las entidades es suficiente para hacer frente a cualquier tipo de revés judicial que pudiera surgir.

Sede del banco de España
El Banco de España constata la reducción de la deuda privada. / L.I.

El Banco de España considera que el nivel de capital de las entidades es suficiente para hacer frente a cualquier tipo de revés que pudiera surgir por el IRPH (Índice de Referencia de Precios Hipotecarios) cuando la justicia europea adopte su decisión final al respecto de este indicador. "El sistema bancario español tiene una sólida posición de solvencia, por lo que estaría preparado para absorber los posibles efectos que pudieran derivarse del proceso en caso de que (la sentencia) resulte desfavorable", dicen fuentes cercanas al organismo que dirige Pablo Hernández de Cos.

Y es que el supervisor estaría tratando de aplacar la psicosis que ha generado en el conjunto del sector financiero la exposición de más de 17.000 millones de euros de las entidades españolas a las hipotecas referenciadas a este índice, cuya comercialización por parte de la banca está pendiente de ser validada por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) en su sentencia definitiva, que presumiblemente llegará a finales de este año o a comienzos de 2020.

Pese a que el Banco de España ya ha descartado la posibilidad de que el IRPH se salde con un golpe de 60.000 millones para el conjunto de bancos -un escenario catastrófico que sí podría llegar a comprometer la solvencia de algunas entidades-, el IRPH sigue siendo un asunto "muy relevante" y uno de los principales riesgos que afectan al sector financiero, al nivel de la incertidumbre económica global o del escenario de bajos tipos de interés.

El supervisor recomienda prudencia máxima

De hecho, las fuentes consultadas por este medio advierten que, desde una óptica supervisora, "sería deseable" que las entidades tengan la "máxima prudencia" a la hora de valorar los posibles efectos de una eventual resolución desfavorable por parte del TJUE. No obstante, esta recomendación no pilla por sorpresa al sector, pues el Banco de España ya instó a realizar una correcta cuantificación de los riesgos asociados al IRPH y a implantar medidas de gestión y prevención que mitiguen su posible impacto en su último informe sobre estabilidad financiera.

En cambio, lo que sí que está en juego es el dividendo que las entidades tienen previsto cargar a las cuentas del ejercicio 2019. Algún banco de inversión, como KBW, ya ha alertado sobre esta posibilidad y el Banco de España ha recomendado en los últimos meses limitar el reparto de beneficios y otorgar parte de ellos en acciones, una política que se conoce  como 'scrip dividend' y que contribuye a reforzar el capital de la banca española, que en términos de CET1 (la ratio más utilizada para medir la solvencia de las entidades) se encuentra a la cola de Europa.

En el mercado teme provisiones a gran escala

Teniendo esto en cuenta, Goldman Sachs advierte de que si el TJUE se pronuncia en la línea en la que lo hizo ayer su abogado general, es posible que la banca necesite efectuar "provisiones legales a gran escala" por "motivos prudenciales" y para anticiparse a un incremento de los litigios. Es más, en una nota remitida ayer a sus clientes, el influyente banco de inversión de Wall Street, incidió ayer en el enfoque conservador que están adoptando el supervisor para acotar al máximo los riesgos legales.

El abogado general de la UE es una suerte fiscal comunitario que ayer concluyó que el mero hecho de ser un índice oficial no hace al IRPH transparente. Por tanto, emplaza a los jueces españoles a estudiar si el índice es abusivo o no, un aspecto que se debería dirimir caso a caso, según la opinión que emitió Maciej Szpunar, que suele coincidir con la del TJUE, aunque no es vinculante en ningún caso.

El Banco de España evitó ayer realizar una valoración jurídica de estas conclusiones, aunque fuentes oficiales de la institución aseguran que, como es lógico, se está siguiendo "con atención" el devenir de todo el procedimiento en el marco de sus competencias y en el contexto del Mecanismo Único de Supervisión (MUS), lo que quiere decir que el Banco Central Europeo (BCE) también está pendiente al tanto del caso.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios